29 de septiembre de 2016

Subcero

Aparte de la economía de la hermana de Epis, existen muchas otras economías tristes en sus cercanías, en sus proximidades.

Hasta el momento , durante estos relatos secuenciales, puede parecer que hay muchas personas que carecen de ambición en la vida. Evidentemente, esa condición solo pueden contemplarla los ambiciosos que, cómo es de perogrullo, la conocen muy bien, pues han luchado por sus ambiciones durante años de juventud e, incluso, de madurez. No obstante, elegir una vida ambiciosa o sencilla no es ni mejor ni peor desde la visión Carenada de las cosas, si no fuese así no podría hablarse, ni escribirse, sobre el precioso concepto llamado: Libertad.

Aclarado este punto, sigo contando. Epis conoce a muchas personas, pues es muy sociable y liberal. Una de ellas es un tal El Cano que, curiosamente, escribe historias y no las presenta a concursos. En su sino , y en su fuero interno, considera que concursar por todo es obsesivo y, para intentar hacerse comprender, recurre a una metáfora muy útil, o parrafada psicótica.

Supongamos que hay un concurso de flores, porque a los humanos se les hubiese ocurrido una competición para determinar la flor más bonita de mundo. ¿Cual sería la elegida? ¿Debería ser un asunto asambleario? ¿Debería ser un asunto de expertos floristeros y floristeras? ¿Debería ser un asunto de botánicos? ¿Quizás... un asunto de mujeres y homosexuales?
Es evidente que el sistema que tenemos montado llama a la competición, pero se convierte en un asunto lúdico, generalizado, y dirigido obsesivamente hacia muchísimas áreas humanas, animales, y de las cosas. Me parece, sinceramente, un error dentro del sistema. ¿Por qué tengo que competir sí solo quiero expresarme? Ya me leerán sí a alguien le parece interesante , o divertido, lo que escribo. El tiempo puede hacer milagros, y su contrario. El tiempo sabrá.

El Cano, inevitablemente, es un escritor pobre y sin reconocimiento social. Pese a ello continua escribiendo. Actualmente está buscando alguien que le financie sus necesidades e historias. Encima, por sí fuera o fuese poco, está endeudado. Su economía es subcero, pero no deja de teclear.


Continuará...

5 comentarios:

  1. "Supongamos que hay un concurso de flores, porque a los humanos se les hubiese ocurrido una competición para determinar la flor más bonita de mundo. ¿Cual sería la elegida?"

    Tu hubieras votado queso Flor de Esgueva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Capullito de alhelí29/9/16 20:50

      O por el cardo borriquero

      Eliminar
  2. Antepenúltimo mohicano29/9/16 13:48

    Dimite la ejecutiva entera de la organización del concurso floristero de Carenado

    ResponderEliminar
  3. Astrophisycal Journal29/9/16 18:31

    Un satélite de la NASA capta un estallido de rayos gamma saliendo por la ventana del cuarto de baño de Carenado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su retrete debe haber sufrido otro síndrome de China.

      Eliminar