18 de septiembre de 2016

Estelas Fantasma



El viernes por la tarde observé, de nuevo, extraños aviones sobre el cielo. Me encontraba cerca de Zalamea La Real (Huelva) y pude ver perfectamente aviones en trayectorias cruzadas en cuadrícula con una estela tenue, y se hizo la luz en mi mente de patata cocida. ¡Sus mulas toas! Ahí están de nuevo y han encontrado la solución a las posibles quejas de la población sembrada.

- ¡La invisibilidad de las estelas!
- ¡Bravo!

En esta coyuntura ,a buen seguro patentada e incrementadora de mi paranoia, resulta mucho más difícil confirmar la siembra de cielos, y se convierte en algo más conspiranoico aún. A partir de este punto cualquier opinión al respecto es mucho más conjetura, fantasía, o imaginación, que antes. Las estelas eran demasiado evidentes y han resuelto el problema de la posible queja en la población. Ahora las estelas son invisibles y se han quitado las posibles quejas de la ciudadanía sembrada. Punto. Alucino ante tanta perspicacia ¡Jajaja ! ¡Qué inteligencia!

La semana pasada hubo un día que llovió tela marinera por Sevilla y alrededores, incluso por gran parte de Andalucía. Fue curioso observar por la tarde, cuando las nubes se fueron casi de golpe, nubes finas y en rejilla en el cielo. Qué cosa tan natural. No se veían los aviones cisterna, porque los aviones ya habían pasado, pero las nubes en forma de perfecta cuadricula eran evidencia total. ¡Flipé!

Este tipo de eventos me llevan a extrañas conjeturas y manipulaciones posibles sobre lo que sucede sobre las cabezas de los sevillanos, onubenses y, a todas vistas, españoles. A aquellos que estén realizando estas maniobras sin informar a las personas, que muy presumiblemente están pagando las facturas , tengo que dirigirles algunas palabras delicadas:

- Doy palmas ante vuestra estupidez. Agradezco vuestra psicopatía, y me duele que tengáis poder para tomar las decisiones que tomáis. ¡Vomito!

Ante tamaños despropósitos desinformativos tengo que escribir que mi especie, ésta que se cree superior a muchos otros entes o seres, es tristemente estúpida. Mis jefes y gobernantes universales, antes que locales, dan fe de ello.


Ya no puedo opinar sobre estos asuntos de siembra como antes. A partir de hoy, incluso hoy, ya pertenezco al gremio de los conspiranoicos asegurados. ¿Seré bienvenido?

Saludos desde la miseria. Ojalá vuestra superioridad sea normalidad. Me duele la enajenación mental de los jefes de los sembradores, sus psicopatías, y sus psicópatas. Me parece que hay demasiados psicópatas con poder. Es una pena. La enfermedad de los enfermos no debería tener poder sobre otros seres.

Posdata: Las imágenes de las estelas de arriba son del día 17 de Agosto de este año. Durante los incidentes conspiranoicos que narro en esta entrada, no me dediqué a fotografiar el cielo. Decidí ,solo, contemplarlo. El viernes del que escribo es el viernes 16 de Septiembre 2016.