20 de agosto de 2016

El Campo ,o la Montaña, Imposibles. Tercera Parte.


En la sierra de Aracena y Picos de Aroche, lugar donde se ama la naturaleza, el turismo, y el digno beneficio de los negocios locales, hay un cierto resentimiento ante las diferentes varas de medir que se aplican cuando hay que darle norma, y forma, a una finca rústica según sea propiedad de un homínido u otro. Según quien sea el homínido actúan unas normas, o las contrarias.

Parece que se cumple el principio de asimetría, o parcialidad administrativa, y , evidentemente, los principios de envidia y celo. Asunto de peso y de cabreo. Normal. Los homínidos se enfadan cuando se sienten injustamente tratados. Y he escrito, con todo el propósito, ”se sienten” pues no siempre se tiene acceso a la información necesaria que serviría, si existiese, para el juicio justo sobre las diferentes decisiones administrativas.


Al final, dados mis pobres recursos y la polémica, desestimé la iniciativa. Según la técnico de medio ambiente, que fue asertiva y educada, no quieren más asentamientos urbanos en la sierra, salvo que la finca sea grande y busque la explotación del medio respetando la conservación del parque Natural. Punto. 

En la práctica he visto, y me han contado, irregularidades ante estas proposiciones. Irregularidades como fincas rústicas pequeñas con casas grandes. No deseaba, ni deseo, ni desearé, que tiren la casa a alguien, pero tampoco me ha gustado que no me dejasen construir mi nueva cueva. Una cueva chiquitita. Me sentí injustamente tratado, aunque con educación. Y no me llevaron al cuartelillo, menos mal. 

Para mesurar las palabras de hoy, de esta saga de despropósitos sentidos y vividos, tengo que agradecer a la técnico de la Junta de Andalucía que en una primera entrevista nos pasase, a mi padre y a mí, un precioso manual con PORN/PRUG/PDS del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Entiéndase: Plan de Ordenación de Recursos Naturales, Plan Rector de Uso y Gestión, y Plan de Desarrollo Sostenible. Muchas gracias y saludos.

Continuará.