12 de julio de 2016

La Belleza Ampliada





Dada la reflexión del otro día sobre la expresión artística se hace necesaria una autopregunta en mi mundo de paradojas y absurdos:


¿Qué es el arte para Carenado?

Aunque pueda parecer atrevido e insensato en los siguientes párrafos voy a atreverme a opinar desde mi incompetencia de aprendiz perpetuo. Ser un simplista sitémico tiene su encanto ante tantas personas perfectas. Es genial eso de ser siempre un aprendiz, o intentarlo permanentemente. Me encanta desde siempre. Requiere una responsabilidad limitada, y por eso me gusta.

Voy al grano desde mi amada incapacidad parcial y permanente, antes que transitoria. El arte, que surge desde la expresión artística, está generalmente muy unido a la estética ,incluso, a la proporción de las formas y a la belleza. También está unido a cierta endogamia inevitable y, de vez en cuando , cuando surgen los genios del arte, el artísta-genio parece encontrarse por encima de toda la humanidad, o algo así. El artista se convierte en un mito y su obra perdura en el tiempo con un montón de expertos que endiosan sus creaciones humanas y , también, las envidian como otros seres humanos antes que ellos. Son cosas de animales. Pero, sinceramente, no quiero llevar esta reflexión por los derroteros de los mitos del arte, cuya existencia en el tiempo no niego como, por ejemplo, cuando se escribe sobre la obra musical de Sebastian Bach.
En mi caso solo quiero, deseo, ser más mundano, más cercano, más animal. Siento que ofenderé consideraciones ajenas, pero pido disculpas a todos a quellos , o aquellas, a los que dañe su orgullo o, también vale, su erudición. Es lo que tiene ser un simplista perpetuo.


Entender el arte como algo unido a la estética y a la proporción de las formas es una visión sesgada del arte. Lo siento. Siento que voy a molestar a algunas personas, perdonadme antes que nada.

Desde mi visión Carenada de las cosas la belleza y la expresión artística pueden ser homínidamente antiestéticas, pues la estética humana está limitada por nuestra experiencia común e, incluso, por nuestra biología.

¿Qué quiero decir con esto? 

Pues nada nuevo. Nada que no haya leído alguna vez en algún texto o libro interesante. Hay varios símiles en el mundo de la psicología de la educación:

- Un psicólogo educativo consiguió que a un niño no le gustase el tacto de los peluches...Cuando a todos los niños les gustaban los peluches suaves.
- El tutor de Emilio, el niño salvaje, fue incapaz de ponerle los zapatos o enseñarle más de dos centenares de palabras en francés...Cuando todos los niños gustan de jugar con los zapatos y de aprender a hablar, o semejante, para expresar sus proposiciones e ideas...

Esta es mi hipótesis sobre la belleza ampliada en varias proposiciones sinónimas, después relacionaré la belleza ,y la belleza ampliada, con la expresión artística y con el arte:

-La belleza ampliada como tal supera la belleza estimada por el animal homínido.
-Nuestra animalidad limita nuestra capacidad de percibir otras bellezas del universo de los objetos y sujetos que se mueven en el espacio tiempo de las cosas.
-Nuestro concepto de belleza está genéticamente sesgado.

Hay unos ejemplos que para mí tienen mucho sentido, aunque uno sea escatológico. Todos ellos expresan la belleza que hay más allá del hombre y su mundo de necesidades. Empiezo.

-Para una mosca mojonera una hez de otro animal es algo exquisito. A buen seguro que le gusta, y sí fuese más inteligente, podría recrearse con la experiencia culinaria sobre las mezclas de heces, algo equivalente; algo así.
-Para una sanguijuela la sangre fresca está buenísima.
-Para un camaleón comerse un mosquito es una exquisitez...

En estos ejemplos pocos humanos pueden encontrar  estética o belleza que llevar a la expresión artística, pero con la idea de la belleza ampliada es perfectamente posible. Exagerando, es algo así como cuando surgió la teoría heliocéntrica. Muchas personas estaban en desacuerdo.

Sobre esta reflexión podría decirse que los animales inferiores en tamaño y tiempo de vida no perciben la belleza, o lo bello, pero eso puede considerarse algo relativo a nivel universal. Esos animales inferiores en tamaño podrían ser , en otros mundos, seres con un cerebro grande, con un tamaño físico semejante al nuestro y con un tiempo de vida largo que les permitiría adquirir experiencia, aprender y expresarse, entre otras maneras, artísticamente...Y , en esa presumible coyuntura, las moscas inteligentes y mojoneras comerían con placer heces de otros animales.

Evidentemente, dado que soy un humano aunque metafóricamente sea un chimpancé,  me gustan muchos estereotipos de belleza humana y me cuesta contemplar la idea de la belleza ampliada y de la expresión artística ampliada. Que reflexione sobre estos asuntos no significa que renuncie a mi propia naturaleza animal y sus limitaciones. La filosofía Carenada es así. Gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario