23 de junio de 2016

Europa solo es Mercado I

No hay día que la prensa no me sorprenda con su inevitable parcialidad. Tal como ha dicho, y dice, el partido SAIN en sus frecuentes comunicados : El que paga, manda. Asunto que es inevitable, humano , y tremendamente lógico. Es hasta superlógico. Muchos, quizás demasiados, aconsejan prudencia hacia el poder, o hacia su representación ejecutiva tenga la forma que tenga. Es algo tremendamente razonable aunque cree, a todos los niveles posibles e imposibles, una relación clientelar, o actitudes conservadoras y aduladoras como única opción. Un tipo de relación que algunos critican, y todos aplican. Es, guste o no guste, lo que hay. Pero hoy, ahora, no quiero escribir sobre la muy alabada prudencia, sobre el razonable clientelismo y conservadurismo, o sobre las necesidades cubiertas y sus variaciones homínidas de carácter estratosférico, si no sobre ciertas palabras pronunciadas por los líderes europeos a finales del mes pasado.

Dice El País del 30 de Mayo de 2016: Las fuerzas de la división de Europa están aquí de nuevo” ...Parece ser que Fracois Hollande dijo: “La fuerza de la división y el repliegue está aquí de nuevo. Cultiva el miedo e incluso el odio y denuncia a Europa como la causa del mal...”
El artículo continúa expresando justificaciones relacionadas con la palabra unión. Que bonito es todo en la teoría y desde las tribunas. Que chungo se pone desde la arena del “circo romano”, desde la altura del ciudadano de a pié.

¿Qué esperaban los líderes europeos tras esta crisis que han sufrido ,y sufren, los de siempre?
¿Qué esperaban los líderes tras esta crisis que padecen los de abajo?

El escepticismo europeo, que se expresa , entre otras maneras, con el resurgimiento de los nacionalismos, era de esperar. Europa no ha sido, ni es, lo que se esperaba de ella, o lo que nos vendieron de ella. Solo ha sido ,y es básicamente, un mercado grande. Punto.
Todo lo demás , pintado como bonito y precioso equilibrio social implementado sobre los ciudadanos de la unión, ha sido, y es, agua de borrajas. Ha sido y es , desgraciadamente para muchos, una mentira o patraña.

Esta crisis ha dejado claro cuales son las prioridades de la Unión Europea: Los bancos y el mercado global. Evidentemente desde las tribunas, desde lo alto que es lo más bajo o vil, todo se ve diferente. Estoy cansado de la recurrencia egóica del poder, de su despropósito, de sus despropósitos. Lo mejor de la Unión Europea fue la apertura de las fronteras, poder circular libremente entre países. Y ya está.


Continuará.

3 comentarios:

  1. "El que paga, manda."

    Carenado boca abajo en la barra americana de la Ostra Azul.

    ResponderEliminar
  2. Carenexit pero ya!!!

    ResponderEliminar
  3. Carenado acusa a Abraham, Isaac y Jacob de heteropatriarcas.

    ResponderEliminar