21 de febrero de 2016

UE 0 UK 2 (Segunda Parte)

El mundo en que vivo, desgraciadamente, destaca por un montón de psicópatas no diagnosticados. Hay demasiadas personas insensibles tomando decisiones que afectan a otros. Lobos. Desde mi miserable visión de las cosas este mundo es muy mejorable. 

Como me dijo una vez Julio (bloguero y escritor): Nada nuevo bajo el sol. Hemos de localizar a los psicópatas y neutralizarlos de forma firme y pacífica, sin caer en las cazas de brujas o cosas parecidas, y , evidentemente, sin hacer salvajadas como las suyas. ¡OJO! No se trata de sustituir unos psicópatas por otros, como se ha hecho cientos de veces en el pasado -así lo veo desde mi tozudez-. Y una psicopatía muy extendida , por ejemplo, es la ludopatía. Sobre todo cuando hay acceso a dinero ajeno. Es , sencillamente, tentador usarlo en beneficio propio. ¡Ufff!

Nuestro sistema social, pese a su imperfección, tiene herramientas suficientes para , sencillamente, quitarles su poder. Pero este asunto de la psicopatía da para futuras reflexiones como la típica que dicta: ¿Quién vigila a los vigilantes? Y ahora solo quiero centrarme en la segunda parte del partido UE versus UK.

Si Europa no desarrolla su aspecto social, fuera parte de las estafas que puedan darse y que habría que controlar, esta Europa, que solo es un mercado gigante, fracasará como Unión. Será una autofagia inconsciente, y sobre esto están escribiendo muchos autores. Escuché en la tele, o en la radio, que Varoufakis está apretando estas reflexiones tras la última actitud británica consentida. Normal que haya cierta indignación ante diferentes varas de medir en la euro-zona.

Cualquier ente supra-estatal, o supra-nacional, como es en este caso la Unión Europea, debe desarrollar aspectos sociales como trabajo, protección, y ayuda externa a todo trapo, antes que ser un mercado de abastos gigante lleno de sinvergüenzas camuflados que solo quieren dinero, ludópatas, o poder, ególatras. Aunque suene “podemita”: no puede permitirse que lo lobos cuiden del rebaño, y que me perdonen los lobos por nombrarlos tanto. Hay que hacer que las ovejas piensen y colaboren entre sí negociando entre iguales. Estoy cansado de jerarquías egoístas, o cosa parecida. Estoy cansado de élite, o élites. ¿Soy un anarquista? ¿Soy un rojo? ¿Soy un currito parado? ¿Soy una trucha en una granja acuícola? Hummm... ¿No soy?

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario