18 de febrero de 2016

San Justo (Conmutación Karma IV)



Ayer hubo otra conmutación de tres personas. Tres gestores de la consejería de sanidad fueron llevados a urgencias del hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, y tres enfermeras, DUE, aparecieron en las oficinas de la Consejería de Andalucía, Sevilla. Tras cierto caos en el hospital onubense , al límite de la falta de asistencia, reaparecieron las enfermeras y los gestores de la consejería terminaron, evidentemente, en Toledo.

La Consejería no notó la ausencia, pero el hospital sí. El ente, que algunos llaman San Justo, está gritando, mediante sus intervenciones, que estamos haciendo las cosas mal y que , sencillamente, tenemos que minimizar las insensateces egoístas. Como le gustaba decir a Sabat, filósofo griego: ¡Basta!

Los gestores egoicos, como muchos otros no intervenidos aún, y adaptados a un sistema injusto de representación, en tanto en cuanto solo representa sus intereses en un teatro de títeres, parecen no haber entendido el mensaje, aún.

¿Conseguirá Justo su propósito de cambio?
¿Está alterando Justo el libre albedrío?
¿Existe, realmente, el libre albedrío?

Hoy ha vuelto a repetirse la conmutación karma. Cinco gestores públicos de asuntos sociales, dos de ayuntamientos, dos autonómicos, y uno de diputación, han sido teletransportados a diferentes casas de marginados sociales. Los circo marginados, adultos y varones, han aparecido en el congreso de diputados de Madrid. Su presencia repentina en la M30 del parlamento ha sorprendido un poco y , dada la redundancia del fenómeno en los últimos tiempos, han sido tratados con respeto. Están esperando que se revierta el fenómeno, aunque puede ser que no sea así.

Los gestores públicos, que saben que tarde o temprano serán enviados a Toledo, están pasándolo regular. Dos de ellos llevan tres horas con una familia gitana de las Vegas (Sevilla) donde les están preparando unos serranitos de lomo con papas. Otros dos han aparecido en un asentamiento chabolista madrileño donde están siendo increpados con un poco de violencia física , empujones, y mucha verbal , insultos. Y el gestor solitario de diputación ha aparecido en un invernadero almeriense lleno de verduras y subsaharianos.



Los servicios nacionales de seguridad, e incluso los servicios de seguridad de otros países, están trabajando a destajo para averiguar lo que está sucediendo con el ente bautizado como San Justo. A parte de todo esto Granados está estudiando los casos españoles que han terminado en Toledo. Al perfil sicológico de los gestores que van llegando al lugar ha añadido un factor que Granados denomina: pereza. A parte de su inteligencia social, son personas poco trabajadoras, con poca productividad, de esas que se pierden más que una diez once en un taller mecánico.


Mientras algunos gestores , públicos y privados, se están marchando de sus puestos, otros están ocupando  y deseando ocupar las vacantes, pese al riesgo de conmutación Karma. 

-Alcanzar cierto poder social y económico no me va a costar la vida -comenta uno de los nuevos gestores. Intentaré trabajar para la comunidad. -añade. Creo que a San Justo le caeré en gracia.


3 comentarios:

  1. "Como le gustaba decir a Sabat, filósofo griego: ¡Basta!"

    Ah si. Fue en tu recital de poesía.

    ResponderEliminar
  2. "¿Conseguirá Justo su propósito de cambio?

    ¿Está alterando Justo el libre albedrío?

    ¿Existe, realmente, el libre albedrío?"


    ¿Seguirás comprando alargadores de pene?

    ResponderEliminar
  3. Daily a los pedales18/2/16 14:57

    Carenado se proclama vencedor en la etapa prólogo de la vuelta ciclista al Tirolínea, entre Quimita Flores y El Viruta.

    ResponderEliminar