31 de enero de 2016

Conmutación Karma II

El fenómeno que habían llamado Conmutación Kármica seguía extendiéndose. El caso de los pirineos parecía haber sido el primero. No había supuesto el fallecimiento de nadie, aún. Los gestores teletransportados a los pirineos, cuando estaban a punto de congelarse, habían sido transportados nuevamente a urgencias de un Hospital de Toledo. Uno de ellos sufrió un pequeño ataque de nervios congelados, pero todos sobrevivieron a la experiencia.

Hace pocos días un grupo de gestores de una empresa extensiva de cereales había terminado en una aldea africana con un pozo de agua situado a diez kilómetros, con hambruna, y con una gran sequía. Los teletransportados , en esta ocasión, tuvieron que andar diez kilómetros descalzos para terminar en el mismo hospital de Toledo. Dado que siempre hay conmutación, cuatro africanos aparecieron en un restaurante con la cuenta pagada , precisamente, por los gestores que fueron a África y , después, a Toledo. Los camareros del restaurante Afrodita recibieron una comanda pagada que dictaba en su transferencia asociada: Almuerzo pagado para cuatro africanos que aparecerán el 6 de Febrero de 2026 en la puerta del restaurante. Cuando aparecieron los africanos les dieron de comer y después no supieron que hacer con ellos. Sobraban mil euros de la transferencia realizada.


Muchos gestores de empresas importantes están muy asustados, han comenzado a reflexionar sobre qué están haciendo para conseguir dinero para los socios de su corporación. Los jefes temen que las cosas dejen de funcionar como lo han hecho anteriormente. ¿En quienes delegarán ahora sus objetivos de máximos beneficios con el temor que está surgiendo? ¿Qué está sucediendo en Toledo? ¿Por qué todos los gestores terminan allí?  

Continuará...

Conmutación Karma

Violeta había tomado el sendero obligado. La empresa necesitaba terminar el inventario forestal antes de que terminase el año en curso. Desde arriba, desde la jerarquía, habían decidido que el asunto era urgente y en consecuencia el equipo de Violeta, constituido por dos varones y dos hembras, debía terminar las cinco parcelas pendientes antes de que terminase el año en curso.

El inventario estaba siendo duro en estos momentos, pues estar en los pirineos en pleno mes de diciembre suponía un gran esperpento organizativo. Las prisas en las altas esferas del sillón prioritario habían decidido que era muy importante terminar las parcelas de los pirineos antes de fin de año, para poder facturar el área.

Violeta y compaña, en pos de su obediencia profesional, iban a tener cinco días muy duros por delante. La nieve presente iba a obligarles a caminar con raquetas y con ropajes que llevaban a los miembros del equipo a una configuración tipo albóndiga.

El primer día había sido muy duro, y uno de los compañeros presentó síntomas de congelación en uno de los pies, a parte de sabañones abundantes para los cuatro de marras, para los cuatro de la nieve.

El segundo día, de los cinco necesarios, habían dejado el cuatro por cuatro , con sus cadenas, cerca de un cerro tremendamente vertical, empinado al máximo, en configuración de cohete en hangar. Durante el recuento nevado, por el objeto que predominaba sobre los árboles a inventariar, Violeta fue la que se encontró el extraño objeto en forma de toroide dorado, o flotador gigante de oro. La curiosidad llevo a los cuatro a tocar el objeto en un momento común, y el contacto simultaneo les llevó ,inexplicablemente, a parar a una cálida oficina situada en algún lugar desconocido de nuestra preciosa España.

Investigaciones posteriores determinaron que cuatro gestores del contrato se habían teletransportado a los pirineos, y los cuatro peones a una oficina. Fue una conmutación. Nadie se la explica. Gestores de otras empresas, que supuestamente han entendido el mensaje, han decidido establecer un nuevo protocolo:
¡Prohibido tocar objetos extraños en el tajo! Parece que los gestores de trabajos duros, o de riesgo, que realizan otros, han entendido perfectamente el mensaje. Bravo. 

El fenómeno ha comenzado a extenderse por todo el mundo...

29 de enero de 2016

Sembradores de Incógnito

El mismo sábado que fui a ver partir a mis amigos hacia Tenerife me dediqué a observar como sembraban el cielo. Y no sembraron solamente el cielo durante el Sábado, sino que la actividad duró hasta el lunes, hasta el lunes de esta semana en que estamos. Observé tres días de siembra sobre los cielos de Huelva y Sevilla. Flipo ante la falta de información en los medios, alucino.

Dado que es tan frecuente he comenzado ha hacerme preguntas sencillas. Preguntas cuya respuesta ignoro, pero dado que está de moda hacerse preguntas e inventarse las respuestas, me parece razonable hacerme preguntas lógicas y reflexionar sobre las  presumibles respuestas lógicas, aunque pueda estar equivocado.

Evidentemente, son preguntas lógicas que solo son hipótesis sin tesis por falta de recursos. También puede entenderse que solo son especulación bien intencionada, especulación Carenada. Comienzo para nada. Comienzo como siempre, aunque lleve un rato tecleando en el absurdo antropocéntrico, en el absurdo Carenado de un animal que teclea bañado en indignación.

Está publicado que los cielos, asunto que incluye a las preciosas nubes, pueden ser bañados con productos para conseguir diferentes propósitos: favorecer la lluvia o la descarga del agua de las susodichas nubes que se sobrevuelan, disolver nubes para evitar la lluvia, evitar la formación de granizo en las precipitaciones, etcétera. Solo voy a centrarme en estas tres posibilidades para elaborar breves conjeturas ,o hipótesis, que no puedo demostrar por falta de medios. La pobreza es una de las cosas que tiene, no suele permitir el acceso a demasiada información, aunque parezca lo contrario en la redundante información de los pobres medios de masas. Pobres medios por sus libertades perdidas desde mi visión de las cosas, desde mi visión de los sesgos aparentemente inevitables. Un sesgo inevitable es, por ejemplo y como le gusta decir a mis amigos del partido SAIN: El que paga manda. Sencillamente, aunque no guste, el poder del gran pagador es un elemento segregacionista de facto, sobre todo cuando se usan lugares comunes, lugares de todos, sitios sin aparente propiedad privada, sitios como los cielos de España y otros lugares.


Un interesado en que no haya nubes es todo aquel pagador que necesita, o está muy interesado, en que haya muchos días de sol para aprovechar su energía, o para no perjudicar un cultivo, o para no tener que pagar pólizas de seguros...

Un interesado en que las lluvias suelten su agua puede ser todo aquel pagador que necesita, o está muy interesado, en que sus siembras se empapen, se limpien aires contaminados y estancados,...

Sobre la eliminación del granizo considero que las parecidas hipótesis son sencillas de elaborar. Las dejo  para ustedes si os apetece.


La solución sería, evidentemente, informar a la población pues, sino, de quién es el cielo. ¿A quién pertenece el cielo que usan los aviones cisterna para sembrar? ¿Y parte del suelo qué recibe esos compuestos cuando precipitan? Hace falta informar a la gente, no desinformarla con noticias machaconas y redundantes.  


24 de enero de 2016

Desde las Rejas 2

Pese a todo el despropósito sentido ante la prohibición,  la zona izquierda del puerto sur es bonita, aunque la zona derecha sea el polo industrial de Huelva. No sería justo sino subiese algunas fotos encantadoras del lugar. Me molestó la valla, pero no el principio de las playas de Mazagón. Hasta en lugares prohibidos puede observarse la belleza.












El Puerto Sur de Huelva debería aprovechar estas vistas para su valoración comercial o publicitaria. 

Saludos.

Desde las Rejas 1


En ocasiones las entradas a este vomitivo entorno vienen solas. A parte de desacreditarme a mí mismo con mi seudónimo de Constantino Carenado, para qué sí otros me desacreditan ya lo haya hecho antes, me entiendo a mi mismo como un ser “tecleador” insaciable que desea,o que anhela, un mundo mejor para todos los humanos y no humanos. Anhelo un espacio tiempo de las cosas, y los seres, que esté situado más allá del karma y del darma.

Por expreso auto-deseo decidí, ayer sábado, acercarme al puerto sur de Huelva para despedirme de unos amigos que partían en un ferry hacia Tenerife. 


Pensé, en mi inocencia cinematográfica, que iba a poder ver zarpar el barco desde el muelle sur del puerto de Huelva . Nada más lejano de la realidad que se presentó implacable a las once y media de la mañana de ayer.

  • No puede pasar a despedirse. Esto es como la terminal de un aeropuerto. Solo pueden pasar los que vayan a embarcar...

No pretendo escribir la conversación completa que tuve con los guardas portuarios con el objetivo de expresar mi asombro, y cierta indignación controlada. Cosa que no sé si sucedió, pues al poco de marcharme de la garita de control apareció un coche de la guardia civil para hablar con los guardas susodichos.



Algo indignado, a que negarlo, decidí buscar el perímetro y, por lo menos , tirar una fotos y realizar algunos vídeos del evento en que mis amigos partían hacia Tenerife. A parte de eso, decidí subir una queja informal al mundo de los bytes. Esta es mi queja:

Me parece un despropósito que la autoridad portuaria del puerto sur de Huelva no permita el acceso de personas que van a observar  la marcha de los ferry's que parten del puerto con sus seres queridos o apreciados. No es lugar correcto ver la partida de un barco desde detrás de una valla, subido a un tablón tendido sobre unas piedras, ni ambas cosas a la vez.



¿Cada vez habrá más vallas?



¿Es por seguridad, o por falta de reflexión de la autoridad portuaria?

Me parece no uno sino dos despropósitos unidos este tipo de impedimentos, en base a principios basados en el miedo antes que en la seguridad.

Me parece que hay mucho enajenado tomando decisiones relativas a la seguridad en este puerto. Esta actitud portuaria quita las ganas de viajar en barco desde Huelva. Después se quejarán de que no hay suficiente pasaje como para que las cuentas cuadren.



¿No conocen, siquiera, la palabra marketing que otros entes cuidan con tanto esmero?

Les ruego que corrijan tanto despropósito en el puerto Sur de Huelva. Ese lugar desde donde salen los ferry's hacia Tenerife, entre otros destinos presumibles. Un bonito lugar , desperdiciado en su margen izquierda, desde donde parten seres queridos.

Saludos.



19 de enero de 2016

Las Buenas Personas son Necesarias



Dentro de poco voy a cumplir las cincuenta años. La vida se me ha pasado con rapidez y me obliga, una vez más, a razonar, filosofar y reflexionar sobre ella y su sentido. Todo, evidentemente, desde mi perspectiva. Desde una visión de las cosas que no es mejor ni peor que otra. Una visión de las cosas que, sencillamente, es.

Es evidente que viendo el percal de la vida, dogmatizada como en otros momentos de la historia de los humanos aunque nos parezca que somos distintos a los homínidos del pasado, aunque nos creamos más libres. Todo es una falacia. No participamos del libre albedrío, o del libre pensamiento, porque nos guía algún dogma que dificulta el diálogo, la conversación entre seres distintos que tienen necesidades bien parecidas. Todo resulta demasiado sutil. El dogma, los dogmas, están en la sangre, por todas partes. Solo podemos elegir al que atarnos, y en ocasiones ni eso.

En muchos sentidos vivimos una gran mentira. Lo siento. Estamos supeditados a diferentes dogmas, más o menos claros e , incluso sutiles, que monopolizan lineas de pensamiento aparentemente sólidas. Si no participas de la corriente dogmática que sea , te conviertes en un marginado. Y ese evento de marginación no impide que puedas participar de otras corrientes menos numerosas. Son las cosas del pensamiento compartido, del pensamiento con guía. 
¿Supone esto último qué me considero un marginado, qué soy un marginado?

Pues no sé si lo soy, pero sí sé que me siento así. Percibo desde hace años que hay un dogma vigente , y dominante, que es un ente monstruoso. Es un dogma que dicta implacable:

- Todo tiene un precio.

Es un ente monstruoso por su parcialidad que provoca estas palabras de hoy. Un hoy en que solo pretendo justificar mi tiempo de reflexión, tal como he hecho en otras ocasiones dentro de este entorno gris que antes era amarillo. Pienso porque puedo permitírmelo. Lo siento.

También me entristece que mis congéneres se estén llevando por la irreflexión, por la impaciencia, por el egoísmo, por la ignorancia, por el oportunismo vil, e, incluso, por el oportunismo sutil , que es peor, que pasa más desapercibido. Todas estas vilezas no suponen que un servidor ,o cualquiera de ustedes ,esté exento de barbaridad. ¡Ojo! Para compensar tanta vileza codiciosa y egoísta se hace necesario que haya vidas enfocadas hacia la solidaridad, hacia el bien común, hacia los otros amigos o enemigos (si, estos también necesitan ayuda).



Es urgente, muy urgente, pensar y actuar por el bien ajeno olvidándose , al máximo posible, de los propios intereses. Solo la abundancia de buenas personas de facto, mantendrá un mundo menos tóxico. Si todas las personas fuesen egoístas, o bichos como digo en ocasiones, este mundo sería mucho más incomible, mucho más cruel. Agradezco el ofrecimiento , dedicación , y tiempo hacia los otros, de  todas las buenas personas que haya habido en el espacio tiempo de los hombres. Gracias por vuestra generosidad pasada. Aplaudo a todos los voluntarios de hoy, a los misioneros, a los implicados en la ayuda a los otros sin pensar en el lucro personal , o en el propio beneficio.

¡Hay que ser buenos, pero no tontos!

Y, cuidado, que hay personas tóxicas que se creen buenas y, también, hay personas buenas que se creen tóxicas. ¡Ojo! El auto-engaño humanoide ,u homínido,solo es revisable mediante buenos actos y buenos gestos diarios. Se trata de un camino difícil y necesario. Sed buenos de facto, por favor. Y no confundáis la gimnasia con la magnesia, o con el autobombo.

Suerte.




Posdata: Por favor, haced un mundo más habitable mediante buenos actos diarios hacia los otros, hacia los conocidos y, también, hacia los desconocidos. No será fácil, pero será bonito.

17 de enero de 2016

Hablando con Mat

Hace una semana, aproximadamente, me crucé con un amigo especial. No es que le trate mucho, pero le trato lo suficiente. Este amigo suele ser muy directo y sencillo así que después de contarme su situación laboral, como casi siempre que nos cruzamos, me preguntó por la mía. Y mi respuesta fue sencilla: - Estoy muy ocupado en mis proyectos, tremendamente liado. En uno de ellos estoy pasándolo mal porqué mis recursos son pocos y porqué puede que lo que busco no exista. Él, en su bárbara franqueza, expresó con seguridad: - ¿Por qué no pides ayuda? Y mi respuesta fue muy sencilla y cruel : - Si pido ayuda, aquel que me ayude pedirá algo a cambio y yo no podré darle nada pues pienso compartir el desarrollo, tras registrar en patentes y marcas el modelo de utilidad que desarrolle. Mi idea es el bien común. No tengo dinero, ni creo que lo tenga. Él , curiosamente, se fue en silencio con su cariñoso perro, al que estuve acariciando durante toda la conversación.

Esta primera entrada del año viene a ser como un lloriqueo con pataleo. Viene a ser mi propia podredumbre de fracasado, un fracasado que lucha por ser comprendido, pero no lo es. A nadie le importan mis proyectos, más que a mi mismo. Y disculpad este lloriqueo de hoy.

Lo único bueno de estos problemas que tengo es que son problemas buscados antes que encontrados. La vida siempre obliga a gestionar dificultades, inevitablemente. Y esta dificultad CareAgua es una dificultad buscada. Compartiré mis resultados si mis resultados funcionan y tras su registro en industria. Sino tengo resultados lo habré intentado en el silencio de mis ilusiones, mis preguntas, mi imaginación e, incluso, mi fantasía.

Para resolver mis tesituras internas siempre me ha venido bien proclamar mis ilusiones e ,incluso, problemas. Para lo bueno y para lo malo me merece la pena. Soltar lastre tiene sus ventajas e inconvenientes, y en mi caso compensa el peso de mi inocencia buscada, de mi erótica insensatez. La inteligencia y los secretos son para ustedes que, a buen seguro, sois muy listos. Más listos que un animal mediocre y declarado como yo. Mediocre desde una mediocridad externamente considerada, claro. Juicios eternos y dolor al ego. Expresión. Ser e idolatría enfrentadas de los homínidos. Laudos vacíos, envidia.