30 de diciembre de 2016

La Bajada de g



Corría el año dos mil dieciocho cuando, sin explicación aparente, la gravedad de la tierra bajó un cincuenta por ciento. De un momento al siguiente el valor de de g, dentro del campo gravitatorio terrestre, bajo a 4,9 m/s2. Todos los cuerpos pasaron a pesar la mitad y surgieron multitud de problemas inesperados.

Muchas maquinas comenzaban a estar sobredimensionadas. Los coches aceleraban con mayor rapidez. Los aviones necesitaban menos pista para despegar. Muchos deportes comenzaron a tener problemas y accidentes. Todos los jugadores de baloncesto podían hacer mates y daban saltos de media cancha. En el fútbol, deporte rey en Europa, los remates de cabeza se habían complicado. La inercia seguía extiendo y había que tener cuidado en saltos y piruetas. Los porteros llegaban más lejos al tirarse. La ejecución de muchas tareas se había complicando. Los científicos se pusieron a averiguar la razón , y sí esa razón era temporal o definitiva. Había cierta urgencia para realizar los cambios oportunos en los diferentes deportes y trabajos donde todo se había quedado pequeño o grande, según los casos. Muchos niños comenzaron a llegar donde antes no llegaban y en su exploración del entorno , en tanto se adaptaban, se lesionaron con algo más de frecuencia. Los médicos comenzaron a preocuparse por el sedentarismo y una posible pérdida de masa ósea y muscular globalizada. Algunos, también se preocuparon por la duración del fenómeno y, si era temporal, las consecuencias cuando volviese la gravedad normal. Había conocimiento de las consecuencias de una gravedad cero, pero no de las consecuencias de una disminución de la gravedad en la superficie terrestre y sobre los homínidos. Había mucho miedo ante las nuevas intensidades de tormentas y mareas.


Algunas personas comenzaron a tomarse el asunto como algo definitivo y aplicaron las medidas oportunas para adaptarse. Solo se observaba gente saltando en espacios abiertos. Los techos de las viviendas se habían quedado pequeños. Las marcas mundiales comenzaron a ser batidas por quinceañeros y quinceañeras. Los acróbatas adaptaron su actos circenses a las nuevas condiciones, y los circos fueron de nuevo espectáculos de masas.


Mientras la gente se adaptaba, los científicos no conseguían comprender lo que había sucedido. Muchos de ellos comenzaron a reinvestigar asuntos ya investigados, por sí habían cambiado otras constantes y leyes del mundo natural. El nivel de entretenimiento generalizado había crecido, y la idea de que vivíamos en un mundo virtual había tomado una gigantesca intensidad. La idea de que vivimos en Matrix estaba tomado más fuerza que nunca.

24 de diciembre de 2016

Navidad Y Esperanza

Ya estamos en Navidad . Queda poco tiempo para el veinticinco. Genial. Me gustan estas fechas aunque supongan recordar a los que se fueron. Me encanta que todos los años se cante a la esperanza simbolizada en el niño Jesús. Los niños son siempre el futuro y la idea “niño Jesús” lo es por excelencia. Agradezco que se le recuerde todos los años. Es una buena tradición.

No puedo entrar en los sentidos esotéricos de estos días, no tengo mucha idea sobre ellos, pero sí puedo escribir sobre la esperanza que surge ante un nuevo ciclo. Eso es lo que quiero hacer hoy. Es lo que quiero hacer durante unos renglones aunque Carenado, normalmente, sea un pesimista, o un realista, además de un gritón. Hoy no quiero gritar. No lo considero necesario.

Estas fechas siempre han sido , para mí y mi tiempo asignado, unos momentos en familia, unos momentos de reconciliación, reunión , acercamiento, amistad, amor incondicional. Si no existiesen estas fechas, habría que inventarlas. Hasta el momento han cubierto objetivos todos los años. Gracias al Todo, a la suerte, o a lo que sea. Un saludo desde aquí.

Inevitablemente toca escribir un poco sobre la esperanza y su importancia para los homínidos. Es verdad. La esperanza mantiene el barco de la vida en rumbo. Y nunca se sabe sí el rumbo será bueno o malo. La esperanza es la que tira del camino. Además, suele haber multitud de opiniones sobre el mejor rumbo posible. Las opiniones vienen y van, abundan, para que al final, a la postre, haya un destino y nuevos caminos.

En toda regla somos caminantes de la esperanza ; y por eso inventamos la navidad en el pasado o, si os gusta más, por eso nos la ofrecieron. Inventamos la navidad para tener esperanza ante el nuevo ciclo. Y la esperanza debe celebrarse con las personas queridas. Tiene mucho sentido. Debe celebrase, incluso, sin olvidar a los que no tienen esperanza.

La preciosa esperanza es mi bandera y, aprovechando estas fechas, creo que el Hombre en su conjunto y variedad tiene un buen futuro. Seremos capaces de mejorar nuestro mundo y nuestras relaciones. Estoy seguro de ello, aunque el camino no será fácil. Será interesante seguir luchando contra la entropía. Será.

Abrazos.

-->

19 de diciembre de 2016

Siembra de Cielos el 8 de Diciembre 2016

El pasado ocho de diciembre estuve por mi apreciada Aracena (Huelva). Después de comer a mi gusto observé impresionado una siembra de cielos perfecta. ¿Por qué perfecta? Porque la estelas de siembra no duraron ni cinco minutos. Alucinante. Evidentemente, tal como he dicho en entradas anteriores, insistir en este asunto de la siembra de cielos ya me hace pertenecer, directamente, al grupo de los conspiranoicos de la red. No pasa nada. No me importa esa pertenencia, pues no tengo que mantener ningún prestigio ni posición social. Un animal declarado , como un servidor, no necesita esas cosas tan crueles e infelices, siquiera en muchos sentidos. Prestigio y posición limitan mucho las hipótesis que pueden elaborarse de manera correcta. Hay que ser correcto, o correcta . Incluso hay que ser cuidadoso con lo que se hipotetiza. Cosa que no deja de sorprenderme.

Tras estas últimas observaciones que he registrado sobre el cielo de Aracena tengo que reconocer que es impresionante que las estelas duren tan poco. Ahora sí que puede decirse, o escribirse, que son de “vapor de agua” , aunque no lo sean, y toda conspiración queda resuelta ,o anulada, como sinsentido o paranoia. Buena gestión por parte de los sembradores y sus gestores. ¡Bravo por vuestra inteligencia! Vuestros pagadores estarán muy contentos. Espero que no sea la administración pública.

No obstante, si algo es Constantino Carenado de forma evidente, es que es un cabezón. Soy cabezón con seudónimo y sin él. Incluso, algunos y algunas, me llamaron obsesivo en el pasado. Es verdad. He intentado , con los años, que ese defecto sea una virtud aplicándolo a la observación de mi mundo, y a mis inventos. Ahí sí que funciona. No hay mal que por bien no venga.

Lo curioso de algunas de estas fotos , que subo al final de este texto vomitivo, es que se observa muy bien que el avión era un “cuatrimotor”... ¿Cómo? ¿Seguro? ¿Cuatro motores, o cuatro estelas de siembra? ¿Un avión cuatrimotor dejando una estela larguísima de “vapor de agua” sobre el cielo de Aracena? ¡Venga ya!

Además no estaba dentro de ninguna ruta aérea ni ascendiendo hacia ella, ni descendiendo hacia un aeropuerto. Estaba, sencilla y llanamente, sembrando cielo con el propósito que fuera o fuese. Ahí, en el asunto de lo que fumigan en plan bestia, no me voy a meter por que no tengo información directa. No tengo ni idea. La información directa que tengo está constituida por estas fotos que subo hoy. Todas están tomadas con mi cámara Nikon durante ese día 8 de diciembre. Las fotos en que se observa “el cuatrimotor” están hechas con el zoom óptico en 5 aumentos. No quise apurar con el zoom digital para no perder resolución.

Saludos.









18 de diciembre de 2016

El Uno y sus Partes.

Este mundo no debe ser de los egoístas, ni de los faltos de virtudes. Este mundo , tal como está montado actualmente, no tiene futuro porque es purgatorio o infierno para muchos. Se basa en demasiados absurdos. No debe permitirse el sufrimiento que nace de las injusticias sociales evidentes y palpables, de los actos de algunos que afectan a muchos. Es absurdo y cruel. Evidentemente, otra cosa son los sufrimientos basados en accidentes naturales. Eso es otra historia.

La actitud indignada en sí debe tener su fecha de caducidad, su conclusión. La actitud indignada debe estar destinada a desaparecer cuando la injusticias terminan. Es lo que tiene ser Uno con muchas partes. Las partes tienen que darse cuenta de que son un solo ser, y el camino parece no ser fácil.

Pensar que , tarde o temprano, los equivocados , que son los que causan dolor ajeno de forma directa o indirecta y suelen estar en el poder, cambiarán su actitud con el tiempo es un error. Hay que hacer que perciban y sopesen sus errores y actitudes recibiendo el peso de las leyes sobre ellos. Hay que reforzar negativamente su actitud ante la vida, y sobre los otros, sin ser peores que ellos mismos, claro. Tampoco se trata de ser comparables a ellos. Eso solo cambiaría unos monstruos por otros monstruos, como ha sucedido muchas veces en la historia. Además, esta justicia ideal y sus leyes deberían aplicarse en esta vida antes que en otras vidas. La idea del Karma y el Darma de los indostanos , que se aplica en vidas sucesivas justificando, por ejemplo, las castas, debe implementarse en el ciclo vital de cada humano, dado que la reencarnación y el retorno son, de momento y sin ánimo de molestar, asuntos de fe antes que evidencias empíricas. No me vale la excusa de recibir penas de ley en futuras vueltas, pues facilita demasiado el despropósito de los abusones. Suena a estafa.


Para justificar mi indignación Carenada me remito a un maestro que conocí en el colegio. Me remito a Jesus de Nazaret cuando llegó a un templo que los mercaderes habían convertido en un mercado. Se indignó y lo hizo evidente. Hay que hacer que los amados equivocados se den cuenta de su error pues el futuro más aceptable está en que Todos estemos bien. Y he escrito Todos porqué en este caso equivale a Uno.

Saludos.

Posdata: respecto al perdón está clara su viabilidad, pero con arrepentimiento.  Este asunto da para varias entradas absurdas y Carenadas. Quizás llegue con la Esperanza. Feliz Navidad. :)

Sobre los Dolores del Mundo.

En el capítulo 63, del mismo libro del señor Shopenhauer, el autor alemán expresa tras el filtro inevitable del traductor:

Según la esencia verdadera de las cosas, cada hombre debe mirar como propios todos los dolores del mundo y considerar reales hasta aquellos que no son más que posibles, mientras continúe siendo una firme voluntad de vivir, es decir, mientras afirme la vida con todas sus fuerzas...”

Entiendo, en mi animal torpeza, varias cosas que tenemos que dilucidar los críticos, los no conservadores filosóficamente hablando. Y entiéndase, inevitablemente, como persona conservadora a toda aquella que es muy reticente a los cambios de cualquier tipo. La mayoría de los hombres , y mujeres, de derechas o izquierdas ideológicas, son firmemente conservadores. Sobre todo sí está en riesgo su posición de poder adquirido, mediante el esfuerzo o el oportunismo, su imagen pública, o cualquier asunto que pueda afectar a su ego. Pocos se salvan. Pocos nos salvamos, aunque en mi caso pretenda ser un crítico. Evidentemente, tampoco se trata de ser un veleta, sino de mantener un equilibrio. Se trata de tomar un sendero que indique nuestro crítico  y constructivo camino.

Como cuando un bebé llora cuando necesita amor o comida, se hace necesario, a nivel individual pese a Maya, ser un crítico un poco gritón de injusticias. Esta justificación de una actitud incorrecta no pretende ofender al poder, ni a nadie en concreto. Solo pretende llamar la atención ante necesidades humanas que no están siendo cubiertas...pues ”...cada hombre debe mirar como propios todos los dolores del mundo...

Jacarandá tiene razón cuando comenta que desde la indignación no puede saborearse el amor, pero también es verdad que debe pararse, incluso detenerse, a los abusones de alguna manera incómoda y razonable. Lo que no es razonable es asfaltarles su egocéntrico camino. Ponérselo fácil. Facilitarles sus objetivos presumiblemente codiciosos y faltos de ética hacia el bien común. No es opción ética lavarse las manos como Pilatos. Sus objetivos egocéntricos no deben ser favorecidos con resistencia cero. Y la resistencia ética se desarrolla con la indignación , ante el abuso, y mediante la denuncia pública y justa, ante los actos cometidos sin pudor. Responsabilidad social de facto.

16 de diciembre de 2016

El Estado Perfecto, y Las Personas Generosas.

Dice Shopenhauer , cuando escribe sobre monarquía parlamentaria o república, en el libro cuarto , capitulo 62, de El mundo como voluntad y representación :

Para poder fundar un Estado perfecto, sería preciso empezar por crear seres de tal naturaleza que estuvieran siempre dispuestos a sacrificar su interés propio al de todos”...

Carenadamente escribiendo, pese a vuestra segura discrepancia, monarquía parlamentaria o república son indiferentes para el correcto funcionamiento de un estado democrático. La cosa es que los ciudadanos y sus representantes posean virtudes de sacrificio e, inevitablemente, generosidad. Como habitualmente no es el caso, honrando algunas excepciones, tenemos oligarquías, dictaduras encubiertas, o cosas parecidas. Evidentemente, el grito ante las injusticias permanentes se hace necesario aunque moleste. Ser mansos corderos sería peor para nosotros, peor para la mayoría de los ciudadanos. Los dictadores, u oligarquías, tendrían más fácil el manejo de la manada que, por otra parte, necesitan. Si las minorías en el poder no tuvieran las mayorías subyugadas de alguna forma , o manera, no existiría el arriba, que es éticamente abajo, ni el abajo, que es éticamente arriba. Sencillamente hablando, solo puede haber superiores si hay inferiores dado que sí no es el caso estamos ante un absurdo. Las jerarquías son así, si o si. Necesitan gente arriba y gente abajo. Poder.

El mismo libro también dice en su capítulo 63 :

La vista grosera del individuo está turbada por lo que los indios llaman el velo de Maya; en lugar de la cosa en sí no ve más que el fenómeno en el tiempo y en el espacio...con un modo de conocimiento tan limitado no descubre la esencia de las cosas, que es una; no ve más que los fenómenos que se presentan aislados, separados, innumerables, variados, y hasta opuestos”

Si vivimos en Maya, según Shopenhaurer y los indios de la india, se hace necesario que comencemos a acercarnos a la cosa en sí en lugar de a los fenómenos. ¿Cómo puede hacerse eso? Pues, sinceramente, por varios caminos místicos repetidos en muchas religiones del espacio-tiempo homínido: la meditación, la oración, la auto-observación, ... que nos llevan al amor al prójimo y a uno mismo. Nada nuevo que no se haya dicho o escrito. Nada fácil. La religión que sea con la que lleguemos a estos objetivos , no importa. Sí importa, y mucho, respetar las diferencias de método con que cada religión enfrenta los objetivos.

Carenadamente escribiendo decir que hay tantas religiones en el mundo porqué el hombre , todo él, busca “la esencia de las cosas , que es una” . En la búsqueda del sentido del universo y de la vida caemos en los infinitos fenómenos que rodean nuestra individualidad. Es lo que tiene ser una parte del todo.

Continuará...

Posdata: Cualquier religión que recurra a la palabra guerra , o la busque, se ha perdido en el camino. Evidentemente, ha habido muchos  errores en el tiempo. A veces parece que solo ha habido errores, pero este asunto es otra cuestión. Considero que cuando una religión se vincula al poder sobre otros, es cuando se pierde. Una religión no debe subyugar, y si lo hace se ha equivocado. Es otra cosa. 

13 de diciembre de 2016

Oligarquía Caduca.

El periódico El Mundo, desde su inevitable parcialidad, expresaba el otro día las opiniones de Rafael Argullol. En el diario impreso el 12 de noviembre de 2016 , páginas 4 y 5 de Opinión, este señor expresaba ideas muy interesantes, siquiera para mi. Durante la entrevista, realizada por Antonio Lucas, se produjeron respuestas sin desperdicio, como le gusta decir a mi amigo Elle. En diferentes momentos el entrevistado y el entrevistador expresaban:

-”La democracia , si atendemos a las etimologías griegas, es una suerte de autogobierno de la ciudadanía, mientras que la oligarquía viene a definir un poder de pocos.
- ¿Y es lo que se da en España?
- Si. Una oligarquía disfrazada de democracia...”

En otro momento el entrevistador preguntaba de nuevo:

-” ¿Y los medios de comunicación que papel están jugando en todo esto?
- Están dentro de una gran crisis no solo económica, sino de información y de proyecto. Han dejado de ser críticos y han caído muy mayoritariamente en el esquema oligárquico del que ya hemos hablado...”

Este señor , que está bañado en filosofía, reconocía también que es difícil especular hacia donde va Europa... Y sobre la legislatura de Rajoy decía sin pudor:

-” viviremos otra especie de esperpento”.

El entrevistado expresaba también una idea muy curiosa.

-” ...el hombre de cultura debería ser alguien capaz de excitar el discurso crítico y autocrítico de una comunidad


Leer la entrevista expresada me lleva a pensar más allá de mis necesidades e intereses. Necesito a Constantino Carenado como el comer. Él me ayuda , desde su absurdo animal, a expresar las frustraciones sobre mi mundo. No es más que el pobre recurso de un homínido pedante.

Más allá del Karma o del Darma indostánico quiero el bien para todos y como constituyo una pequeña inmundicia bípeda, tal como ustedes aunque os pese, hay que expresar el dolor y la frustración sin parar la indignación razonable que es el grito verbal sin insultos salvajes.

Estoy cansado, por ejemplo, de que siga habiendo hambre en el mundo. Harto.Estoy cansado, por ejemplo, de que el dogma del beneficio y del oportunismo cruel operen a sus anchas dentro de nuestro sistema. ¿Demonios que no saben de su condición? Hay que destaparlos, sencillamente. Delatarlos. Que se sepa lo que son, cómo son con sus actos de verdad, sin capas de chocolate mediático. Y todo esto, muy importante, sin entrar en la violencia y la rabia físicas que son terrenos donde ellos saben manejarse muy bien. No puede entrarse en su terreno maquiavélico de las guerras o guerrillas. Negativo . Si entramos ahí, como algunos indignados hacen, dejamos de ser un poco diferentes a su animalidad. Entonces nada hay que reclamar a un violento camuflado , a un bicho auténtico, si nos comportamos como él y, encima , de manera menos camuflada o astuta. Entonces ya habremos perdido la lucha ética.

A un demonio se le delata, pero no se le trata como él haría. ¡OJO! El camino de la denuncia es un camino difícil. La violencia , o el abuso, no puede ser tratado con violencia. Pagan los inocentes y se pierden los papeles. Hay demasiados ejemplos en el tiempo. La indignación es un camino de permanente equilibrio y gran paciencia. La paciencia del pesado que espera y actúa como buenamente puede. Y escribo bueno en el mejor de los sentidos y actos. La sumisión no es solución, la violencia tampoco. Denuncia, indignación, y equilibrio, sí son soluciones.

11 de diciembre de 2016

Iluso Constantino 2/2


¿Estamos en el infierno? ¿Es esto el purgatorio? ¿Es esto el cielo? ¿ Somos universos interiores de un universo exterior? ¿Somos Uno? …

Soy incapaz de responder a estas preguntas, y a muchas otras. No obstante necesito a Constantino Carenado para que indique injusticias observadas y sentidas. Es lo que tiene ser un voluntario frustrado, y fracasado, que observa un mundo que no mejora y en el que se roba a destajo.

La vida no me va mal, pues podría irme peor, pero me afecta el bienestar de la mayoría. Quiero, deseo, el bien ajeno y el bien propio, el bienestar de todos sin falta. Y eso, desgraciadamente, debe iniciarse mediante el grito hacia los abusones. No puedo permitir que los abusones campen a sus anchas en el mundo, para que todo siga igual. Esa no es solución a los problemas de la mayoría de las personas.

Evidentemente, además de gritar injusticias, hay que hacer el bien a los demás. Por eso Carenado grita injusticias y aporta ideas gratis. Carenado escribe y piensa como puede dentro de un mundo imperfecto lleno de bichos-hombre. Y cada bicho hombre representa una parte de la gran forma de nuestra comunidad. Carenado quiere una comunidad, un estado, donde las buenas personas de verdad tengan el poder real con el que apoyar a los demás en el camino de la vida. Carenado quiere , ansía , buenas personas que estén más allá de su ego, de sus egos, y de su soberbia. Carenado es un indignado iluso o, simplemente, un artista frustrado, un científico loco. 

Carenado solo intenta ser lo mejor de sí mismo sin dejarse aplastar por otras voluntades. Las voluntades deben negociar entre iguales, no subyugar . ¿Será Carenado un anarquista? No lo creo. Lo veo más bien como un indignado perpetuo que intenta ser bueno, pero no tonto. Difícil equilibrio entre tantos bichos. Pobre Carenado.

Iluso Constantino 1/2



Con tanta indignación en el tiempo este entorno, y su autor, pueden parecer tóxicos para algunas personas. Lo siento. Considero el grito como un elemento vital , y necesario, mientras haya injusticias que expresar. La indignación es el umbral máximo al que puedo llegar en un mundo básicamente cruel e injusto. Estoy cansado de tantas injusticias. Estoy harto.

El grito es mi escape más allá del cual no estoy dispuesto a llegar. Esta idea la he repetido muchas veces en este entorno gris que antes fue amarillo. De vez en cuando, tal como hoy, me gusta refrescar esta recurrencia tan propia de este entorno.

A Jacarandá, un encanto entre encantos, no le gusta Constantino Carenado y lo entiendo. Pero en un mundo de pequeños demonios que se creen Santos , conozco muchos, hay que evitar conformismos. El conformismo no ayuda a que el mundo cambie, y aunque gritar siempre no es una solución, gritar de vez en cuando sí que vale. Eso es los que hace Constantino Carenado.

Los gritos discutibles de Constantino Carenado solo pretenden proclamar injusticias para que sean más vistas, o posiblemente vistas, en el mundo de los bichos humanos, en los mundos internos y externos. Es necesario manifestar las injusticias para que los poderes fácticos tomen medidas más justas para la mayoría.

Un amigo chino me dijo el otro día que los españoles nos quejamos mucho . Los chinos, para mí, se quejan poco. Relatividad. Últimamente, con la idea manoseada de que estamos en la tercera guerra mundial, o guerra contra el terrorismo, parece que vivimos en un infierno. Hasta parece feo que ideas locales y proteccionistas intenten frenar la pecaminosa globalización, cuando la globalización , con sus deslocalizaciones, solo ha traído miseria y paro a los países con “mano de obra cara”. Y todo esto sin tener en cuenta la automatización de muchos procesos productivos para minimizar la pérdida de empleos con deslocalizaciones más profundas, y manteniendo precios competitivos. Crisis neoliberal. Crisis para muchos, aunque no para todos. Absurdo antropomorfo.

Continuará.

-->

Pequeñas Inmundicias. Caso 4.



Respecto al caso cuarto, que puedo relatar con libertad mientras me dejen, se hace evidente que también afectó a otro amigo, a un amigo diferente a los anteriores. No va a tocarle siempre al mismo. ¡Pobrecito! ¡Qué Karma tendría según los indostanos!

La cosa, el hecho, es que le visitaron dos técnicos teóricos de una compañía gasista para revisar la instalación y el contador. Entre charlas y derivaciones este querido amigo pagó una factura de 150 euros , que incluía el CIF del instalador y especificaba el concepto siguiente:

-Revisión de instalación y contador de gas.

Los técnicos se marcharon y le dejaron un precioso papel adhesivo, y de aluminio, en el tubo de entrada al contador. ¡ Qué bonito! Poco después, el estafado pese a su ego y edad, llamó a la compañía gasista para confirmar la revisión pues, curiosamente, estaba esperándola desde hacia tiempo. La compañía le dijo que sus instaladores y técnicos nunca cobraban en metálico. Incluso, el teleoperador le comentó que la revisión de la instalación y del contador era gratuita. Quedó patente que había sido estafado.

Indignado, mosqueado, y otros -ados, decidió buscar la empresa que aparecía en la factura y la encontró aunque, siendo una casa, no le dejaron entrar. Movió papeles e intentó por muchos medios recuperar lo estafado. No lo consiguió. Tampoco le interesaba contratar un abogado porque le iba a salir más caro el collar que el perro.

A fecha de hoy se le ha pasado el berrinche y tiene ciento cincuenta euros menos en su haber. Vuelve a darse el caso de un fraude, o estafa, en el que por su cuantía no compensa que se le aplique ni juicio, ni ley , ni pena. Este evento constata de nuevo la existencia de brechas en nuestro sistema legislativo. El ladrón de poca monta tiene campo de robo entre las grietas de un sistema donde él campa a sus anchas. No tiene miedo al castigo por su inviabilidad económica, tras el balance de cuentas de la víctima. Error.

Posdata: que escriba sobre pequeños ladrones no significa que no opine sobre los grandes. También son repelentes, aunque me parezcan más lejanos. Este entorno repugna de ladrones grandes y pequeños. 

9 de diciembre de 2016

Pequeñas Inmundicias. Caso 3.


El caso tres es más antiguo que el dos y el uno, pero ha llegado a mis oídos recientemente, un poco antes que el dichoso caso uno, que ha iniciado esta secuencia de entradas indignadas ante los sinvergüenzas de poca monta.

Una amiga apreciada nos relató a Jacarandá y a mí lo que sigue. Hace muchos años, cuando aún existía la peseta -que tiempos aquellos-, el hermano de la amiga de Jacarandá y mía, nuestra amiga, falleció por problemas largos con el azúcar. Una desgracia familiar que ella afrontó de la mejor manera que pudo. Tiró hacia adelante, único lugar constructivo y posible entre los posibles cuando estos problemas arriban. Gracias por no tomar otros.

Tras el sepelio resultó que el difunto tenía testamento y le había dejado lo que tenía a ella, a su hermana. Lógicamente , nuestra amiga eligió un notario para gestionar el papeleo necesario y, en primera instancia, todo fue bastante bien hasta que poco después de firmar los documentos le llegó un impuesto inesperado de algo más de trescientas mil pesetas. Asustada acudió nuevamente al notario que , tras varios debates sobre el origen del error, accedió a pagar el impuesto inesperado y recuperar la cuantía cuando se lo devolviesen a ella tras la reclamación efectuada a la administración.  Mientras tanto, mientras duró el litigio planteado a la administración pública, lo heredado quedó congelado en el tiempo.

Cinco años después, la administración devolvió los cuartos a nuestra amiga y ella, conforme a lo acordado con el notario, le devolvió el dinero. Tras la recepción de lo prestado el hombre que da fe, y firma, descongeló lo bloqueado, o desbloqueó lo congelado.

Durante la parte final del proceso nuestra querida amiga descubrió , para su sorpresa y amargura, que la devolución del impuesto en litigio no tenía nada que ver con el bloqueo en el acceso, por ejemplo, a la cuenta bancaria de su difunto hermano. Parece ser que el notario expresó la congelación ficticia del testamento para garantizarse la devolución del dinero que había puesto. Así ,cuando nuestra amiga recibiese el dinero del litigio, él recibiría lo prestado y desbloquearía el testamento, tal como finalmente sucedió.

En resumen, por intereses particulares y desconfianza, el notario bloqueó durante cinco años el acceso de nuestra amiga a sus bienes heredados.


30 de noviembre de 2016

Pequeñas Inmundicias. Caso 2

El caso dos de inmundicias es un poco más antiguo que el caso uno. Este evento se debió a otra delegación de tareas. Para preservar intimidades, y evitar ofensas, no voy a especificar la teórica víctima de esta estafa o, quizás, desavenencia. Estafa o desavenencia porqué depende del punto de vista que se tenga sobre el gestor que gestiona y qué ,durante el proceso, se produjesen cambios de opinión que hicieron que todo siguiese igual  salvo  la cartera de mi amigo.

Este apreciado amigo, según entiendo aunque yo pueda estar equivocado, contactó con un intermediario para que le buscase un inmueble nuevo al que mudarse como inquilino. El intermediario localizó un piso apañado y a modo de señal le pidió quinientos euros a cuenta. Mi amigo pagó y el asunto ya estaba pendiente de la firma del contrato de alquiler. Todos estaban felices.

En poco tiempo, sobreentendiendo que no se trataba de milisegundos, mi querido amigo se arrepintió o paró su iniciativa. Sopesó pros y contras y decidió, junto a su amada compañera, quedarse como estaba y, evidentemente, donde estaba. Cual sería su sorpresa que cuando decidió reclamar su dinero, el intermediario estaba más perdido que el barco del arroz .No respondía a sus llamadas. Le resultó imposible recuperar sus cuartos. Dada la coyuntura buscó alternativas legales y, a pesar de sus pesares, lo más barato en tiempo y dinero era quedarse como estaba. Decidido, y dolido, siguió el camino en la vida y, aparentemente, olvidó el asunto.

Esta experiencia es algo antigua, pero no más antigua que la que sigue, o caso tres. Además, fuera parte de sus parcialidad inevitable, puede contener algunos errores concretos pero no me apetece decirle a mi amigo que me refresque la memoria; no vaya a ser que me llame fresco.

Este tipo de situaciones , o picardías, deberían poder ser legisladas para que el pícaro no continuase sus fechorías. Puro conductismo de Paulov. El sistema vigente refuerza positivamente los actos de los sinvergüenzas. No debería ser así, aunque lo sea.

Pequeñas Inmundicias. Caso 1.

Hay que reconocer que entre los bichos humanos los hay de altos vuelos, y bajos. Ladrones a mansalva, y ladronzuelos. Parece que constituyen algo inevitable en el sistema socioeconómico montado. Cutre, y sistema, antes y después.

Esta misma mañana, hablando con un apreciado amigo, se ha refrescado mi mente con los bichos de bajos vuelos, o sinvergüenzas de poca monta, que se mueven dentro de ciertas cifras no reclamables judicialmente. Voy a aprovechar esta coyuntura para denunciar varios casos anónimos y dar fe de estos sinvergüenzas a nivel Carenado y particular. Comienzo con el caso uno. Comienzo con el caso de hoy, el más reciente, el más calentito.

Mi querido amigo , de este caso uno, recurrió a una intermediaria para que gestionase el alquiler de un piso familiar con tres habitaciones. La propuesta inicial era que esta persona se encargase de gestionar el alquiler de habitaciones por noches a través del digno entorno llamado: www.airbnb.es , o contratos algo más duraderos para estudiantes.
Después de varios meses de funcionamiento sin teórica ocupación, según la intermediaria de marras, las cifras ingresadas por mi amigo eran cero. Número que conozco muy bien. Extrañado comenzó a indagar y grande fue su sorpresa cuando habló con una de las inquilinas que , desgraciadamente, le dejó de piedra.

-La inquilina tenía un contrato por una habitación hasta el verano del 2017.
- La intermediaria, a todas luces sinvergüenza que se hacia pasar por propietaria, es para flipar, había estado ocupando las otras habitaciones por noches desde Julio de este año.
- La inquilina de larga duración estaba muy molesta porqué en la otras habitaciones entraban varones de toda edad, y condición, de forma frecuente e incómoda. Estaba pensando en irse a otro piso.

Tras esta estafa , y tras recurrir a un abogado amigo, le han recomendado que no inicie acciones legales porqué intentar recuperar las cifras sustraídas y demostrables supondría menor cuantía que los costes judiciales necesarios junto al tiempo de gestión judicial del incidente. Digamos que gestionar la estafa es más costoso que recuperar lo estafado. Se hace evidente que existen zonas muertas dentro de la legalidad que impiden la aplicación de las leyes vigentes. Con la excusa de : No compensa, se están escapando delincuentes comunes que se mueven en las zonas muertas de la legalidad presente. Todo esto huele mal. Huele a retrete de pequeñas inmundicias.

Posdata: ante este tipo de actos delictivos ,y menores, me gustaría escuchar lo que tienen que decir los estafadores. Sinceramente ¿Jugarse el tipo en el alambre legal compensa? Parece que a ellos sí y esto me hace cuestionarme, y mucho, el sistema legal en que vivo. ¿Estará podrido también? ¿La Ley debe estar sujeta al capital? ¿Seguro?


27 de noviembre de 2016

Proyecto CareAgua. Informe.

Hace tiempo que no informo sobre como va el proyecto Careagua. Quizás sea un momento más en que escribir unas palabras sobre él, sobre su estado. Evidentemente, como siempre, estas palabras son sesgos personales sobre la autopercepción del proyecto mencionado, fuera parte de otros proyectos, literarios antes que técnicos, que también están marchando , digamos, como el caballo del malo. Lentamente.

Tras mis últimos ensayos y configuraciones he vuelto a rondar , en este caso, el 80 por ciento de eficiencia energética. Intuyo que, con mucho deseo parcial pero justamente entusiasmado por las necesarias repeticiones de los resultados que son la base de la ciencia que conozco, hay algo y voy en la dirección correcta. No obstante pese a esta intuición, trabajar en el proyecto se me torna cada vez más complicado. Multitud de distracciones, como demostrar que puedo ganarme el pan en una economía sumergida, y honrada, que no supone más de 300 euros al mes, o ayudar a la familia cuando me necesita, junto a mis queridos hermanos, limitan mi tiempo de ensayos, evaluaciones, y elaboración de documentaciones para el registro de algún modelo de utilidad entre varios.

En breve, cosa que puede suponer meses, registraré un modelo de utilidad de uno de los prototipos con los que estoy investigando y desarrollando artefactos con el mejor de mis propósitos, y con grades limitaciones de recursos. Parece que hay algo en el agua como para poder convertirla en una fuente de energía desde un artefacto tecnológico bastante sencillo pero, sinceramente, la lentitud de mis resultados, mi desconfianza, y mi falta de currículo, frenan el hecho de solicitar ayuda material y económica. Él que me está ayudando más, económicamente hablando, a parte de múltiples amigos que me llaman para chapuces y me pagan para ayudarme a vivir, es mi hermano el mediano , y anteriormente fue mi padre y padre de mis hermanos. En estos momentos no tengo subsidio alguno y, en base a esto, no puedo decir que el sistema me esté ayudando mucho, aunque anteriormente sí lo hizo.

Evidentemente estoy investigando e inventando, quizás, cosas ya inventadas pero no implementadas en la sociedad , pero es un asunto del que dudo ante la falta de información existente, concreta y técnica , sobre las eficiencias energéticas de otros inventos semejantes.

También se sobrentiende que todo mi esfuerzo puede no tener resultados ni técnicos ni económicos en el futuro, y eso solo me importa un poco. Me importa lo justo como para continuar mis proyectos con el ego justo cuando encuentro huecos en mi tiempo de vida. Además, este proyecto me ayuda a sentirme útil y autorealizado a mi manera, aunque bastante incomprendido.

Saludos.

23 de noviembre de 2016

Un Mundo de Mentiras= Paranoia.

En un momento presente en que los hipócritas toman decisiones y contentan a las masas con caramelos de miel, manipulándolas sin pudor, parece resultar razonable la mentira, aunque no me guste su uso y, menos aún, su abuso.

Esta estrada de hoy no pretende hacer apología de las mentira, ni de las mentiras llamadas piadosas. No voy a entrar en esos relieves patateros y perpetuos. Solo quiero tocar la mentira desde mi visión de las cosas, y sus consecuencias inevitables que alientan mis desconfianzas.

Me he cruzado con mentirosos de diferentes valías, y casi todos usaban mentiras que ellos llamaban piadosas o sin malicia. Desde su visión enfocada por mí , que soy el que escribe, tampoco deberían haber sido francos, habría sido peor. No mentir no supone su opuesto. No mentir no supone franqueza pura y dura, porque duele y, muchas veces, es innecesaria. Hay más opciones a parte de la aparente dualidad.

Sigo leyendo la prensa, aunque muchas veces no pase de las primeras páginas, y noto la parcialidad y sus mentiras por todas partes. Noto hasta la estafa de las ideas. La estafa de las opiniones pagadas. Los diferentes sesgos se convierten en alfileres, puntillas, e incluso tachuelas, dirigidas a mi pobre mente y su cerebro de patata. Me molesta, sobre todo, que un ladrón se convierta en víctima y muchas personas hablen, e incluso escriban bien, sobre no hablar mal de los muertos. Muertos o vivos, nuestros hechos, nuestros actos, son los que nos han definido, son los que nos definen. Debería tenerse en cuenta, con todos mis respetos, que un ladrón sea ladrón hasta que se arrepienta y devuelva gran parte de lo robado, y si fallece antes del arrepentimiento y devolución, pues muere ladrón y santas pascuas. Y no dejo de reconocer que es razonable el perdón, al igual que son razonables las tentaciones y las caídas en vida. Pero cuando la muerte llega, poco puede corregirse ya en esta vida.

Por desgracia, y en base a mis desconfianza de los medios y los poderes fácticos, no me creo mucho de lo que me cuentan , o escriben, porqué puede ser mentira. Dudo de que algunos muertos estén muertos, y lo siento. En un mundo como el mío es tentador constituir una empresa que te vende la muerte virtual, y santas pascuas. El muerto virtual paga y la empresa gana dinero. Y el fallecido virtual se va a vivir lo que le quede de vida a un balneario, o a un spa, que esté a miles de kilómetros de distancia. Fuera de los entornos mediáticos. La idea suena preciosa para aquellos, o aquellas, que meten la pata y ,teniendo dinero directo o indirecto, no pueden sacarla del agujero ocupado. Esta idea es una consecuencia de vivir en un teatro de títeres. Se apoya en ver roles diseñados que se desarrollan en el escenario de los medios con detalles en el tiempo. Esto es lo que tiene la abundancia de mentiras, dudo de muertes y sepelios informados. Pobre de mí.


Saludos. 

21 de noviembre de 2016

La Gravedad es una Consecuencia

El otro día, en base a mi configuración patatera que a nadie gusta, o a muchos les resulta indiferente, se me ocurrió pensar en la fuerza de la gravedad, nada nuevo que a otros homínidos no se les haya ocurrido. La cosa es que iba viajando con Jacarandá, nos encanta, y circulando por la autopista pensé que la fuerza gravitatoria, o la interacción gravitatoria que surge dentro del campo gravitatorio terrestre en que estamos, nos empuja hacia el centro de la tierra. También resulta, porqué lo he leído en prensa científica, que la interacción gravitatoria parece no existir a nivel cuántico. A nivel cuántico , en el modelo Estándar , se hacen evidentes la interacción nuclear fuerte, la interacción nuclear débil, y la interacción electromagnética, pero en el modelo Estándar no se da cuenta de la interacción gravitatoria al ser muy débil. Básicamente es desestimada. En base a este postulado se me ha ocurrido mi propio postulado. Está es mi hipótesis. Una hipótesis desde la que no puedo elaborar una tesis teórica, de momento, ni práctica, también de momento. Enuncio, con la mejor de mis intenciones, mi hipótesis Carenada sobre la interacción gravitatoria que, viviendo como vivimos en la Tierra, provoca el fenómeno del peso:

La interacción gravitatoria que percibimos a nivel macroscópico , y que desvía la luz cuando esta pasa por un campo gravitatorio intenso, tal como predijo Einstein, es un efecto macroscópico, pero no cuántico, porqué el espacio-tiempo no es homogéneo y las deformaciones del espacio-tiempo son las que posibilitan la acumulación de materia.

Voy a intentar expresar esta sencilla idea de otras maneras, antes de terminar esta entrada de hoy. La interacción gravitatoria surge en pozos, o deformaciones del heterogéneo espacio-tiempo, donde la materia tiende a acumularse incrementando la propia deformación espacio-temporal que favorece la profundidad del susodicho pozo.

La interacción gravitatoria no es causa, si no consecuencia, de un espacio-tiempo heterogéneo que favorece las concentraciones de materia. Lo que observamos como Gravedad no es una fuerza ni una interacción real, como tal, si no una consecuencia de la heterogeneidad del espacio-tiempo ocupado por materia que responde a las tres interacciones observadas en los aceleradores de partículas.


Saludos.

31 de octubre de 2016

Dentro del Sistema 10. Buena Voluntad.

Va siendo hora de amarnos en la diferencia. Menos comparaciones, y más crecimiento interior y constructivo. Y cuando surjan personajes tóxicos, neutralizarlos con el ninguneo, como se hace ahora con los excesivamente rebeldes. Cuando los personajes tóxicos aparecen debe haber sesgo, pues el enfrentamiento violento nos acerca a su infierno, al infierno del tóxico que se convierte en nuestro infierno. En estas situaciones de seres, o entes tóxicos, todo se complica. Y una complicación añadida es definir lo que es un ser humano tóxico y pescarlo a tiempo . Además, desgraciadamente, la definición depende del juez, o de los jueces... Problemas de siempre con posibles e inevitables cazas de brujas donde el bueno puede pasar por tóxico , siendo marginado, y el poder puede llegar a los tóxicos auténticos, bichos malos, apareciendo las guerras. Estupidez.

Un ejemplo para desambiguar: si la globalización está generando agravios comparativos y pobreza, pues que vuelvan los aranceles, pero aranceles de verdad y no corruptos, como algunos actuales. Me contaron hace tiempo, con tristeza, que en Algeciras había algo de inmundicia. El jefe de un apreciado amigo quería que unos contenedores, provenientes de China y con material electrónico pagado, pasasen la aduana, pero para ello tenía que pagar varios sobornos jerárquicos o estructurales. No lo hizo y se arruinó. Así nos va. Había escuchado eso de los sobornos sobre algunas aduanas Africanas cuando recibían paquetes de medicamentos desde España. Cuando me contaron que eso también pasaba en España, me entristecí.


La riqueza generalizada con recursos limitados puede llegar en cuanto queramos. Solo debe haber voluntad para ello. A buen seguro que caerán muchas enfermedades mentales actuales que surgen de los miedos y de las incongruencias de nuestro sistema socioeconómico. Un sistema sumido en la hipocresía que favorece la proliferación de enfermedades mentales latentes o potenciales. Sí el sistema fuese más justo, se minimizaría el número de enfermos mentales. Sería algo parecido a lo que sucede con las toxinas en la dieta. Si una toxina apareciese en la alimentación surgirían enfermedades que , si la toxina no fuese mortal, afectarían más a unas personas que a otras. Digamos que habría variedad de tolerancias. Pues con la mente sucedería algo parecido, unos homínidos serían más resistentes que otros a la toxicidad socioeconómica... De hecho, unos humanos son más resistentes que otros a la toxicidad mental del sistema existente. 

Podemos dejar de ser bichos en cuanto queramos. Es cuestión de buena voluntad.

30 de octubre de 2016

Dentro del Sistema 9. Las Buenas Personas.

Tras tantas reflexiones, o proposiciones, es muy posible que esté equivocado en algunas de ellas, en ninguna, o en todas. Será cuestión de otras perspectivas, o análisis sinceros, de nuestra realidad socio-económica, local, regional, nacional o estatal, e, incluso, global. Reconozco que estoy un poco quemado ante la visión que he visto , sentido, y observado, del mundo durante mi tiempo de vida, que no sé por cuánto más continuará.

Es posible, evidentemente, que un ser como yo sea incapaz de ver las partes de un sistema social complejo. Pero, pese a ello, intento reflexionar con todos mis recursos disponibles, y con muchas ganas de teclear en el absurdo homínido. Quizás mi caso sea el de un antiguo voluntario que ha visto, y sentido, que los problemas que esperaba que se resolviesen...se han incrementado en el tiempo. Decepcionante. Estoy decepcionado con el sistema en que vivo e intento, con frecuencia, escribir sobre sus defectos para que se corrijan en el espacio tiempo de los bichos. Si el sistema considera sobre sí mismo que es muy bueno, solo alimentará su absurdo. Aquí estoy yo, un bicho que se auto-degrada en su seudónimo con el propósito de poder gritar desde abajo, para describir las grietas e injusticias del Sistema. Soy uno entre muchos. Carenado.

Para ir terminando las respuestas a la pregunta asterisco (*) , y corolarios a dicha pregunta, la respuesta pasa por democracias representativas auténticas, y no de pacotilla, por egos disminuidos antes que aumentados en el poder, por la Ética Natural aplicada sin endogamias ni subsidios perpetuos para los representantes, por humildad generalizada, por autorealización no tóxica para los otros, por generosidad verdadera antes que fingida o interesada, y por todos los buenos valores que tenemos y que circulan, pese a que muchas veces me obsesione con los defectos de nuestro sistema y sus miembros. Lo siento. Siento esparcir la inmundicia de nuestro sistema socioeconómico de pacotilla, o en paños menores. Lo considero necesario e importante.

Bien es verdad que si no fuese por la buena gente que hay por muchos lugares de nuestro planeta Tierra, la vida sería más imbebible aún. Desde aquí doy gracias por vuestra existencia, por vuestras gestiones mínimamente egoístas, por vuestras oraciones. Seguid apostando por vuestra generosidad. La vida es algo más soportable gracias a vosotros y vosotras. Un abrazo agradecido.

28 de octubre de 2016

Dentro del Sistema 8. Demasiados Parches.

Es absurdo que el dinero doblegue a los representantes del pueblo. Representantes que son seres básicamente hipócritas, que no son tan iguales ante el poder económico como para defender a la gente normal, si no cómplices justificados de él. Es una pena.

No puedo valorar en el tiempo, económicamente hablando o escribiendo, a ninguno de los representantes de la democracia de mi país. No han sido capaces de gestionar éticamente los recursos púbicos, ni de doblegar al poder económico que ha ido deslocalizando industrias sistemáticamente. No podemos ser un país solo para turistas, básicamente hablando, o escribiendo. Nuestros gobernantes deberían haber sido más guerreros, o mejores negociadores, con el capital. También es posible que sea un imposible. Quizás los representantes de las democracias, y aquí generalizo para lo bueno y para lo malo, no puedan enfrentarse al capital para hablarle de tu a tú, o para hablarle de igual a igual, entre iguales.

Dado que los contribuyentes pagan sus impuestos, debería cumplirse el mandato de su poder soberano:

-¡Defiende mis intereses, Quillo! ¡Picha mio! ¡Chiquillo!

Ó

-¡Defiende mis intereses, Quilla! ¡Chiquilla!

Es opción razonable que la posibilidad de responder a la pregunta asterisco (*) ,con eficacia, esté en manos de los gobiernos, pero no en manos de estos gobiernos cuyos representantes solo miran su ombligo de príncipes o princesas republicanos o monárquicos -eso da igual pues son el poder-,  antes que los intereses generales o mayoritarios.

Quizás, a corto plazo, la generación de riqueza generalizada (y éticamente distribuida) esté en manos de representantes de verdad, y no de pacotilla, o chuflas, como en la actualidad. Estoy cansado del teatro de los títeres.

Respecto a la acción local como instrumento de compensación de los desequilibrios globales, es de recibo que su parcheo permanente, y por otra parte muy digno y destacable en los esfuerzos del voluntariado, resuelva problemas locales y cortoplacistas muy supeditados al aguante del voluntariado que , lógicamente, puede desgastarse durante su preciosa tarea, sobre todo cuando algún voluntario compañero pasa a estar en nómina y otro no, cosa que sucede en algunas ONG'S. Es un asunto muy complicado. Difícil.

Una metáfora: los parches continuos no mejoran la funcionalidad de una cámara de bicicleta. La cámara termina siendo inservible con tanto bulto. Inservible y poco fiable.

Continuará...


Posdata: Evidentemente busco metáforas que apoyen mis ideas, propias o prestadas, y mis proposiciones. Normal.

24 de octubre de 2016

Dentro del Sistema 7. Proteoría de la Gravitación Económica.

Otro aspecto con el que se podría responder a la pregunta asterisco (*) sería eliminando muchas barreras tecnológicas. La ingeniería libre, tal como el software libre, podría hacer algo al respecto. Los recursos necesarios, cuando no hay barreras tecnológicas, son menos costosos de cara a la reparación, implantación , y mantenimiento, de máquinas y dispositivos.

Además, el coste de cualquier tecnología no puede ser cero. Por ejemplo: una red de acequias necesita herramientas, maquinaria, materiales, mano de obra, y un dinero mínimo. Evidentemente, gestionar proyectos a través de fundaciones sin ánimo de lucro podría ser muy interesante, a sabiendas de que toda fundación que quiera funcionar necesita gente fija y con nómina. Es decir, necesita ingresos fijos , o frecuentes, con todo el estrés que puede suponer eso. Los gastos fijos son inevitables, como evidencian las cifras públicas de muchas ONG’S que han sobrevivido a la crisis económica. Gracias por vuestra transparencia.

Ante la idea planteada de una “riqueza generalizada”, pregunta asterisco tan repetida, las ONG’S serían instituciones destinadas a su extinción o caducidad. Deberían ser instituciones con fecha de caducidad. Una vez resueltos los problemas, no tendrían sentido.

Sin pretender ser comunista, los recursos disponibles deberían redistribuirse entre todos de forma ecuánime y ética. La teoría de los grandes números considera que, en ciertas condiciones probabilísticas, los grandes números atraen más números que los pequeños números. Hay que evitar esa pesantez económica con una redistribución justa y social de los recursos entre todos los homínidos. Metafóricamente escribiendo los grandes números vendrían a ser como grandes concentraciones de masa que atraen masas más pequeñas, de forma parecida a lo que sucede con la teoría de la gravitación universal de Newton.

La gravitación económica, o pesantez económica, debe ser compensada o nunca saldremos de los extremos económicos de ricos y pobres, junto a los dogmas justificativos que viven a su alrededor. Ya dije que, desgraciadamente, los dogmas no resuelven el futuro pues son básicamente conservadores. Los dogmas son necesarios en nuestras sociedades, no puedo negar tal necesidad humana, pero no son suficientes para el cambio constructivo y librepensador que necesita el homínido del futuro.

Se hace más necesario que nunca que los gobiernos democráticos superen los dogmas del capital, o del neo-capitalismo. La globalización y su toxicidad deben ser enfrentadas por alguien de forma, evidentemente, pacífica y sistemática.


Continuará...

Posdata: 
Las erratas del sistema en que vivimos hoy son graves, sistemáticas, y sistémicas.

Dentro del Sistema 6. Impuestos.

La pregunta asterisco solo puede ser respondida desde la humildad, la retroalimentación, la generosidad, y el equilibrio de recursos entre los homínidos. La concentración de poder, de derechas, de izquierdas, o de centro, debe minimizarse y no maximizarse. Los recursos limitados deben redistribuirse ética y pacíficamente. Las personas, diferentes y enriquecedoras, deben poder moverse sin violencia o miedos en el sistema. Deben aportar lo bueno que hay en ellas sin miedo a perder. Deben vivir con dignidad. Eso solo puede hacerse desde la paz y desde el respeto entre seres de múltiples culturas y potenciales.

Un conferenciante, del que escribí en este entorno vomitivo, ya comentó que la globalización no puede frenarse, pero sí pueden hacerse cosas interesantes, éticas y solidarias, a nivel local. Es una pena que este tipo de afirmaciones sean presumiblemente muy ciertas.  Para mí, un pobre iluso, una población crítica y constructiva sí podría controlar a los gobernantes de los estados en lugar de ser controlada , o manipulada, por ellos. Absurdo y muy real.

Los medios de comunicación de masas, ese cuarto poder del que tanto se escribe, sí podrían hacer mucho más si no tuviesen los sesgos de sus pagadores. Tendrían que controlar a los gobernantes para que, dado que el que paga manda, nosotros, la mayoría del pueblo pagador, mandásemos sobre ellos, y así ellos defendiesen, de facto, los intereses de la gente que paga impuestos directos e indirectos.

Es una paradoja, a parte de un gran absurdo, que mientras los pagadores de las corporaciones deciden el futuro de sus empresas, los pagadores de impuestos no sean defendidos por sus representantes democráticos y, por ende, no puedan decidir el futuro de sus países o estados. Es paradoja que los gobernantes de los pueblos, teóricamente democráticos, defiendan a las minorías y sus capitales en lugar de a sus pagadores mayoritarios. Constituye una anomalía global de las democracias. Si es que vivimos, realmente, en democracias, claro.

Repito. Sí normalmente el que paga manda. ¿Por qué la mayoría de la población, que vive en teóricas democracias, no manda sobre su clase política y representativa? ¿Es de recibo qué, con la escusa de necesitar dinero de fuera , los gobiernos no graven con impuestos a los inversores, pero sí graven a los trabajadores, para que así entre dinero en el sistema público?


Continuará...

Dentro del Sistema 5. Equilibrio.

Responder a la pregunta asterisco (*) requiere un nuevo paradigma donde las personas puedan esforzarse y ser valoradas de verdad. Auténticamente.

Reconozco que me estoy poniendo muy pesado en estas últimas reflexiones, pero estoy concentrando todo lo que he dicho aquí, en este entorno gris que antes era amarillo, sobre nuestro sistema y sus mejoras necesarias. Se trata de un pequeño esfuerzo de concentración y análisis de nuestro momento espacio-temporal terrestre, y mi momento junto a los demás, a esos llamados próximos y prójimos.

Se sabe, sabemos, que un cojo no podrá saltar, sin tecnología y con gravedad terrestre -por si las moscas-, dos metros de altura. Evidentemente, sería despropósito comparar lo que salta un cojo con lo que salta el campeón olímpico de salto de altura del año 2016. Y no se trata de menospreciar la cualidad de un gran saltador, se trata de valorar la diversidad homínida como riqueza social antes que como losa social, o losas sociales.

También es de perogrullo, pero tengo que escribirlo, que el esfuerzo debe ser valorado y debe anteponerse al oportunismo y la endogamia. Lo siento. Y respecto a la brillantez, aunque duela, debe ser valorada en su justa medida. Asunto bien complicado de cara a envidias, celos, agravios comparativos, y egos crecidos. La genialidad no debe bloquear el desarrollo personal de los que no son genios. Hace falta equilibrio ante una cuestión tan complicada cuando tenemos un sistema que alimenta la frustración, y hasta la rabia. Un sistema que cuando localiza a un genio lo coloca en un pedestal de ídolo, cosa que para mí es despropósito. La idolatría intensa genera demasiada sombra sobre los demás y todos no somos tan malos, ni tan iguales entre nosotros, pues lo que prima en el universo humano, repito, es la diversidad homínida de cualidades o potenciales. Hay que bajar la intensidad del foco y poner una bola con espejos.

La distinción exagerada perjudica a los demás seres que no poseen esas cualidades y qué, en consecuencia, se sienten inferiores. Desequilibrio evidente.

También hay que reconocer que no todos los ídolos tienen el mismo peso. El ganador de Gran Hermano 2020 no podrá tener el mismo peso que Newton, que Tesla, que Edison, o que Juan de la Cierva y su autogiro.

Continuará...

22 de octubre de 2016

Dentro del Sistema 4. Postolimpismo

Inevitablemente, siquera de momento, vivimos en una dictadura encubierta que, todo hay que decirlo, es mejor  que otras dictaduras anteriores pues, por ejemplo, permite la circulación de ideas diversas dentro de sí. Menos mal.

El sistema que tenemos está basado en un dogma,  entre varios, que voy a llamar : Dogma de la posición según la posesión. Un error más entre muchos. Además, para más inri, esta idea-dogma crece en todos los ramales sociales reproduciéndose en muchas estructuras organizativas. Ejemplos:

-        Si posees reconocimiento social puedes poseer posición social.
-        Si posees dinero, puedes poseer posición social.
-        Si posees un buen cuerpo, puedes poseer posición social (y si no a coger coquinas).

Y un dogma parecido, o primo hermano, sería el de la posesión según el sacrificio:

-        Si posees capacidad de ahorro, puedes poseer seguridad en el tiempo de la sociedad.
-        Si posees un buen trabajo, puedes poseer seguridad en el tiempo de la sociedad.

Nuestro sistema, del que puedo escribir desde dentro porqué lo conozco, es muy mejorable, a parte de deplorable. Una de las primeras tareas que habría que desarrollar sería favorecer, en lugar de entorpecer, que la gente pueda realizarse con tareas que le permitan el acceso a recursos con los que poder moverse dentro del sistema con dignidad.

Que en nuestro sistema, como ya se vió prospectivamente en el pasado, vaya aumentando la automatización de la producción , junto a la deslocalización de las industrias en muchos lugares, ha provocado graves consecuencias laborales dado que hay otro dogma , o idea tóxica, que impera en todo el mundo empresarial por mucho que intenten enmascararlo con dulzainas. Se trata del dogma tóxico del máximo beneficio a cualquier precio social u homínido. Psicopatía en toda regla.

También impera el dogma de aprovechar la posición de poder para sacar tajada, o beneficiar a unos pocos. O el dogma olímpico que, pese a su elegancia histórica, se ha quedado arcaico. Habría que comenzar a pensar en un dogma más constructivo, en un dogma postolímpico y revisable.


Continuará