17 de noviembre de 2015

La Honradez del Repollo Versus La Honradez Fallecida.



Hace unas curiosas semanas contactó conmigo un antiguo compañero de Magisterio. Si alguien no sabe lo que era Magisterio, le remito a la posdata de esta vomitiva entrada de hoy. Gracias.

Pues eso, con sorpresa recibí una llamada de un excompañero que fue panadero antes que maestro. Sin lugar a dudas, un buen tipo. La llamada constituyó un momento muy emotivo y me añadieron a un grupo de mensajería instantánea. Genial. Ya hemos garantizado un contacto virtual, que ya es algo. Este evento supuso recordar el pasado. Concretamente al pasado de hace un cuarto de siglo. Entonces estaban vivos mis abuelos maternos , y un servidor vivía con ellos por decisión propia. Aprendí cosas buenas y malas. Aprendí realidad.

La justificación de esta entrada surge tras el debate virtual de ideas a través de la mensajería instantánea y su ambigüedad inevitable. En un momento de actualización ideológica y virtual observé que varios compañeros entienden que hacen falta políticos honrados para gobernar el estado, en este caso, Español. Esta idea, por romántica y apetecible que sea, es preciosa, e incluso bonita,  pero a mí ya se me ha pasado tan precioso sueño, tan profunda fantasía.

¿Por qué se me ha pasado esta ilusión de honradez?
Sencillamente porqué considero imposible que un político honrado sobreviva a la escalada necesaria dentro del partido, o dentro de cualquier ente corporativo. A fin de cuentas un partido político, como cualquier otra asociación, está sometido a cribas donde la honradez aparente es la válida, antes que la honradez real. Entiéndase que la ética es más estética e imagen, que realidad.

La política de hoy, dado que no conozco la antigua política, es una forma de ganarse el pan donde casi todo vale. Se hace evidente que desconfío mucho de la propaganda vigente donde se han empeñado en acercar públicamente a los diferentes candidatos. Huele a anglosajón total, y me aburre.

¿Puede sobrevivir un político honrado , y con ética, a la vorágine de una asociación, partido,o empresa?

Difícilmente, aunque parece que el Sr. Mújica ha sido, y es, una excepción...Parece.

¿Me gustaría que los políticos y sus equipos fuesen honrados y usasen la ética y la humildad?

Pues sí. Pero, tristemente, solo observo egos, superegos, endiosamientos, estética e imagen. 

¡Solo hace falta que regalen chocolatinas con el perfil de alguno de los candidatos! Lloro.


Posdata: Magisterio consistía en una Diplomatura Universitaria del plan de estudios del año 1970 donde se englobaba a todos los profesores especialistas de la antigua Educación General Básica. Bien conocida como E.G.B.

No hay comentarios:

Publicar un comentario