30 de septiembre de 2015

San Juan Bajo. Observaciones con Tono Gris.

El paseo por las proximidades de San Juan Bajo me ha dado para dos entradas. Esta es la segunda o última, por el momento.


Es posible que haya sitios más bonitos, no puede negarse, pero este entorno tiene su belleza además de un gran simbolismo cristiano y evidente: El Cristo, La Virgen María con el niño Jesús, y Espíritu Santo (supongo en base a lo fotografiado, y sino es así ahí están los comentarios).

Reconozco que la orilla del río no es perfecta pero tiene huertos urbanos, paseo, y una moto abandonada en lugar de una lavadora :(





































Hablando con un marmolista, próximo al cine de verano, nos ha informado amablemente de que el cine era una antigua huerta.



Visitando el primer bar que nos hemos topado hemos observado un montón de fotos en blanco y negro. Fotos grises. Registros históricos de antiguas inundaciones. 


Fotos , antes y después, curiosas. En las fachadas de muchas de las casas hemos observado humedad, cosa normal dada la ubicación de las viviendas. ¿Cómo se gestiona la humedad que vine de abajo, y sube por las fachadas y paredes? El asunto es complicado, más allá de arreglar las fachadas todos los años, o contratar a un arquitecto.


No obstante, el río pasa con su particular belleza amarilla. El color ocre con el que siempre lo he conocido, aunque el que escribe entienda poco de colores en el tiempo del olvido y la falta de mezclas.


Y, para ir terminado por hoy en este mes de obras en casa, es evidente que las vistas desde el interior de la estación del metro son encantadoras. Me encantan las vías, los ferrocarriles, los túneles que dan a la luz, los caminos. Es por eso que en muchos sentidos, reales y figurados, soy un caminante. Un caminante animal que solo desea el bien propio y ajeno, aunque yo esté lleno de rencor, orgullo, envidia, rabia, y frustración. Espero, sinceramente, que ustedes seáis mejores que yo. Es lo triste de tener conciencia de animalidad. 







6 comentarios:

  1. " las vistas desde el interior de la estación del metro son encantadoras"

    Nada comparable con las vistas desde el interior del túnel del metro

    ResponderEliminar
  2. "No obstante, el río pasa con su particular belleza amarilla"

    Te dije que no mearas desde el puente.

    ResponderEliminar
  3. Quo vadis?2/10/15 17:34

    "pero este entorno tiene su belleza además de un gran simbolismo cristiano"

    Como los restos de la moto de San Pedro.

    ResponderEliminar
  4. Hay fotos que te supistes ver muy bien, y yo no. !te felicito!, !son preciosas!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio.
      Tu me ayudaste a ver, no pienses lo contrario.
      A buen seguro viste conceptos guapos. Subelos a tu blog.

      Se feliz.

      Eliminar
  5. Lonely planet5/10/15 14:06

    "Reconozco que la orilla del río no es perfecta pero tiene huertos urbanos, paseo, y una moto abandonada".

    Sólo le falta la plaza de toros y el frontón para ser como Güachington

    ResponderEliminar