29 de junio de 2015

El Pepinillo vuelve a escuchar



Ya llevo tres meses con forma de pepinillo, o salchicha gigante. Sabemos que la causa de nuestra deformidad es una extraña iniciativa extraterrestre que busca el surgimiento de una reflexión global sobre la posición de los seres humanos en el Cosmos. Parece ser que se trata de un correctivo destinado a provocar, en primera instancia, un cambio de actitud global de las clases gobernantes sobre todo lo demás, sobre los otros seres vivos y sobre los objetos. Busca de facto un cambio de actitud en todo aquel que puede tocar el Poder sobre todos los demás, o sobre todos los otros. Ya sea en su aspecto económico, material, político, religioso, o animal. Algunos llaman al evento: El castigo de los hermanos mayores pero, sinceramente, esos objetivos del correctivo global los veo muy lejos. Los siento ajenos a mí. Solo necesito compañía urgente, y he llamado a Jacarandá. Llegará dentro de un ratito. ¡Qué bien!

Mi princesa está conmigo y viene con otra carta. Su admirador le envió muchas cartas, y yo le he solicitado, a Jacarandá, que me lea una de las que recibió en su buzón inmediatamente antes de la metamorfosis. Un evento que también afectó a su ex ,o a ese varón que yo llamo admirador. Es una carta al estilo antiguo. Enviada en un sobre, y con varios folios manuscritos en su interior.

El amor como tal es a todos los seres humanos, a la vida, al Todo. El amor de pareja, como lo entendería contigo, es un amor con especificaciones propias. Un amor basado en el respeto mutuo y la negociación.
Hay que amar lo que ama el otro, mientras sea algo razonable y aunque no guste a la otra parte. Amar es aceptación , antes que ansia o deseo de cambiar al otro. El amor de pareja es libertad y confianza, antes que atadura. Es compartir tiempo juntos y amigos comunes. Se trata de compartir personas amadas por ambos, antes que de segregar o realizar cribas. Debe haber tolerancia y respeto hacia las personas queridas por los amantes. Eso es algo formidable.
El amor de pareja es dar libertad y confianza a la otra parte. Se basa en desear lo mejor al otro. A ese que se dice querer. Eso es el auténtico amor.
El amor de pareja es sexualidad compartida en todos los aspectos posibles. Es cariño. Es hacer el amor buscando el placer de ambos dentro del respeto mutuo. Es sexualidad en equilibrio. Busca , y encuentra, compartir el cuerpo con respeto, cuidado, y placer para ambos. Hay que practicar sexo con frecuencia, para que no salgan telarañas.
El amor de pareja constituye un compromiso ante las familias de ambos. Las familias pasan a constituir un elemento importante para los dos. La segregación familiar debe ser minimizada.
El respeto implícito en la relación amorosa acarrea el respeto de las ideas diferentes, sujetas a un afecto que padece, goza y une.
Amar es amar al otro y a sus seres queridos. No cabe celo, o envidia. Estos sentimientos deben gestionarse hacia el bien de ambos y de cada uno.
En el amor de pareja nadie pertenece a nadie. Cualquier actitud que implique posesión, convierte a las personas en cosas. Y nadie es cosa, sino ser. No hay cosas en el amor de pareja, solo hay personas que se quieren, que se acarician, que se besan, que se huelen, que se aman.
La fidelidad es otro elemento importante. La fidelidad está unida a la confianza y, de facto, genera estabilidad emocional en los amantes. He probado cierta promiscuidad en el pasado, y no compensa. Tiene muchos más inconvenientes que ventajas. La promiscuidad genera ansiedad y caos.
El buen humor es una gran fundamento y las negociaciones deben estar exentas de ofuscaciones y enfados. Se negocia en calma, con cariño, y con buen sentido del humor.
El amor de pareja es como una paradoja del amor. Amas el doble. Quieres al otro. Quieres lo mejor para el , o ella, aunque ese mejor no seas tú. El amor verdadero de pareja es formidable.

Te quiero.

  • ¡Guauuu! Esta carta es mejor que la otra, amiga Jacarandá. ¿Ese tipo existe? Está como una regadera.
  • Existe. Existe. Amigo y vecino. Creo que está hecho un lío. Menos mal que no ha escrito nada sobre el amor de madre, o padre.
  • Menos mal. Si llega a hacerlo te tiene que enviar un paquete postal de tres kilos.
  • Jajaja. Es verdad.
  • ¿Te importa preparar una infusión de manzanilla?
  • Venga,  vale. ¿Infusión? ¿Seguro?
  • Si. Si. Infusión. -sonriendo la guasa. Gracias, preciosa.   

4 comentarios:

  1. Carenadín Tellado29/6/15 16:12

    "Menos mal que no ha escrito nada sobre el amor de madre"

    No como tu, que lo llevas escrito en la puerta derecha de la fregoneta (en la izquierda lleva un dibujo de "Camarón vive").

    ResponderEliminar
  2. "Ya llevo tres meses con forma de pepinillo, o salchicha gigante"

    Te dije que tres cajas de viagra eran muchas viagras.

    ResponderEliminar
  3. "El buen humor es una gran fundamento y las negociaciones deben estar exentas de ofuscaciones y enfados. Se negocia en calma, con cariño, y con buen sentido del humor."

    Primeras palabras de Carenado a la Troika tras sustituir a Varoufakis

    ResponderEliminar
  4. "Es sexualidad en equilibrio."

    Carenado bailando boca abajo en la barra americana de la Ostra Azul.

    ResponderEliminar