13 de mayo de 2015

Electrólisis de H2O con estimulación electromagnética de ruptura. Parte IV

Desde el mes de Abril de este año, e incluso puede que desde antes, estoy con las prácticas de electrólisis del curso de Pilas de Combustible Hidrógeno. En dichas prácticas solo pretendo confirmar una hipótesis: desde un experimento de electrólisis de control contrastar datos con otro experimento de electrólisis con estimulación electromagnética, para buscar, y encontrar, cierto “grial” energético, si existe.  Un “grial” que aumentaría considerablemente la eficiencia energética del proceso electrolítico de control.  Una presumible singularidad que, evidentemente, puede que no exista, o que yo no encuentre. Tras varias lecturas sobre el asunto, fuera parte de las realizadas en los temas del curso, las mejores eficiencias energéticas convencionales rondan el 50%, en los mejores casos y usando electrodos de platino y/o bacterias. La termólisis desde fuentes naturales, o termales, que calientan el agua hasta altas temperaturas es otro asunto diferente al presentado aquí, mediante mis mediocres argumentos de infame animal (por la repetida estupidez implícita de la especie a que pertenezco, antes que por otras razones personales).

Para llegar a la configuración del experimento de control he dado muchas vueltas. Mis profesores del curso me recomendaron trabajar con volúmenes, pero me he empecinado, como ya dije anteriormente, con las pesadas, básicamente porque soy un pesado, como bien sabéis los que pasáis de vez en cuando por este entorno gris.
El primer experimento de control se resume correctamente en esta preciosa foto de un manuscrito Carenado:

Pero la electrolisis con sal marina, ClNa, es una pesadilla para el electrodo positivo que pasa rápidamente al electrolito interrumpiéndose, evidentemente, el proceso electrolítico que está en cierne, además de enfangar el electrolito con los óxidos del electrodo positivo elegido. Para más inri, respecto al Cloro, creo que parte pasa al aire, y lo evacuo con los extractores, pero me parece que también se forma ClH, ácido clorhídrico,  con el Hidrógeno que va surgiendo desde el electrodo negativo de la fuente de alimentación.  Sé que esto puede averiguarse controlando la evolución del PH del electrolito, o por otros métodos, pero busco simplificar el experimento de control y usar sal marina, de momento, complica mis pedantes propósitos.


En la siguiente entrada, contigua a esta, explico la configuración finalmente elegida y las eficiencias energéticas iniciales, del susodicho experimento de control o contraste.

Posdata: mi más sentido pésame a las familias de los fallecidos en el accidente del  400M. Es un proyecto de mi gusto, dadas las posibilidades pacíficas que ofrece, aunque no lo parezca, un avión de esas características. Además, a que negarlo, muchos amigos se ganan la vida en su construcción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario