28 de abril de 2015

Un Observador Carenado en el Tren





Hay múltiples documentos en el tiempo que expresan con romanticismo que la vida es como  un tren. No dejo de reconocer que es una buena metáfora pues, sencillamente, el tren representa el camino, el tránsito entre dos puntos del espacio tiempo de las cosas (si he comprendido bien la metáfora, claro). Pues desde y durante el tránsito ocurren cosas, te cruzas con personas que van subiendo y bajando al dichoso vehículo alargado.  

Recientemente he realizado un viaje Carenado, de excursión de ida a San Sebastián y vuelta a Sevilla antes que de obligación, y he podido hacer de Voyeur en el tren y fuera de él. Una rubia vasca, que debe ser conocida de Jacarandá por su belleza grande y mítica, ha estado hablando una hora con su última ex pareja, que voy a llamar Esquiador, y un rato con su hija, que voy a llamar Hija por su evidencia y chanza de un simplista perpetuo, o permanente, como yo.

En ambos casos ha estado presente el amor, o el querer aunque para muchos sean cosas diferentes.
La curiosa observación de hoy ha sido que mientras ella hablaba con el Esquiador ha estado repasando la pandilla de él, que no es de su gusto, y ha explicando varias de las consecuencias de su actual situación de amistad tras la crisis: cada uno vive a su bola, y nadie tiene que dar explicaciones. Pero cuando ha hablado con Hija todo ha sido muy monosilábico, por no decir muy breve:

-Estoy pasando por Legazpi y llueve – esto es un poner pues se trataba de un pueblo anterior cuyo nombre no recuerdo.
- ¡Ah! Vale
- ¿Cómo estás?
- Bien. ¿Y tú?
- Bien. ¿Cuándo sales para León?
- Mañana por la mañana.
- Bien. Que tengas un buen viaje.
- Igual. Buen viaje.

Y se acabó. Poco después la rubia se ha echado un perfume, exquisito a la distancia de dos butacas en que me encontraba ubicado, y me he quedado dormido. Al despertarme de la cabezada la preciosa mujer ya no estaba, solo estaba su asiento vacío.

¿Se habrá tele transportado a algún lugar tras dormirme con su perfume perfecto?
¿Por qué habrá hablado durante una hora con el Esquiador para decirle nada, o casi nada?

Como observador he percibido que son amigos especiales, que sí a ella le diese la locura, y decidiese ir a esquiar con él, él sería el que pagaría las facturas, que él es su segunda ex pareja y ella ya está acostumbrada, que podrían escribir un libro sobre su extraña relación ya finalizada –ahí casi me ofrezco  como escritor de pago, pero he sido un poco tímido…

Además, el Esquiador ha llamado siempre, pues la hora comentada es el sumatorio de las seis llamadas realizadas que ha recibido la rubia desde el Esquiador, con una música dance en modo sonar al máximo, y ella es la que ha llamado a Hija; a su hija. 

¡Cuántos aspectos tiene el amor según se trate!

Nada nuevo entre las paradojas y variedades del amor humano, bípedo, o humanoide. Está claro que siempre es mejor amar, que no hacerlo…Cuando te dejan, claro.

¡No os olvidéis de amar, aunque seáis tele transportados!   ¿Vale?



7 comentarios:

  1. "¡Cuántos aspectos tiene el amor según se trate!"

    Carenado leyendo el Kamasutra

    ResponderEliminar
  2. Anónimo29/4/15 0:10

    "Al despertarme de la cabezada la preciosa mujer ya no estaba, solo estaba su asiento vacío."

    Se fue a otro vagón cuando empezaste a roncar por arriba y por abajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo29/4/15 0:35

      Pa mí que se tiró del tren en marcha

      Eliminar
  3. eau de oeu29/4/15 0:34

    "¿Se habrá tele transportado a algún lugar tras dormirme con su perfume perfecto?"

    Menos mal que no la dormiste tu a ella con el tuyo.

    ResponderEliminar
  4. "ahí casi me ofrezco como escritor de pago, pero he sido un poco tímido…"


    Si, si...lo que pasa es que viste asomando del bolso el espray de pimienta

    ResponderEliminar
  5. "¡No os olvidéis de amar, aunque seáis tele transportados! ¿Vale?"

    Es que la última vez que intenté hacer el amor cuando transportaban la tele me caí de boca desde el Telefunken.

    ResponderEliminar
  6. Cabrones Inc.29/4/15 15:00

    "En ambos casos ha estado presente el amor, o el querer aunque para muchos sean cosas diferentes."

    Carenado contando las dos veces que se duchó cuando estuvo en la trena.

    ResponderEliminar