23 de abril de 2015

Un Mundo Absurdo y Bonito



Posiblemente esta bitácora es, en cierto sentido forma y manera, un repetidor de argumentos e ideas en el tiempo pero, mal que me pese u os pese, no me queda más remedio que tener esa actitud ante el absurdo mundo en que vivo. La palabra bitácora, o blog en ingles, indica e implica relatar incidencias y pensamientos de un viaje por la vida de un homínido del siglo XXI. En mi caso se trata del viaje de Constantino Carenado, un ser razonable, indignado, y patatero. Apoyándome en estas ideas, inicié este diario entre bytes y continúo, inevitablemente,  repitiendo algunos pensamientos, aunque no todos.

Evidentemente la vida no me va demasiado mal, porque si me fuese muy mal no podría leer, escribir, investigar como investigo, ni publicar todo esto, y todo aquello, en internet y desde una conexión de pago. Aunque no me vaya demasiado mal reconozco que soy un animal lleno de rencor, celo y envidia, pero también reconozco, a vuestro pesar, que ustedes, aunque lo dulcifiquéis más o menos –e intentéis ocultarlo- también tenéis esos sentimientos… Pero hoy voy a escribir sobre otro sentimiento diferente a los tres mencionados, y ese sentimiento que algunos humanoides  no tienen, o parecen no tener, es el sentimiento de vergüenza…

Me da vergüenza propia y ajena que sigan muriendo personas ahogadas en el mediterráneo.
Me da vergüenza propia y ajena que sigan existiendo clases o razas que discriminan a otras.
Me da vergüenza propia y ajena que las religiones, entre las 4200 que existen en el mundo-según la fuente indicada en el vínculo-, impliquen alejamiento entre culturas antes que acercamiento desde la diversidad y el respeto.
¡Somos, inevitablemente, tontos! También sirve estúpidos.
Y esto de la primera persona del plural se está usando mucho últimamente.
Si otros utilizan este tiempo verbal con libertad y sin miedo:
¿Por qué no voy a utilizarlo yo?...

Bueno. Como decía:
Me da vergüenza que haya explotación infantil, desempleo, y grandes desequilibrios en el acceso a los recursos más básicos.
¿Qué inteligencia tenemos como globalidad?
¡Da asco!
Siguen muriendo inmigrantes que huyen de guerras generadas por otros, en la mayoría de los casos…
¿Para qué sirve un gobernante de un país conflictivo del tiempo presente?
¿Para meterse en un búnker, o en la retaguardia, cuando él, u otros cobardes, deciden la guerra? ¡Venga ya! Estoy cansado del concepto: carnaza.
¿Por qué no hacéis ustedes de carnaza?

Me da vergüenza que los injustos, cobardes, ladrones, y enfermos de ego y soberbia, tengan poder o puedan acceder a él para tomar decisiones que afectan a otros haciéndolos unos desgraciados.
¡Reina la estupidez, y estoy cansado de ella!
A veces pienso que la estupidez se confunde con la grandeza. Cosas de bichos, con las que por hoy termino.


Posdata: que sea cansino en estos asuntos es lo que realmente puedo ser hoy. Fui voluntario muchos años y el mundo no  ha mejorado mucho. Todo sigue igual, o peor, según donde mire. Esta sensación de fracaso del mundo humanoide me indigna, y por eso expreso estos gritos de vez en cuando.  Poco puedo hacer como hormiga de un hormiguero podrido. Gracias y saludos.