30 de abril de 2015

Ayudar al prójimo sin sanguijuelas



Es precioso observar cómo las catástrofes naturales aumentan el sentimiento solidario de muchos ciudadanos de este mundo, pero también es doloroso observar como algunas instituciones “solidarias”, entiéndase también asociaciones internacionales, se van a nutrir de esas desgracias ajenas para conseguir recursos económicos para sí mismos, recursos que, a la postre, no van a llegar a la zona de conflicto ni a las víctimas.

Cada vez que se publicita una catástrofe, como la de Nepal, se me abren las carnes al pensar en los buitres que van a tomar cuartos de un dinero destinado a la ayuda de los damnificados. No voy a dar nombres de esas asociaciones, para eso está la policía nacional e internacional,  pero sí voy a explicar cómo se despluma al desplumado, o pobre, y al solidario, o generoso. Este es el procedimiento que me contaron hace muchos años, pero antes de relatarlo tengo que decir que no todas las asociaciones benéficas que buscan ayudar a víctimas del hambre, o de las catástrofes, utilizan estos procedimientos de, técnicamente, robo. Solo pretendo indicar, como he escuchado en el pasado, que me da vergüenza que se robe a las víctimas de forma sutil, y a las personas solidarias de forma camuflada. Comienzo el procedimiento de expolio expresado tal como me contó un Misionero de África  hace muchos años a  unos amigos  del voluntariado, y a mí  :

1: Vamos a construir un pozo en la ciudad de Zipi y Zape –uso metáforas al desconocer la ubicación de ese presumible pozo.
2: La asociación X aprueba el presupuesto destinado a la construcción de ese pozo.  El presupuesto se ha nutrido de los donativos de estados y personas solidarias.
3: Se descuentan al presupuesto los gastos de publicidad.
4: Se envía a un equipo a la zona donde se pretende construir el pozo. Se les paga el viaje en primera clase, se les aloja en un hotel de cinco estrellas, se les asigna un vehículo todo terreno o dos, se les pagan golosas nóminas que están vinculadas al presupuesto-con todos los pluses posibles-, se les lleva a la ciudad de Zipi y Zape.
5: Llegan a la ciudad susodicha de forma metafórica, exploran el lugar en búsqueda de agua, localizan varios puntos interesantes para iniciar las perforaciones.
6: El equipo se vuelve a casa pues, después de cuatro días de exploración y estudio, solo queda dinero para la vuelta a la central, o para viajar hacia el siguiente proyecto. Fin.

Este entorno pide que se ayude a toda víctima de catástrofe o hambre, pero solicita que se busquen maneras de que el dinero no se pierda en el camino. No podemos permitir que los sinvergüenzas reinen a su gusto. Hay que comenzar a darles la lata para que desistan de su actitud.
Este entorno, y el animal que teclea y lo alimenta, solicita que cuando se producen catástrofes en países pobres SE LES AYUDE sin rendirles cuentas posteriormente, o se les ayude a fondo perdido.

¡Eso es auténtica generosidad!

La ONU podría intervenir en estos asuntos hasta que la vida vuelva a su cauce en la zona afectada por la catástrofe. Una ONU destinada a ayudar en catástrofes me gusta más que su destino actual de perpetuos VETOS. Quizás en los asuntos de catástrofes no bélicas la ONU pueda ayudar de verdad, porque en las bélicas hay demasiados intereses enfrentados que, muchas veces, frenan cualquier ayuda posible. Esto lo expreso más allá del hecho de que los soldados que van a zonas de guerra como soldados de la ONU… son dinero para los estados, o países, que participan con dichos profesionales. Pero esto último lo explicaré otro día.

Gracias. Termino aquí, pues por hoy ya he dicho demasiadas tonterías.




Posdata: también recuerdo como parte de la ayuda que pretendía enviarse a Haití...Nunca llegó. Pero como no conozco los detalles, freno mis letras aquí.

Electrólisis de H2O con estimulación electromagnética de ruptura. Parte III



Varios amigos, y me hermano el mediano, me han comentado recientemente, a sabiendas de mis investigaciones y proyectos, varias ideas muy interesantes. Este artículo surge como agradecimiento por su interés desde un cobarde como yo, además de hipocondriaco, que investiga sus hipótesis  sobre el mundo físico y/o químico. Seguramente muchos piensen que voy a reinventar la rueda, o re estudiar las propiedades de la luz, entre otras pérdidas de tiempo pero, curiosamente, solo quiero intentar comprobar mis hipótesis desde esta frase de la Royal Society:

-        Nullius in verba. (En palabras de nadie)

Así pues, como experimentador e inventor patatero, no estoy sometido a ningún a maestro o, lo que para mí es lo mismo, estoy sometido a todos los maestros –básicamente por rebeldía y estupidez global. 
Desde la frase marcada arriba algunos amigos me comentan que lo que estoy haciendo podría hacerlo Elle, que está más cualificado. También me comentan que podría recurrir a Elle para que me ayudase en los experimentos…Reconozco que mi amigo Elle sabe más que yo pero, en estos momentos de su vida, lo que necesita es dinero antes que complicarse la vida más aún.  Además, él podría hacer sus experimentos como los hago yo.
¿Qué se lo impide a él?
¿Qué se lo impide a otros?
¡Pues hacedlos!  Me parecería estupendo.
¿Estáis dispuestos a darle una patada en la espinilla a la molécula de agua? (Si es posible, claro). Esta expresión la usó un amigo de mi hermano el pequeño cuando le conté lo de la búsqueda de la frecuencia de ruptura de la molécula de agua para obtener hidrógeno con poca energía. Cosa que muchos dicen que ya está descubierta, pero no he visto o leído evidencia de ello. Solo he leído procesos que no hablan de eficiencia energética. Informaciones muy opacas o limitadas a nivel científico o técnico.

¿Eso es compartir conocimiento?
¡Paparruchas!

Sí he visto inventores que hablan de su motor de hidrógeno o agua, pero no especifican informaciones relativas a las eficiencias energéticas de sus procesos.
Estévez Varela usaba compuestos de boro que eran de síntesis industrial y requerían energía ¿Cuánta energía requerían y cuanta producían? ¿Con qué origen? ¿Renovable, no Renovable?  
Stanley Meyer usaba un dispositivo sobre el que no hablaba de su eficiencia energética… Comenzaba con baterías cargadas para iniciar la electrolisis en sus preciosos inyectores… pero ¿Qué pasaba cuando las baterías se agotaban? ¿Cuál era el balance energético de su precioso invento que comenzaba y terminaba en agua? No he encontrado nada sobre ello.
Entiendo, perfectamente también, que lo que busco sea un imposible, o que yo no puedo llegar a ese descubrimiento por falta de algún conocimiento o recurso, a parte de mi amada imaginación. Los acontecimientos hablarán por sí solos.

En fin, como la ciencia no está sometida a maestros, o personas más inteligentes o menos, si no a la evidencia de procesos y experimentos replicables. Me siento libre de expresar que cualquier persona formada mínimamente en ciencias puede, en principio, hacer ciencia. La cosa es que para demostrar hipótesis nuevas suele hacer falta mucho dinero, y el dinero se anexa al éxito profesional como científico reconocido. Pese a ello, cualquiera puede hacer ciencia y eso es lo que hace grande a la ciencia, siquiera desde el punto de vista teórico.

Después de las parrafadas de arriba, desde esta posición de anti-mitos Carenados, sigo con mis experimentos del curso de pilas de combustible y voy a comentar varias novedades teóricas y experimentales.

Tras la conversación con mi hermano el mediano he desistido, para estas prácticas del curso, de usar sal marina como soluto, pues pierdo el electrodo positivo con rapidez al ser muy atacado por el electrolito cuando aplico corriente continua, y me he ido al NaOH como soluto. Podría usar el KOH, mucho más usado en electrolisis, pero me ha resultado imposible encontrarlo en mis alrededores. Me quedo con el NaOH, o sosa caústica, que es mucho más accesible en el mercado, para darle ritmo a esta práctica del curso. Gracias, hermano.

Tomando unas tapas con Elle, su compañera, Ele, y su familia, Elle me recomendó buscar la hipotética frecuencia de ruptura de la molécula de agua en el infrarrojo cercano… dados los modos normales de vibración del agua. Gracias, amigo. Apuntado.

Mis profesores del curso de pilas de combustible Hidrógeno me han recomendado que utilice en mis muestreos volúmenes conocidos, y tiempos de llenado de estos, pero yo me he empecinado en observar la pérdida de peso durante la electrolisis convencional con NaOH, y durante la electrolisis estimulada, también y evidentemente, con NaOH. Gracias desde este entorno gris.

Posdata: ayer, antes de ayer, muchas veces, me cruzo con personas que me entienden como incompetente para todo esto pero, sinceramente, voy a seguir caminando les guste, o no. Soy un caminante. Buscad vuestros mitos mientras yo los pierdo. Siempre diré que no puedo correr los 100 metros lisos en 10 segundos… 
¿Tiene sentido, entonces, comparar a un homínido con otro?
¡Cada uno debe ser lo mejor posible de sí mismo, de él mismo! Eso es lo importante y así se resuelven celos, envidias, fracasos, y frustraciones con rapidez, unos sentimientos  muy reales que muchos intentan evitar con subterfugios, filosofías que olvidan realidades homínidas, y preciosas fantasías disueltas en la poesía de la existencia.


28 de abril de 2015

Un Observador Carenado en el Tren





Hay múltiples documentos en el tiempo que expresan con romanticismo que la vida es como  un tren. No dejo de reconocer que es una buena metáfora pues, sencillamente, el tren representa el camino, el tránsito entre dos puntos del espacio tiempo de las cosas (si he comprendido bien la metáfora, claro). Pues desde y durante el tránsito ocurren cosas, te cruzas con personas que van subiendo y bajando al dichoso vehículo alargado.  

Recientemente he realizado un viaje Carenado, de excursión de ida a San Sebastián y vuelta a Sevilla antes que de obligación, y he podido hacer de Voyeur en el tren y fuera de él. Una rubia vasca, que debe ser conocida de Jacarandá por su belleza grande y mítica, ha estado hablando una hora con su última ex pareja, que voy a llamar Esquiador, y un rato con su hija, que voy a llamar Hija por su evidencia y chanza de un simplista perpetuo, o permanente, como yo.

En ambos casos ha estado presente el amor, o el querer aunque para muchos sean cosas diferentes.
La curiosa observación de hoy ha sido que mientras ella hablaba con el Esquiador ha estado repasando la pandilla de él, que no es de su gusto, y ha explicando varias de las consecuencias de su actual situación de amistad tras la crisis: cada uno vive a su bola, y nadie tiene que dar explicaciones. Pero cuando ha hablado con Hija todo ha sido muy monosilábico, por no decir muy breve:

-Estoy pasando por Legazpi y llueve – esto es un poner pues se trataba de un pueblo anterior cuyo nombre no recuerdo.
- ¡Ah! Vale
- ¿Cómo estás?
- Bien. ¿Y tú?
- Bien. ¿Cuándo sales para León?
- Mañana por la mañana.
- Bien. Que tengas un buen viaje.
- Igual. Buen viaje.

Y se acabó. Poco después la rubia se ha echado un perfume, exquisito a la distancia de dos butacas en que me encontraba ubicado, y me he quedado dormido. Al despertarme de la cabezada la preciosa mujer ya no estaba, solo estaba su asiento vacío.

¿Se habrá tele transportado a algún lugar tras dormirme con su perfume perfecto?
¿Por qué habrá hablado durante una hora con el Esquiador para decirle nada, o casi nada?

Como observador he percibido que son amigos especiales, que sí a ella le diese la locura, y decidiese ir a esquiar con él, él sería el que pagaría las facturas, que él es su segunda ex pareja y ella ya está acostumbrada, que podrían escribir un libro sobre su extraña relación ya finalizada –ahí casi me ofrezco  como escritor de pago, pero he sido un poco tímido…

Además, el Esquiador ha llamado siempre, pues la hora comentada es el sumatorio de las seis llamadas realizadas que ha recibido la rubia desde el Esquiador, con una música dance en modo sonar al máximo, y ella es la que ha llamado a Hija; a su hija. 

¡Cuántos aspectos tiene el amor según se trate!

Nada nuevo entre las paradojas y variedades del amor humano, bípedo, o humanoide. Está claro que siempre es mejor amar, que no hacerlo…Cuando te dejan, claro.

¡No os olvidéis de amar, aunque seáis tele transportados!   ¿Vale?



23 de abril de 2015

Un Mundo Absurdo y Bonito



Posiblemente esta bitácora es, en cierto sentido forma y manera, un repetidor de argumentos e ideas en el tiempo pero, mal que me pese u os pese, no me queda más remedio que tener esa actitud ante el absurdo mundo en que vivo. La palabra bitácora, o blog en ingles, indica e implica relatar incidencias y pensamientos de un viaje por la vida de un homínido del siglo XXI. En mi caso se trata del viaje de Constantino Carenado, un ser razonable, indignado, y patatero. Apoyándome en estas ideas, inicié este diario entre bytes y continúo, inevitablemente,  repitiendo algunos pensamientos, aunque no todos.

Evidentemente la vida no me va demasiado mal, porque si me fuese muy mal no podría leer, escribir, investigar como investigo, ni publicar todo esto, y todo aquello, en internet y desde una conexión de pago. Aunque no me vaya demasiado mal reconozco que soy un animal lleno de rencor, celo y envidia, pero también reconozco, a vuestro pesar, que ustedes, aunque lo dulcifiquéis más o menos –e intentéis ocultarlo- también tenéis esos sentimientos… Pero hoy voy a escribir sobre otro sentimiento diferente a los tres mencionados, y ese sentimiento que algunos humanoides  no tienen, o parecen no tener, es el sentimiento de vergüenza…

Me da vergüenza propia y ajena que sigan muriendo personas ahogadas en el mediterráneo.
Me da vergüenza propia y ajena que sigan existiendo clases o razas que discriminan a otras.
Me da vergüenza propia y ajena que las religiones, entre las 4200 que existen en el mundo-según la fuente indicada en el vínculo-, impliquen alejamiento entre culturas antes que acercamiento desde la diversidad y el respeto.
¡Somos, inevitablemente, tontos! También sirve estúpidos.
Y esto de la primera persona del plural se está usando mucho últimamente.
Si otros utilizan este tiempo verbal con libertad y sin miedo:
¿Por qué no voy a utilizarlo yo?...

Bueno. Como decía:
Me da vergüenza que haya explotación infantil, desempleo, y grandes desequilibrios en el acceso a los recursos más básicos.
¿Qué inteligencia tenemos como globalidad?
¡Da asco!
Siguen muriendo inmigrantes que huyen de guerras generadas por otros, en la mayoría de los casos…
¿Para qué sirve un gobernante de un país conflictivo del tiempo presente?
¿Para meterse en un búnker, o en la retaguardia, cuando él, u otros cobardes, deciden la guerra? ¡Venga ya! Estoy cansado del concepto: carnaza.
¿Por qué no hacéis ustedes de carnaza?

Me da vergüenza que los injustos, cobardes, ladrones, y enfermos de ego y soberbia, tengan poder o puedan acceder a él para tomar decisiones que afectan a otros haciéndolos unos desgraciados.
¡Reina la estupidez, y estoy cansado de ella!
A veces pienso que la estupidez se confunde con la grandeza. Cosas de bichos, con las que por hoy termino.


Posdata: que sea cansino en estos asuntos es lo que realmente puedo ser hoy. Fui voluntario muchos años y el mundo no  ha mejorado mucho. Todo sigue igual, o peor, según donde mire. Esta sensación de fracaso del mundo humanoide me indigna, y por eso expreso estos gritos de vez en cuando.  Poco puedo hacer como hormiga de un hormiguero podrido. Gracias y saludos.

17 de abril de 2015

Un mundo absurdo con algo de esperanza




Advertencia estético-emocional: este texto puede ofender a personas sensibles. Os ruego encarecidamente que, si se cumple esa condición, no continuéis la lectura –si alguien lee esto alguna vez, claro-.

Llevo varios días centrifugando y no puedo dejar de hacerlo:

¡Mi cabeza da vueltas!         ¡Mi cabeza da vueltas!

¡Eo!    ¡Eo!

Recuerdo cómo en la boda de un amigo, que conoce la metáfora del Chimpancé de Constantino Carenado, uno de sus invitados me miró muy, pero que muy raro… Sentí que miraba sí yo era un mono, o no. Eso fue lo que sentí, y eso es lo que digo hoy aquí aunque pueda estar equivocado. Pues esa metáfora del mono indignado vuelve de nuevo.

¡Soy un animal semejante al chimpancé!
¡Sí!
Y, desgraciadamente, os guste o no…
 ¡Vosotros también!
¿Qué esto es la consecuencia inevitable de mi metáfora?
Pues claro...

¡¿Qué pensabais, queridos bichos?!

Tarde temprano me toca valorar los actos de terceros después de infravalorar-me para observar desde abajo, sí el concepto abajo existe porque es un asunto físicamente muy relativo. Ejemplo para desambiguar: ¿Australia está abajo, o arriba? ¿Y España? ¿Y China?...

Pues sí. Para vuestra desgracia veo el mundo de todos aquellos con los que lo comparto y, desgraciadamente, tengo claro que somos bichos, animales. Siento que somos peores que los lobos…Pues damos constancia de ello continuamente.

¡Somos bichos! ¡Sois bichos!
Ahora comprendo a mi amigo Ele cuando decía que se fiaba más de su perro que de muchas personas.

¿Por qué voy tan duro esta noche?

Porqué mi vecina de arriba, que no paga la comunidad, copula a las diez de la mañana, copula a la una del medio día, copula a la cinco de la tarde –cuando su niño duerme un rato la siesta-, copula a la una de la noche o de madrugada,…copula y no ha reparado la cama ni el sofá. Además, para más inri, sigue haciendo sonidos guturales con su compañero que, afortunadamente, siempre es el mismo hombre silencioso que al final expresa un sencillo: Hummm… que escucho perfectamente, a sabiendas de que tengo cierta pérdida de audición que, dado el caso, no es suficiente.

Porqué solo veo egos rampantes por todas partes. Seres elegidos por otros, por ejemplo, que se consideran más. Seres que dirigen a otros, que se consideran más. Seres que aspiran al poder y están llenos de insana soberbia. Seres con poder, que pasan del concepto: otros y su bienestar. Caudillos, líderes, representantes, “dioses en la tierra”, que han perdido toda perspectiva sobre qué son y cuáles son sus responsabilidades respecto al futuro de los otros o demás. Enfermos mentales que no conocen su condición y nadie se la expresa por algún tipo de miedo.

Pese a estos dos porqués no puedo negar que disfruto de algunas buenas noticias como estas:

-Esperanza de gobierno democrático, de una vez por todas, dentro de un parlamento andaluz multicolor que se parece  en su variedad al primer parlamento andaluz que se constituyó. Un parlamento lleno de esperanza hacia un pueblo…que después de ejercer su voto suele ser olvidado tal cual sabandija.
¿Habrá representación de los intereses del pueblo andaluz? O… 
Solo habrá más teatro de títeres para vivir de la política una vez más (servirse antes que servir).   ¿Qué pasará?

-El acercamiento entre Cuba y EEUU. Dice EL MUNDO del 12 Abril de 2015:
“El líder cubano se muestra “dispuesto a hablar de todo” y el estadounidense mira “al futuro” ”.

Saludos de bicho. Saludos con gases o ventosidades, pedos… para quedarme tranquilo un día más.

15 de abril de 2015

Electrólisis de H2O con estimulación electromagnética de ruptura. Parte II



Es curioso como una sencilla electrólisis, en primera instancia, puede complicarse en su perfeccionamiento y control de variables. Para poder hacer un contraste con mis hipótesis, e incluso hipótesis colaterales, necesito una prueba de control, una electrolisis de control o electrólisis convencional de referencia. Y, tengo que reconocer que, dicha prueba inicial está siendo una auténtica locura.

Como esto sí sé que lo han hecho otros con éxito, de hecho hay electrolizadores (o electrizadores) industriales que se usan desde hace muchas décadas, y hay electrólisis de agua publicadas desde Volta o puede que desde antes... Elegí esta práctica de electrolisis estimulada, frente a una electrólisis convencional, para terminar el curso de Pilas de Combustible Hidrógeno en que estoy matriculado, y , todo hay que decirlo, para investigar animalmente cosas de mi mundo de bichos, antes que de seres inteligentes. 

Lo curioso de todo esto es que pretendo controlar un proceso con recursos justos, o mínimos, y eso constituye una aventura llena de variables o recovecos. Mientras realizo las pruebas reconozco que soberbia, y vanidad, entre otras losas, pueden constituir elementos perturbadores que castiguen a todo aquel investigador que se preste, pues los esfuerzos son grandes y si hay resultados… 
¿Cómo compensa una mente animal los buenos resultados tras un esfuerzo?  
Muchos animales expresan: - Soy la “repera”… como mínimo.  
Cosas de las emociones que no tienen que ver con los hechos, aunque sí con cómo se viven los acontecimientos.

No obstante, las claves son el esfuerzo, la constancia, y los resultados contrastables. En base a ellos, antes que en base a otras cosas estúpidas y humanas demasiado frecuentes, se pueden realizar reflexiones medianamente razonables. Siquiera en ciencia, y pese a quien le pese. En ciencia muchos asuntos, que no todos, son cuestión de hechos refutables, antes que de egos endiosados o teorías que puedan ser ciertas, o no, o solo parcialmente. Pero eso es otro tema, otro asunto diferente al que trato como bestia bípeda que teclea.

Estos son mis objetos de inicio: 1.5 litros de agua de grifo, 15 ml de sal marina bien disuelta en ese agua, un bol grande que pueda contener el líquido y los electrodos, una fuente de alimentación de corriente continua con tensión e intensidad regulables, un polímetro para medir tensión de servicio en tiempo real (alterna), otro polímetro para medir intensidad de servicio en tiempo real (alterna), un termómetro digital de lectura de temperaturas a distancia, una báscula digital de cocina con resolución de 1 gramo, una estación meteorológica para conocer temperatura del ambiente en dos cotas (arriba y debajo de la zona de pruebas) y la humedad relativa del aire, dos extractores para forzar la salida de aire, oxigeno, y el poco hidrógeno que produzco –ventilación forzada-, un reloj temporizador de pruebas –resolución mínima 1 minuto-, electrodo negativo de nana de níquel (producto de limpieza que se encuentra en droguerías), electrodo positivo que te vuelve loco  pues desaparece tarde o temprano pasando al electrolito –brocas, nanas de acero, nanas de aluminio, minas de grafito,…-, papel y bolígrafo para registrar las variables cada cierto tiempo, higiene y limpieza en la eliminación de los diferentes óxidos conseguidos entre una prueba y la siguiente, objetos diversos como palos, pinzas, soportes, bridas, guantes, cajas… para sujeción, protección, agitación y manipulación.

Es cierto que podría usar potasa, o KOH, o sosa, NaOH, para la electrolisis pero, sinceramente, la sal común es más accesible y me gusta la idea de usar agua de mar pese a los inconvenientes de este tipo de electrólisis. ¿Por qué? Básicamente por razones de acceso a dichos compuestos químicos.
Si dais una vuelta por mi amada wikipedia, a la que en cuanto la vida me sonría económicamente ayudaré económicamente (VLR económica), podéis ver que son productos industriales… cuyo precio puede controlarse… aunque no sea necesario reponer mucha potasa en las electrolisis industriales que se realizan.

El KOH viene de la electrolisis de una solución controlada de cloruro potásico (http://www.ecured.cu/index.php/Hidr%C3%B3xido_de_Potasio).
Y, normalmente, el cloruro potásico proviene de la silvita, o la silvinita (http://es.wikipedia.org/wiki/Cloruro_de_potasio) que se obtiene de explotaciones mineras e ignoro, siendo sinceros, sus existencias mundiales, su localización geográfica… y otras posibles fuentes de extracción más baratas que no sea el agua de mar u océano.

Evidentemente, el KOH, y el NaOH, pueden proceder de otras fuentes pero, curiosamente, el agua de mar contiene sales diversas, entre ellas sal común, o ClNa, y Cloruro potásico, o ClK,  y es mucho más accesible para todos los homínidos. Me quedo con la sal común, o el agua de mar u océano, para mis pruebas del presente. Y esta actitud actual no supone que no inicie otras en el futuro, si continúo con mis estúpidos experimentos. Estúpidos en base a los actos perversos de la especie a la que pertenezco, y si alguien se enfada, u ofende, por esta frase inmediata y anterior, que se aguante.  


Saludos.

8 de abril de 2015

El autoconsumo energético y la aplicación Homer

El curso de Pilas de Combustible Hidrógeno está llegando a su final, solo quedan las prácticas de electrólisis sobre las que iré informando puntualmente en este entorno gris.

Antes de llegar a este último punto del curso, que trata de una electrólisis convencional frente a otra electrólisis con estimulación electromagnética de ruptura (mi hipótesis con frecuencia y amplitud ignoradas), he terminado un ejercicio que la academia online llama: ejercicio de feedback. Se trata, básicamente, de configurar un sistema autónomo con energías renovables que alimentan un edificio, un electrolizador, una serie de baterías “bestiales”, y una pila de combustible hidrógeno, alimentada por el  hidrógeno producido en las horas de luz, para que el edificio aislado genere su propia energía eléctrica de forma autónoma las 24 horas del día y los 365 días del año. Los cálculos, o simulaciones, las hace el programa Homer que calcula la viabilidad de nuestro sistema de autogeneración eléctrica, sugiriendo cambios si ha lugar. No voy a subir mi ejercicio, sería excesivo, pero sí el enlace a la página de Homer (1), un video de cómo instalarlo(2), por si queréis usar su licencia libre durante seis meses tras registraros,  y mis conclusiones tras realizar el ejercicio (3).

(1)-Homer       http://www.homerenergy.com/ 


(2)-Vídeo para conseguir la aplicación gratuita tras registraros en la página, si os apetece:


(3)- Conclusiones Carenadas: Tras esta información expreso mis conclusiones después de decenas de simulaciones para alimentar un edificio de oficinas con una necesidad media de 6KW, aproximadamente, y de 10 KW de pico en los momentos de mayor necesidad de potencia durante las 24 horas del día y durante todo el año:

-Cambiar los tipos de baterías es determinante. Me ha sorprendido mucho que usar baterías de mayor voltaje implica, en principio, la necesidad de más potencia (60 KW frente a 31 KW en el huerto solar) sin saber, realmente, la mejora del coste real…

-Desconozco los entresijos de la aplicación Homer, como para fiarme completamente de ella. Programé durante un tiempo aplicaciones y la idea de las versiones  me asustó. Las aplicaciones pueden funcionar bien en primera instancia… pero solo su uso hará que salten los inevitables gazapos de todo diseño…Y puede haber gazapos insignificantes o gordos…Para solucionarlos están, precisamente, las futuras versiones de los programas y el uso intensivo de las primeras versiones.  Los errores se irán corrigiendo con el tiempo, el uso, y la fe de dichos errores o retroalimentación hacia los programadores (única forma de corregirlos). Para mí, sinceramente, usar una aplicación sin otras herramientas de juicio y reflexión,  es como coger un barco para cruzar el Atlántico… ¿Es un bote? ¿Es un yate? ¿Es un crucero? ¿Es una patera? ¿Quizás, un fueraborda?... Amén.

-El coste económico de una instalación de este tipo, desde mi punto de vista, es salvaje o demasiado elevado. Sinceramente, con presupuestos de esa magnitud (aproximadamente medio millón de dólares) ¿No sería mejor ubicarnos cerca de una red de distribución eléctrica? Entiendo la idea de amortización pero, pese a ella, la instalación sigue teniendo un coste gigante. Considero, con toda sinceridad, que sí alguien desea, de verdad, que las renovables se impongan, junto al autoconsumo energético, hay que jugar un juego diferente o distinto. ¿Y cuál es ese juego?
Pues, sinceramente, bajar los márgenes comerciales y la amortización de los costes I+D+I. Si no es así, mientras se quiera jugar a ganar el máximo dinero…No habrá renovables salvo que intervenga el estado subvencionando instalaciones de este tipo (como se ha hecho en el pasado), cuestión que, para mí, es una “chapuza a medio y largo plazo” por que cambia el gobierno y donde dije digo era Diego… Evidentemente, puedo estar en un error pero es lo que pienso a fecha de hoy. Las petroleras no van a dejar que esta tecnología se extienda demasiado…salvo que ellas puedan entrar en el juego y controlar los precios para seguir ganando dinero…Como hacen con los precios de los carburantes. Me rio muchas veces de la idea mantecosa del mercado libre. 
¡La idea del mercado libre en los asuntos de energía es una tomadura de pelo!

-Me gustaría conocer procedimientos analógicos con los que obtener presupuestos para poder contrastarlos con los presupuestos de Homer. Sin contrastes todo es muy aburrido y parcial. Aunque haya realizado decenas de simulaciones, y cambios,  para razonar sobre las consecuencias de cada uno de los cambios topológicos del diseño…Me sabe a poco tener exclusivamente la versión de Homer, aunque esta práctica feedback cubra objetivos mínimos.

-Gracias por la disposición y sugerencias de los profesores. En las prácticas presenciales debatí con la profesora sobre la necesidad de una mayor automatización del electrolizador que hay en la Fundación, ahora comprendo que estéis  automatizando más el proceso para poder ofertarlo a un menor coste…Un electrolizador autónomo es más barato que uno que necesite operarios.  De todas forma me pregunto, como muchos otros, que cuanto más automatización haya…menos necesidades de obreros habrá. Esto, que no es nada nuevo, es la espada de Damocles sobre la generación de empleo dentro de este sistema socioeconómico  del máximo beneficio en que vivimos (que nos es un absoluto, si no un relativo). Gracias de nuevo.

Para terminar este artículo de hoy indico  los enlaces sugeridos por la profesora que han evitado que proponga aerogeneradores en el ejercicio de feedback, pues en la ubicación física del edificio sugerido el viento no llega a 4 m/s el mejor de los días del año…Dado que la energía del viento es proporcional a su velocidad, con velocidades inferiores a 4 m/s lo mejor, de momento, es usar fotovoltaica. Estos enlaces de abajo llevan a aerogeneradores de baja velocidad de viento pero, inevitablemente, producen poca energía y son caros. Leyéndolos me he acordado de una entrada que llamé: Molinos de Azotea –creo-. Ya voy siendo viejo, me repito, se me olvidan cosas, pobre animal humano, pobre cincuentón.




Posdata: la aplicación Homer es muy interesante, de hecho me ha gustado bastante, pero no me atrae mucho la idea de jugarme un presupuesto de medio millón de dólares a una sola opinión Homer, por muy buena que sea esa opinión.  En estos casos de cuartos, o monedas, el contraste es fundamental, se hace necesario elaborar varios presupuestos con varias opciones. Así lo veo y así lo expreso. Gracias por comprenderme, si alguien lo ha hecho alguna vez.

6 de abril de 2015

Ondas estacionarias en una cuerda




Este vídeo, de la Universidad de Alicante a la que agradezco su esfuerzo mediático, explica características físicas de las ondas estacionarias en una cuerda. Y la luz del espectro electromagnético, y los electrones se comportan como ondas y corpúsculos. Evidentemente luz y electrones están sometidos, en cierta forma y manera, a las leyes de las ondas estacionarias.

Mi experimento, a todas luces inapropiado e inútil pero deseado, se ampara en usar estas propiedades físicas de los fenómenos ondulatorios en la ruptura, con poco energía, de la molécula de agua para mejorar un proceso electrolítico.

Es verdad, tristemente, que utilizo la metáfora del chimpancé para escribir como Constantino Carenado, un indignado que está enfadado con la especie, o lo que sea, a la que pertenece. Fuera parte de esta coyuntura personal, que es algo permanente, tengo claro que quiero hacer ciencia animal. ¿Qué  soy un mono no cualificado? Eso me da igual cuando mi digno propósito, voluntarioso antes que competencial, es demostrar que puede hacerse ciencia desde la descalificación más absoluta de un inepto que quiere, sencillamente, pensar y experimentar, desde el tiempo que ofrecen los cursos de formación para desempleados (Curso de Pilas de Combustible Hidrógeno que estoy terminando), y desde mi tiempo de homínido parado que está muy ocupado haciendo ciencia con sus pobres recursos. 

Los métodos inductivo-deductivo, e hipotético deductivo, son los que aprendí en la Escuela Universitaria y son los que estoy utilizando. Estos métodos científicos, aunque haya otros en vigencia, me parecen válidos y son los que me guían en las pruebas amparadas en dos palabras necesarias: hipótesis y tesis. De momento tengo una hipótesis, incluso varias que se multiplican solidarias, pero aún no tengo ninguna tesis nueva para mí. Para llegar a esa tesis utilizaré inducción, deducción, e hipótesis deductivas. Al decir que no tengo tesis quiero expresar con franqueza, que no tengo resultados visibles o comunicables, pero que sigo haciendo ciencia animal, sigo haciendo experimentos pese a quien le pese.

La ciencia, aunque esté destinada al fracaso desde el no reconocimiento absoluto, debe ser una actitud antes que una medalla pública. Los hechos, si los detecto porqué existan, hablarán por sí mismos. Sino es así, no pasará nada. La ciencia es así, y yo también. Estoy acostumbrado a ser un inepto público, como demuestra la falta de consideración hacia los parados españoles que no se levantan porqué, de momento, comen todos los días. Como aparezca el hambre, si dejan que surja, viajaré al fondo del mar, antes que llegar a la absurda violencia. Ya he hablado con las sirenas y Neptuno.


Posdata: sucede también que en física está pujando mucho la Teoría de Cuerdas (entre ellas la teoría M)... Si las partículas y subpartículas están constituidas por cuerdas, cosa no demostrada aún,.. ¿Serán sensibles a las leyes de las ondas estacionarias? Mi hipótesis es que sí…

5 de abril de 2015

Templos de Siempre




He estado pensando un poco, cosa que me sorprende, y he llegado a una conclusión evidente. Me gustan las bibliotecas, y entre ellas muy especialmente las públicas. No puedo negarlo, y no me importa repetirme en el tiempo al respecto de estos asuntos placenteros.

He disfrutado de bibliotecas universitarias, que son públicas y universitarias, y de bibliotecas exclusivamente públicas. Entre las dos tipologías me quedo con la segunda, con las bibliotecas públicas. Recuerdo intensamente la de Huelva, Morón de la Frontera, El Tesorillo, Pedro Muñoz, Nantes, Stuttgart, y , especialmente, la de Sevilla, esa que se encuentra al lado del precioso parque de Maria Luisa. Buenos momentos conmigo mismo, con mi sino. Buenas caminatas llenas de pensamientos y libros que demasiadas veces fueron peso.

Entre las bibliotecas universitarias visité, en Sevilla, las de Derecho, Informática, Ciencias de la Educación, Magisterio, Biología, y Química, y en Huelva solo usé la de Magisterio, cuando la Escuela Universitaria estaba en la calle Churruca. Teniendo en cuenta que ese momento formativo, de mi penosa historia personal, no me ha dado nomina alguna, aunque sí formación y buenos recuerdos, me deprimo un poco hasta que pienso en una tostada con roque (por ejemplo). En ese momento me encuentro mejor y salivo un poco.



Si algo tienen las bibliotecas públicas , que las distingue de las universitarias, es su mayor diversidad homínida. Cosa que desde mi visión las enriquece de manera singular. Se aprecia en ellas gran variedad de edades y propósitos que comparten normas de convivencia muy interesantes:  silencio abundante aunque no absoluto, orden y quietud dentro de un entorno lleno de documentos intensamente variados, lugar con libros y documentos de todo tipo.

Desde mi visión, que creo que no es la única, son auténticos templos modernos en que acceder al mundo del conocimiento pasado y presente.  ¿Qué la historia la escriben ,o reescriben, los ganadores? 
Si las bibliotecas , y por extensión sus archivos, se conservan el suficiente tiempo, la diversidad de visiones y su contraste contarán el pasado en el futuro. Es cuestión de tiempo y conservación de la diversidad.

Más allá de la reescritura de la historia, donde el que mata mata -siquiera para mí-, las bibliotecas ofrecen valores perdidos en la voracidad de nuestras ciudades saturadas de estímulos y ruido. Ofrecen un silencio razonable, compañía variada y concentrada, edades y formas vistosas para un maduro, tipos raros -como el autor de esta entrada-, amantes, compañeros recatados, compañeras, servicio público, agua, luz suficiente mejor o peor dirigida para leer o escribir, mínima disciplina, y orden.
Por estas razones, y muchas otras, amo las bibliotecas que , además de lo dicho o escrito, ofrecen un paseo, un camino, con un destino de conocimiento real o figurado. En cierta forma, en cierta manera, son templos de siempre.