18 de marzo de 2015

¿Geoingeniería?¿Invocar la Lluvia?

Hay tantos frentes sobre los que poder escribir algo interesante que, en ocasiones, me resulta difícil elegir. Optar. Decidir. Entre dichas alternativas hay una antigua, añeja, pero nada curada.

En julio del año 2014 escribí sobre la posibilidad de que estén fumigando territorios españoles, y reflexioné en torno a ello. Expresé que era una realidad muy posible, y la revista Investigación y Ciencia, de Agosto de 2014, me lo confirmó al publicar un artículo sobre el asunto. La información está entre sus páginas 58 y 65  y lleva esté título: Invocar la lluvia.

Aquella entrada, post o artículo, surgía de una reflexión apoyada, incluso surgida, desde un amigo que está en contacto virtual, o real, con la asociación anecil , contra la que no tengo nada a favor ni en contra, pero a la que sí quiero escuchar lo que tiene que decir. Como homínido solo pretendo expresar lo que pienso, y para eso tengo que escuchar, pensar, y al revés.

Si nos están fumigando deben informarnos sobre las investigaciones que se están haciendo, sobre quién está pagando las facturas, y para qué. 

¿Cómo es posible que se hable de una sociedad del conocimiento cuando se le ocultan cosas a dicha sociedad?

¡Paparruchas de Sinvergüenzas!

¡Mentirosos!

¿Para qué están los medios de comunicación de masas?


La asociación anecil ofreció esta conferencia el año 2014:




Diversos autores del artículo de Investigación y Ciencia dijeron lo siguiente en el artículo Invocar la lluvia:

“Gobiernos y agricultores de todo el planeta invierten cada año millones de euros en el intento de controlar las condiciones meteorológicas. Los últimos avances científicos indican que su esfuerzo habría merecido la pena. Dan Baum

“”Existen pruebas contundentes de que en las condiciones adecuadas podemos aumentar el porcentaje de lluvia entre un 10 y un 15 por ciento. “Roelof Bruintjes, experto en física atmosférica””.

“Otro método: Generación de iones.
Una serie de torres electrificadas envían partículas ionizadas al cielo para sembrar pequeñas gotas de agua. Ninguno de los científicos entrevistados en el presente artículo parece tener mucha fe en el método, pero, aún así, los proyectos de generación de iones siguen adelante en Abu Dabi y otros países…”

Y para terminar por hoy, en dicho artículo de la revista Investigación y Ciencia, en su página 65, se expresa con claridad que están sembrando nubes en: China, EEUU, Tailandia, Malasia, Rusia,…

¿Por qué no en Europa? Hummm

También se expresa, inevitablemente, que se trata de un tema muy controvertido. Pero, sinceramente, la controversia se resuelve con transparencia e información contrastada.


Saludos llenos de sembrada reflexión ;)

Posdata: Recuerdo la danza de la lluvia que hacían los indios en las películas del oeste Americano. Curiosa necesidad ancestral que todavía nos asusta. La ciencia y la tecnología son herramientas que deben ser enfocadas hacia el bien común, hacia el bien de todos. Si se está haciendo un mal uso de la siembra de nubes, solo la prensa imparcial y objetiva  podrá controlar la podredumbre de nuestra especie. Se hace necesario un mundo lleno de ciencia, tecnología y ética por igual. 
¡Qué uso se está haciendo del dinero público! ¡Qué uso se está haciendo de la ciencia y la tecnología!
¡Ojo!¡Perro!¡Muerde!