31 de marzo de 2015

Amigo Eón

Se estaba quedado en blanco desde hacia tiempo. Nada volvería a ser lo mismo, o el mismo. Su memoria y su lucidez estaban en decaimiento, si alguna vez tuvo alguna lucidez. Escaseces dominaban su alma, y su destino. Para más inri, para más penuria, estaba perdiendo los cinco sentidos físicos , y los siete sentidos psíquicos. Nada iba bien en sí, o fuera de sí. Se había quedado totalmente solo desde hacia dos años. Había perdido a los últimos familiares y amigos sin discusión. Era evidente que se acercaba su final. Fue entonces, en ese penoso momento, cuando tomó su última decisión vital: mientras pudiese ayudar a los otros, a esos llamados demás, los ayudaría con sus doce sentidos, con toda su alma. Cuando ya no pudiese ayudar a los otros ni a sí mismo, si llegaba el caso antes de su ocaso, deseaba intensamente la desconexión total. Cinco mil años de existencia, ya eran más que suficientes.

Un día, un momento, un lugar, un instante, fueron los elegidos por la máquina de la creación para desconectar, sin previo aviso, a Eón. Casi todos los registros de su existencia quedaron conservados como buenos actos,buenos datos, en la base de datos universal. El universo seguía sabiendo que seguían existiendo seres inteligentes y altruistas por definición. El universo entendía perfectamente que el altruismo y la generosidad ,a fin de cuentas el amor hacia los otros,eran los que podían gobernar el ego, o “sentimiento de superioridad”, la envida, el orgullo, la avaricia y el celo cuando estos defectos animales se convertían en los archiconocidos pecados capitales. Perturbaciones mentales y frecuentes descritas por muchos seres vivos e inteligentes del espacio-tiempo de las cosas. Alteraciones del ego de unos pocos que sometían a mayorías a algún tipo de sumisión o esclavitud. Enfermedades no diagnosticadas. Enfermos de ego.Bichos.


En la base de datos universal, donde Eón había ayudado a una especie mayoritariamente autodenominada homo sapiens sapiens -aunque algunos no se identificaban con dicha definición-, constaba que el difunto desconectado había ayudado durante miles de años a promocionar la intuición dentro del mundo de los sueños de los seres terrestres y solares. A fin de cuentas, había sido el director de orquesta de las intuiciones de los hombres buenos, siquiera en principio. También constaba que se había equivocado en algunas elecciones realizadas, pero Eón de los Durmientes no fue un ser perfecto, ni lo pretendió jamas. Fue un ser lo mejor posible de sí mismo. Un animador de la intuición de los seres humanos. Un creador de musas. Fue Morfeo...Y pronto será sustituido por otro ser semejante en sus capacidades de amar y soñar.