11 de enero de 2015

Violencia absurda


El asunto de la violencia justificada siempre está en vigor. Existen un montón de guerras pequeñas y medianas por todo el mundo. La ira, la violencia, el terror, y el miedo dominan inevitablemente a muchos ciudadanos de este mundo tan bonito y absurdo. Todo ese dolor evitable es, sinceramente, una estupidez antropológica. No comprendo tanta estupidez. No comprendo tanta cerrazón. Si la mayoría queremos paz, desarrollo, y armonía entre los pueblos…

¿Qué narices pasa?

Reconozco que la sátira, y la ironía, pueden tocar fibras sensibles, pero esas ofensas pueden llevarse a los tribunales de un Estado de Derecho como el que reina en Francia , por poner un ejemplo reciente. 

Este entorno, donde escribo con bastante libertad, donde la guasa es un vehículo de chanza absurda, graciosa y, ocasionalmente, toca gónadas, defiende la paz social dentro de la guasa y el sentido del humor de diferentes colores, donde toca reírse de uno mismo y del otro por igual. Reconozco que la sátira suele herir emociones y no es de mi gusto, pero la tolero. Como ejemplo de sátira recuerdo la película curiosamente francesa cuyo nombre es: La cena de los idiotas, cuya visualización recomiendo a quien no la haya visto.

Pese a que este entorno está gestionado por una persona que no está en condiciones, que es más animal que humano, si entiendo que el diálogo y la aplicación de las leyes justas debe continuar. No debe permitirse la pena de muerte institucionalizada, o institucionalizable en el futuro, como ha propuesto Marine Le Pen. Negativo. Error.

No hay excusa ética para la aplicación de la pena de muerte, aunque exista en algunos países, estados, o naciones. Negativo. Error. 
Si Dios no existe, lo dicho anteriormente es importante y justo. No se debe admitir la pena de muerte, o equivalente, como procedimiento de control de cualquier violencia terrorista.
Si Dios puede existir, o no, lo dicho anteriormente es importante y justo. No se debe admitir la pena de muerte, o equivalente, como procedimiento de control de cualquier violencia terrorista.
Si Dios existe, lo dicho anteriormente es importante y justo. No se debe admitir la pena de muerte, o equivalente, como procedimiento de control de cualquier violencia terrorista.
Si los Dioses existen, lo dicho anteriormente es importante y justo. No se debe admitir la pena de muerte, o equivalente, como procedimiento de control de cualquier violencia terrorista.

¡Hay que ir al origen de ese terrorismo, y ver de dónde surge! 


¿Por qué surge?

Para evitar que fructifique el terrorismo, evitándolo con métodos pacíficos apoyados en el diálogo real antes que figurado.

Cuando la violencia extrema se ejercita por todas partes, aparece el riesgo de su amplificación o re-alimentación descontrolada. La violencia no resuelve pero sí complica, y mucho, las relaciones humanas entre grupos o tribus, aparte de demostrar un comportamiento estúpido y destructivo. No ha lugar a la violencia si amamos la palabra paz. Y hay que amarla si queremos un futuro constructivo en que todos participemos. No se debe admitir la pena de muerte como procedimiento de control de la violencia. Es una contradicción estúpida. 

¿Qué alguien insulta tu credo o persona?

Hay procedimientos legales para resolver esa ofensa. Esos procedimientos legales son los que hay que usar. Si el estado, o país, no dispone de un sistema que garantice los derechos fundamentales de sus ciudadanos…Hay que “convencer” a dicho país, o estado, mediante procedimientos no violentos, que hay muchos.

Además, curiosamente, este último evento terrorista has sido ejecutado por ciudadanos franceses.

¿Qué está pasando en Francia realmente?

La última vez que fui, sobre todo a Nantes, vi demasiadas personas con necesidad.

¿De dónde surgen estos terroristas alocados? 

¿Por qué?

¿Surgen de la desesperación, de la marginación, del desánimo, del fracaso social, del desempleo?

Un ejemplo interesante, mediante el que se pueden evitar conflictos bélicos, es este (nada nuevo pero bastante eficiente): 

…Dicen algunas lenguas que la bajada del precio del petróleo obedece a una presión económica sobre Rusia y Venezuela… Ignoro si es vedad, o no, o es una verdad a medias, o se trata de un daño colateral. Independientemente de eso, y suponiendo que la hipótesis es cierta para dar coherencia a este párrafo, este tipo de procedimiento sería admisible en caso de un conflicto de intereses. Además, dicho procedimiento de bloqueo, bien llevado, sería una herramienta de diálogo forzado, a sabiendas de que el que realiza el bloqueo no abusa de su posición de poder, si no que desea evitar un conflicto bélico con todas sus fuerzas. La cosa es que este tipo de bloqueos evita la guerra y genera preguntas como estas:

¿Por qué me haces eso?

¿Por qué hago esto?

Aquí, en este texto de hoy y como en otras ocasiones, recurro a los sociólogos, antropólogos, psicólogos, misioneros, y trabajadores sociales que son los que saben cómo desenvolverse en entornos violentamente tóxicos para generar cambio social básicamente pacífico, aunque dichos movimientos puedan contener un poco de indignación. La última frontera de la desesperanza debe ser la indignación de un pueblo, pues más allá solo hay caos. La indignación es el alambre que debe evitar que se llegue a la violencia. Pero sobre este asunto de la indignación, como alambre o límite de la ira admisible, escribiré en otra ocasión. Nada nuevo en este entorno tóxico.

Saludos llenos de paz en el debate de las ideas, y creencias. Tengo fe en un futuro mejor. Creo en lo bueno que hay dentro de las personas, de nosotros, aunque seamos ocasionalmente necios.

Anotación final: Cuando escribo sobre violencia se entiende que me refiero a la violencia física, que es la que pone en peligro la integridad física de las personas. Respecto a la violencia verbal o gráfica, dolorosa y poco aceptable, debe ser estudiada… ¿Por qué? ¿Qué razón subyace tras la violencia verbal o gráfica? ¿Cómo resolverla mediante procedimientos no violentos? Seguro que hay soluciones dentro de la libertad de expresión de homínidos como nosotros. Estoy seguro de ello, aunque yo sea un animal del grupo de los primates.

8 comentarios:

  1. "No hay excusa ética para la aplicación de la pena de muerte"

    Sabemos que le has vendido al Gobernador de Alabama un aquanardo para alimentar de corriente la silla eléctrica. Aunque despuės de intentar achicharrar a los reos sin ningún éxito, han tenido que optar por ejecutarlos tirándoles el aquanardo a la cabeza desde un tercer piso.

    ResponderEliminar
  2. "¿De dónde surgen estos terroristas alocados?"

    Loca tu.

    ResponderEliminar
  3. "¿Por qué me haces eso?"

    Carenado, en la Ostra Azul

    ResponderEliminar
  4. "No hay excusa ética para la aplicación de la pena de muerte"

    ...Quizá para los casos de tráfico ilegal de poesía carenada.

    ResponderEliminar
  5. "Saludos llenos de paz en el debate de las ideas, y creencias."

    Carenado dirigiéndose al Frente Atlético momentos antes de ser emplumado y tirado por un puente.

    ResponderEliminar
  6. "recurro a los sociólogos, antropólogos, psicólogos, misioneros, y trabajadores sociales que son los que saben cómo desenvolverse en entornos violentamente tóxicos".

    No te olvides de los técnicos que arreglan el ascensor de tu casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy un robot12/1/15 13:38

      Ni del que entra detrás tuyo el el WC de El Viruta

      Eliminar
  7. "aunque yo sea un animal del grupo de los primates"

    Yo creía que eras del Tiro de Línea

    ResponderEliminar