13 de octubre de 2014

Proyecto CareAgua Bifurcado

En base a mi filosofía animal, y su franqueza, expreso este comunicado patatero que puede tener una forma intuitiva de tubérculo ideal:

En mi pobreza, y dado lo que estoy aprendiendo en el curso de Pilas de Hidrógeno (Combustible), tengo claro que son necesarias nuevas alternativas energéticas de bajo coste y accesibles para todas las personas de este absurdo mundo. Me gusta la idea de que se haya intentando institucionalmente apoyar a las energías renovables, pese a las discrepancias de algunos entes corporativos, pese a que esos entes quieran mejorar sus beneficios para amortizar sus inversiones pronto a costa del consumidor final. Me gusta que se haya intentado pujar por las energías renovables pero, sinceramente, ahora es el momento de darle un empujón al vector energético de nombre: Hidrógeno. Vector al principio, y puede que no al final... En eso me ando, y me hallo, desde unos recursos mínimos para no tener que deber nada a nadie (algo imposible, algo intentado) y ser lo más libre posible en la toma de decisiones, dado que el que paga manda y puede ser buena gente o un mafioso camuflado.

El proyecto CareAgua continúa gracias al apoyo familiar, pues carezco de subsidio económico en estos momentos, aunque he recibido unos cuantos durante unos cuantos años – no me quejo mucho aunque estoy un poco “jodío”-. 
Sin lugar a dudas ese apoyo familiar, que posee unos condicionantes inconscientes que pesan un poco –nada es perfecto-, me permite seguir investigando mis hipótesis, o ideas, en mis ratos libres. Es evidente, que sin recursos económicos eficientes chapuceo cuando puedo pues, curiosamente, las facturas tienen que pagarse antes de solicitar apoyos, precisamente, familiares. La verdad me encanta, pese al riesgo de la transparencia para un ser humano que disfruta creando ideas antes que ganando dinero. Me considero una paradoja humana de este tiempo, junto a algunas otras que he conocido, y conozco. Somos unos cuantos utópicos sanos.

En base a un proceso de investigación espiral, concepto que me ayudó a definir un profesor de programación HTML de un curso del paro, estoy llegando a un momento bifurcado donde, tras una semana de dudas, voy a elegir los dos caminos:

1    -   Trabajar con el plasma de vapor de agua y aire, para pasarlo por un generador MHD              descompensado donde deselectrizaré el plasma de baja energía.
2    -   Trabajar con el vapor de agua y, tras ionizarlo un poco, electrizarlo de forma arbórea para ir deshaciendo la molécula de agua en fases sucesivas.

En ambos casos intentaré, en lo posible, llevar un control del gasto energético para poder conocer la eficiencia energética de los diferentes procesos (1y2).
¿Y qué es eso de la eficiencia energética?
Muy sencillo.  Lo explico de diferentes formas, por si pasan por aquí personas que no tienen conocimientos técnicos:

-       Poder Calorífico superior del hidrógeno, dividido por la energía gastada en el proceso de obtención de dicho hidrógeno.
-        Energía del hidrógeno dividida por la Energía gastada para obtenerlo.
-      Valor de la energía que tenemos en forma de Hidrógeno (muy reactivo en su forma molecular H2), dividido por el valor de la energía gastada.
-        Un balance entre energías iniciales y finales, con el hidrógeno por medio.

Lo normal es que la energía gastada en la obtención del hidrógeno sea superior a la que puede suministrar el hidrógeno obtenido a posteriori. En estos casos, normales y documentados, se escribe de eficiencias energéticas del 70,80%... (Gastamos 100 unidades de energía y obtenemos 70, u 80 en los mejores casos, en forma de hidrógeno). Actualmente, y puede que químicamente siempre, es necesario aplicar más energía en la obtención del hidrógeno, que la que obtendremos después usando el hidrógeno obtenido… de forma química (pues no se trata de fusión –física-).

Después de lo dicho anteriormente,  un servidor pretende eficiencias del 150 %, como mínimo. Pero, evidentemente, es pronto aún. Quizás no esté cualificado. Quizás sea técnicamente imposible… Pero si sé que lo voy a intentar con mis recursos disponibles de tiempo e ingenio con forma de patata (ingenio, digamos, “asteroide”).

Saludos de un animal estúpido que no quiere valorarse porqué valorarse es discriminarse y, sinceramente, solo quiero SER en un mundo con muchos pendejos, con muchos abusones, con demasiados oportunistas sin vergüenza. Para mí es cuestión de una sana rebeldía que, en estos momentos, puedo permitirme.


Posdata: El concepto de Modelo de Utilidad, del registro de patentes y marcas, permite registrar con una gran libertad de diseño. Gracias.