31 de agosto de 2014

Persiguiendo La Luna



En ocasiones he seguido a la Luna para alcanzarla, pero siempre me ha resultado imposible. He visto videos, documentales, y documentos varios, en que consta que el hombre fue a la Luna, la pisó, y se paseo por ella, pero yo no he podido hacer eso. Así pues, y dada mi limitada coyuntura,  solo puedo correr detrás de ella hasta el fin del tiempo, de mi tiempo…Y mientras corro siguiéndola con frenesí, pienso que, siendo un homínido del presente me guste o no, todos los semejantes a mí, entiéndase homínidos bien parecidos, tenemos que conseguir grandes hitos como seres con cerebro grande y manos versátiles.  
Y las forma y manera de conseguirlo no es una, sino muchas. Todas ellas con senderos paralelos que parecen cruzados.
Y llegarán tiempos de hablar con delfines, ballenas, y otros seres gigantes que, al final, siempre serán pequeños. Cuestión necesaria de humildad.

1 comentario:

  1. Anónimo1/9/14 0:11

    Eres el Principito con aerofágia.

    ResponderEliminar