23 de marzo de 2014

En memoria de un político

No he sido nadie ni pretendo ser alguien, pero puedo prometer y prometo que seguiré intentando ser sabio, ser mejor persona cada día, aunque eso sea un imposible categórico.

No he sido el presidente del gobierno español después de una dictadura evidente, ni pretendo ser el presidente del gobierno español algún día (un animal declarado no hace eso), pero puedo prometer y prometo que seguiré luchando por un mundo más justo cada día, cada estornudo, cada respiración.
Aunque mis demonios no me dejen ser todo lo generoso que yo desearía, pido perdón por ser últimamente un mísero. Lo siento. Siento ser un miserable pobre.

No he sido un filósofo, un intelectual, o un hombre con reconocimiento social, ni pretendo serlo . Esos no son mis deseos, me 'la suda' en libertad, pero puedo prometer y prometo que aunque omita información, por qué tengo derecho a cierta privacidad animal, he sido y seré lo mejor de mi mismo y eso supone, cuando se comparte el camino con alguien- en mi caso con una mujer muy curiosa y creativa-, menos tiempo para los amigos y familiares. Disculpadme. Disculpad mi aislamiento. Puedo prometer y prometo que no os he olvidado, ni os olvidaré. Doy fe entre fotos y chismes que generan recuerdos. Esos que, para mí, nunca son demasiados.

No he podido cambiar el mundo ni una pizca, pese a mi altruismo juvenil y mi frustración evidente, todo un duelo en mi rebelde interior, pero puedo prometer y prometo que gritaré las injusticias evidentes, las dictaduras camufladas, las absurdas jerarquías, los mercados que empobrecen a muchos (contra los mercados de abastos no tengo nada). Y aunque parezca un anarquista; no lo soy. Solo pido libertad, igualdad, y fraternidad de facto , y en democracia, antes que buenas palabras y enredosa verborrea. Estoy cansado de palabras hipócritas. Estoy cansado de personas hipócritas. Estoy harto, pero como hombre de paz solo puedo gritar, y por eso grito.

Puedo prometer y prometo que estas cuatro palabras fueron muy importantes para mí, cuando era adolescente, cuando creía que los políticos en democracia podían cambiar el mundo, pero, visto lo visto hasta la fecha, cuando ellos mantienen su estatus en tanto el pueblo sufre, es de perogrullo que los políticos actuales solo saben resolver su mundo, el de sus familiares, el de sus amigos, y el de sus prestamistas. Evidente.

Sr. Suárez, aún no han llegado los auténticos representantes. Lo siento. Ser franco es lo que tiene. ¿Usted lo intentó? ¿Si? ¿No? ¿Qué puedo saber yo? ¿Qué puede saber un animal qué teclea? Un Tecleador.


Saludos ante su marcha. 
Adiós.

Posdata: Si hay otra vida, esto no es el final. ¿Qué sé yo? ¿Qué puede saber un animal agnóstico?

7 comentarios:

  1. Puedo prometer y prometo que como te agaches te la meto.

    ResponderEliminar
  2. "Puedo prometer y prometo que estas cuatro palabras fueron muy importantes para mí, cuando era adolescente"

    Ya de mayor, las cuatro palabras más importantes fueron "está dando un espectáculo"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creía que eran "ponme otra con sobrasada"

      Eliminar
    2. Si, esa también.

      Eliminar
  3. El famoso inventor liberal-marxista C. Carenado, tras ser tiroteado repetidamente desde Los Lagares cada vez que asomaba por la ventana de su taller afirmó "Puedo prometer y prometo que mañana te pago los desayunos"

    ResponderEliminar
  4. "No he podido cambiar el mundo ni una pizca pese a mi altruismo"

    No seas tan negativo. Gracias a ti, veinte panaderos pueden dar de comer a sus hijos, y podemos defendernos si nos atacan, con tu recopilación poética encuadernada en pasta dura.

    ResponderEliminar
  5. El Heraldo de Vladivostok25/3/14 12:52

    Putin amenaza a los países más industrializados, con devolverle el pasaporte a Carenado, si apartan a Rusia del G8 por la anexión de Crimea.

    Por su parte, el intrépido pancartero, ha comunicado que hará una huelga de hambre de veinte minutos, si no se le reconocen sus derechos.

    ResponderEliminar