25 de febrero de 2014

Attac SEIS

Es curioso como ha llamado mi atención el libreto negro de título:

¿Están en peligro las pensiones públicas?

Ver:  www.attac.es

Es evidente que hay muchas entradas posibles de sabores y caracteres grises, como la de los inmigrantes que se juegan el pellejo en el mar para llegar a España y Europa, lugares de ensueño para muchos africanos pobres...
A sabiendas de tantas injusticias tratables en el absurdo antropocéntrico, hoy necesito expresar otras cosas. En definitiva, necesito reflexionar en torno a otro pequeño contenido del libreto negro que he mencionado arriba. Es muy posible que este tipo de contenidos, para las entradas de esta bitácora, sea un bodrio para muchas personas, pero creo que estos contenidos deben ser tratados todo lo posible para disminuir los miedos generalizados a la quiebra del sistema, cuando el sistema es lo que nosotros queramos que sea... Pero, claro, esto de;
“lo que nosotros queramos que sea” …
Es , para muchos, una estupidez ,o algo insensato, y así nos va entre homínidos estúpidos. Cuando leo sobre mis congéneres y sus actos, solo me viene a la mente la palabra: estúpido, en lugar de la palabra: genio. Y esto me duele bastante, me duele mucho.

  • Auuu!!! Pau, pau,pau. (tres veces)

Dice el libreto en sus páginas 46 y 47:

¿Es bueno alargar la vida laboral? ¿afecta esa medida por igual a todos los ciudadanos?

Alargar la vida laboral puede ser un gran beneficio para un catedrático universitario que disfruta con su trabajo pero es una gran injusticia exigirle cinco o dos años mas de trabajo a una persona de limpieza de la Universidad que ha realizado un trabajo manual y repetitivo durante toda su vida laboral.
...proponer que aumente obligatoria-mente la edad de jubilación para todas las personas por igual,..., es extraordinariamente injusto.

¿Qué medidas respecto a la edad de jubilación deberíamos llevar a cabo?

..., es mucho más justo y eficiente permitir la prolongación de la vida laboral con carácter voluntario para aquellas personas que lo deseen.


Estas palabras de hoy me llevan a entender que nuestras leyes son, en ocasiones, absurdas. No puedo imaginarme, por ejemplo, a un albañil, con empleo, que esté en un andamio ocho horas y tenga sesenta y seis años. Tampoco soy capaz de imaginar a ese mismo señor, ciudadano en todos los sentidos, haciendo una zanja con un pico y una pala, o subido a una reto-excavadora. Creo, sinceramente, que las leyes ,en ocasiones, son un insulto a la inteligencia común o, lo que es peor, al sentido común.

Evidentemente espero comenzar a cotizar pronto , a mi pesar mediante auto-empleo, para contribuir al sistema de la Seguridad Social y esperar, mientras cruzo dedos de manos y pies, que:
  • la gestión de la Tesorería de la Seguridad Social sea honrada y sin ladrones.
  • las layes sean más justas y coherentes en un futuro próximo cuando, tras esta guerra comercial global, a parte de la especulación financiera sobre los estados, llegue la re-localización de empresas.

Pese a todo me temo que la automatización progresiva, o la IA aplicada a la industria, generará nuevas crisis en el futuro. Es evidente que el Sistema está construido por humanos del pasado y del presente y, evidentemente, todo Sistema puede mejorarse hacia el bien de todos,o hacia el desarrollo de todos. Creo firmemente que un Sistema Socio-económico ético será posible cuando la buena voluntad, repeledora de alimañas humanoides que solo quieren para sí mismas, rija el destino de los humanos. El dogma de los sinvergüenzas (alimañas humanoides antedichas), a todas luces algo generalizado y estúpido, no debe seguir reinando en las mentes. Es cuestión de ética natural y justicia social. Creo que es posible porqué he conocido a muy buenas personas en el camino de mi vida.

  • ¡La buena gente es la que hace El Sistema Social más humano! ¡Gracias!

Pero...

       ¡Debe haber más buena gente aún!
       ¡Siii!

Para terminar esta entrada, entiendo que los indignados NO están necesitados de un psicólogo, y considero que los sinvergüenzas y ladrones SI están necesitados de un psicólogo. Los psicólogos y psicólogas, incluso los sociólogos y sociólogas, deberían estar más allá de sus intereses económicos, o variaciones relacionadas con sus necesidades, y diagnosticar rápidamente a los enfermos de codicia. La codicia, a todas luces, SI es una gran enfermedad de nuestro tiempo antropomorfo. Quizás los psicólogos, las psicólogas, los sociólogos, y las sociólogas, puedan ayudar en la construcción de un mundo más justo.

El que paga no manda en los diagnósticos! ¡ Sed coherentes! ¡Sed científicos de verdad!

Saludos.


8 comentarios:

  1. Retopropulsado25/2/14 15:44

    "Tampoco soy capaz de imaginar a ese mismo señor, haciendo una zanja con un pico y una pala, o subido a una reto-excavadora."

    Yo ni siquiera puedo imaginarme una "reto-excavadora".

    ResponderEliminar
  2. "Los psicólogos y psicólogas, incluso los sociólogos y sociólogas, deberían estar más allá de sus intereses económicos"

    Si es que son la pollo, polla.

    ResponderEliminar
  3. "Auuu!!! Pau, pau,pau. (tres veces)"

    Carenado, tras enterarse de la huelga de panaderos.

    ResponderEliminar
  4. "¿Qué medidas respecto a la edad de jubilación deberíamos llevar a cabo?"

    La primera medida sería prejubilarte como poeta con efecto inmediato.

    ResponderEliminar
  5. The Daily que daily25/2/14 19:53

    El famoso inventor y bloguero bolchevique Constantino Carenado ha rediseñado los planos del aquanardo para trasformarlo en una olla exprés sin pitorro de seguridad. "Lo bueno de mi sistema es que, aunque estés el al azotea tendiendo la ropa, sabrás que el cocido está listo al ver la tapadera atravesarla disparada", ha declarado orgulloso en la zona de menaje de El Corte Inglés, mientras intentaba mangar una Magefesa.

    ResponderEliminar
  6. Mi Carenado no es bolchevique. Podrá ser mentiroso, patán, guarro, bolchevique...pero de cantante k-pop no tiene nada.

    ResponderEliminar
  7. Diario Ass27/2/14 16:06

    El conocido bloguero subversivo C. Carenado, evoluciona satisfactoriamente tras someterse a una operación por lesión de codo de tenista en ambos brazos. "Ya mismo podré estar tocando la zambomba como cuando tenía catorce años", ha declarado el activista.

    ResponderEliminar
  8. " ¡Siii!"

    Carenado, tras finalizar la huelga de panaderos.

    ResponderEliminar