26 de noviembre de 2013

Las Hermanas de la Cruz necesitan ayuda para ayudar

Recibo esto desde el correo electrónico de mi amigo Ao. No es un correo muy reciente , me lo envió el día 13 de este mes, pero creo necesario publicarlo hoy.

Las Hermanas de la Cruz nos piden divulguemos que actualmente están pasando unos momentos de carestía total debido al incremento de personas que diariamente acuden a su Convento a solicitar ayuda. Lo que podamos aportar en alimentos, ropa y por supuesto en metálico se puede llevar al Convento en calle Santa Angela de la Cruz, en horas de 10 a 13:30 y de 4 a 7 tarde. Por favor, pasad esta nota a vuestros contactos. Gracias

¿Aumento de pobreza en un mundo lleno de recursos mal distribuidos?

¡Venga ya!

¿Pobreza en España y Sevilla?

¿Será mentira?

¿Sevilla pobre como cuando dejó de venir el oro de las indias (América)? ¿Otra vez?

¿Pero este mundo qué es? ¿Qué está pasando?

¿No estábamos los españoles en el primer mundo, y todos los terrestres nos acercábamos hacia el bienestar global?

¡Ah!

Que eso no puede ser, pero sí puede ser que unos pocos tengan la mayoría de los recursos...¿?¿?¿?

¡Venga ya!


No me entero de tanta estupidez. A veces me siento bañado en ella durante las 24 horas del día. Saludos indignados de un pobre actual.

24 de noviembre de 2013

Reflexiones entorno al Amor

Hace varias entradas expresé levemente que tengo compañera de viaje. Desde nuestra tendencia a la centrifugación, o a la reflexión, hemos estado dándole vueltas a la palabra amor. ¿Nos amamos? ¿Qué es el amor? ¿Hemos amado alguna vez? ¿Solo ama Dios?

No pensaba, en mi torpeza, que podría resultar algo tan difícil de entender, o definir, más allá de lo que dice la R.A.E.

Siempre había pensado que conocía el significado de esta palabra. De hecho he expresado muchas veces que hay que amar al prójimo como a uno mismo, para estar más allá del bien y del mal de Nietche.

¿Cómo se ama uno, a uno mismo? ¿Es eso posible? ¿Me amo a mí mismo de verdad?

Fuera parte de los asuntos masturbatorios, que no son cuestión de amor a uno mismo -siquiera para mí-, no consigo saber sí me amo y, a partir de ahí, sí realmente puedo amar. En estos momentos me resulta imposible o, siendo optimista, muy complicado. Dado el bloqueo mental que padezco me remito a la referencia más próxima que, en este caso espacio-temporal, es el diccionario enciclopédico océano (1982. ISBN 84-7505-369-6 (VOL.1)) que es el que tengo más cerca en la biblioteca en que me encuentro escribiendo estos significantes. El documento comentado está detrás de mi espalda -pereza ante todo-.
Pues eso, consulto el documento comentado mientras ensucio hojas de papel, con el carboncillo de una mina absurda de dos milímetros. Transcribo acepciones como estas:

-Afecto por el cual busca el ánimo el bien verdadero o imaginado, y apetece gozarlo.

-En filosofía sobresale la teoría platónica del amor,...La aspiración del alma al Bien supremo entendido como belleza, crea una afección hacia la representación ideal de los seres y posibilita la ascensión al conocimiento absoluto o contemplación mística del mundo de las ideas...
...reviste tantas formas como permite la variedad de psicologías individuales, y de él se han expuesto multitud de teorías filosóficas, leyes psicológicas y condiciones necesarias para su existencia, sin que haya sobre la materia acuerdo posible.


-Conjunto de fenómenos afectivos, emocionales y conscientes que vinculan entre sí, o una respecto a otra, a dos personas.

-… En su vertiente social supone la formación de un “nosotros personal” que actúa de modo unitario y coherente dentro del grupo humano en que se está inmerso.

Después de leer párrafos como los de arriba, incluso antes de eso, creo que el concepto amor se ha , discúlpenme, prostituido en su promiscuidad de uso. Mi compañera de viaje, y yo, hemos decidido que nuestro amor es , por ejemplo, “patatónico” (mezcla entre amor platónico y amor de patata).

Ahora en serio. Sí el amor es una fenómeno afectivo, ha sido tratado por múltiples teorías filosóficas, sin acuerdo entre ellas, y puede generar un “nosotros personal” que afecta a un grupo humano (como la religión del amor)... Para mí el amor termina siendo un término ambiguo que actualmente está siendo sustituido por conceptos como: afecto, autoestima, querer, e incluso, desear (lo siento)...

Pienso, desgraciadamente, que nunca ha habido un amor comparable al de entregar la vida por los otros (sacrificio vital de un mártir). Un servidor no le encuentra mucho sentido actual al sacrificio vital de un mártir, o al asesinato de una víctima , pues ambas cosas me repelen y me parecen absurdas desde una filosofía del debate pacífico y la negociación justa. Me parecen absurdas desde una época donde el conocimiento y la libertad son más grandes y accesibles que en cualquier tiempo pasado.

Pero...¿Qué quiero decir?

Exceptuando, evidentemente, a las víctimas y mártires que sean consecuencia de catástrofes naturales...Si fuésemos justos no sería necesario una mártir ni una víctima. Y lo curioso, aunque parezca ciencia ficción, es que podemos ser justos los unos con los otros desde cualquier religión (o filosofía) pacífica, justa, y negociadora. Punto pelota. 

¿Tendría sentido un mártir, o una víctima, en un mundo justo?
Pues no. ¿Por qué matar a otro, si puede evitarse?

Nos encontramos en un momento histórico en que podemos hacer grandes cosas juntos, o podemos joder las cosas juntos. Las decisiones correctas deben ser tomadas y, curiosamente, pueden ser tomadas en un mundo ínter-conectado. Tenemos las herramientas para un mundo justo, antes que para un mundo domesticado.

¿Será el momento del auténtico Amor?
¿Será el momento del conocimiento?

Siento haberos molestado con esta parrafada inútil para escribir, simplemente, que no sé lo que significa la palabra amor, a parte del amor de un mártir como Cristo (por ejemplo). Las palabras: sacrificio y felicidad, chocan en mi mente. Me parecen incompatibles. Deben ser conceptos que no funcionan bien dentro de mi cerebro de patata. Discúlpenme un día más. Discúlpenme por no saber el auténtico significado de la palabra amor. Discúlpenme por escribir mucho para no decir nada. Presente.


18 de noviembre de 2013

Adios a ONO

El propósito de esta breve entrada es comunicar a todo aquel que tenga mis direcciones de correo electrónico @ono.com , y pase por este entorno básicamente "friki", o raro, lo siguiente:

Desde hace años vengo utilizando las cuentas de correo electrónico:

...@ono.com y ...@ono.com

Ambas cuentas estaban vinculadas con el operador de Internet llamado ONO. Por circunstancias personales, vilmente económicas, voy a dejar ONO (que antes fue AUNA, y antes de ese antes fue Supercable). Lógicamente al dejar el operador ONO pierdo los servicios de correo electrónico:

xxx@ono.com

En fin, este correo masivo solo pretende indicaros que sí queréis contactar conmigo a partir de ahora, y por correo electrónico -evidentemente-, podéis hacerlo en esta cuenta de correo:

@gmail.com

Gracias por vuestro tiempo. Saludos y mucha suerte en vuestros proyectos personales, familiares y/o profesionales.

Es decir:

Dentro de unos días todo lo que me enviéis a las cuentas ...@ono.com no va a ser leído , respondido, o cosa parecida. Uso este entorno público para comunicar tal circunstancia a aquellos que pasando por aquí tenéis alguna de esas cuentas. Unas cuentas de correo electrónico con evidente fecha de caducidad.
Como es posible que no hayáis recibido, por la circunstancia que sea, el correo "masivo" que he practicado en el día de hoy, publico esta entrada tan formal e, incluso, apática.

Saludos.

Posdata: no tengo nada en contra de este operador llamado ONO. Siempre me ha dado un buen servicio, pero no puedo pagar su cuota mínima de Internet.

17 de noviembre de 2013

El indignado no ha muerto aún.

Leo mis últimas entradas y parece que ha muerto el indignado que hay en mí. Pero eso no es cierto. Lo que realmente sucede es que un estado de indignación permanente me haría muy infeliz y, también sucede, que desde hace poco tiempo Constantino Carenado tiene compañera de viaje. Y viajar acompañado , mientras dure el acompañamiento -evidentemente-, supone tal novedad para mí que ese viajar acompañado requiere , o necesita, más moderación emocional por mi parte. Y esa moderación afecta un poco a este entorno, al menos así lo siento.

Pese a los cambios vitales. Pese a las decisiones que pueda tomar ahora o en el futuro... No dudo en mi interior que siempre seré un indignado. Lo siento mucho por aquellos que deseen cambiarme en mis fueros internos. Va a ser muy difícil.

¿Por qué?

Porque necesito gritar la estupidez que siento por demasiados sitios globalizados. Incluso, porque necesito gritar mi propia estupidez. He descubierto, desgraciadamente, que apenas puedo modificar mi mundo físico a mejor. ¿Entonces? ¿Cómo voy a ayudar a que el mundo sea más justo o equilibrado? ¡Imposible!

Creo que el estado de derechos y obligaciones que tenemos no funciona, o es una tomadura de pelo en el tiempo (años en en la ejecución de un juicio donde el presunto culpable (o inocente) tiene un buen defensor ,o un buen sofista. Políticos "democráticos" que solo se representan a sí mismos, o a las corporaciones -lobbies,etc...-). Parece ser que ya no existen las palabras: misericordia o compasión , salvo en el diccionario. Ya no se usan, ni se tienen en cuenta sus significados.

Existe una tendencia insaciable que lleva al ser humano social hacia obligaciones casi esclavas, mientras los derechos los disfrutan aquellos que tienen dinero (sin importar como han llegado a tener ese dinero). Parece que todo tiende a definir que el pobre, sencillamente, no existe en derechos aunque sí existe en obligaciones como la de ser pobre. Todo esto, para mí, es inevitablemente indignante. Y darle derechos a los pobres , o dignidad, no es darles cosas gratis. Cuidado. No se trata de dar al que no tiene y punto. Deben darse bienes y servicios a cambio de algo como , por ejemplo, otros servicios, enseñar oficios, expresar el artista interior, etc. El pobre debe hacer algo honrado y razonable a cambio de la ayuda. Hay mucho trabajador social que sabe como modular las ayudas de forma razonable.

Saludos acompañados. Espero que mi compañera de viaje me aguante mucho. Espero aguantarla mucho dentro de una humana felicidad. Veremos como es el camino conjunto. El propio camino definirá nuestro sino. Seremos caminantes acompañados. Seremos una pareja, por un tiempo indefinido. Espero que sea un tiempo largo y provechoso. Espero un buen Tao en el tiempo.


15 de noviembre de 2013

Bueno, Bonito y Barato.

Reflexionando sobre el mundo en que vivo llego siempre a la misma evidente conclusión:

- El funcionamiento del mundo me parece intensamente estúpido.

En cierta forma, en cierta manera, no le encuentro una lógica general éticamente razonable (para aquel que comprenda la palabra ética y sus consecuencias-claro-). Su funcionamiento, el de el mundo, me parece un imposible global. El mundo está ciego. Estamos ciegos.

Recuerdo a mi amigo Gómez, que creo que es examigo por recíproca ausencia, cuando terminó su licenciatura en Económicas y Empresariales (creo que se escribe así pero es muy posible que haya cambiado su nombre y currículo). Por entonces un servidor estaba en la ONG Amigos de África I (era un ser utópico lleno de buenas intenciones) y los dos hablábamos plácidamente de que la economía de mercado fomenta y valora los instintos más básicos del hombre:

- codicia.
- avaricia.
- egoísmo.
- envidia.
- miedo.
... e incluso celo.

Además, según mi amigo o examigo Gómez, era el sistema de intercambio de bienes y servicios mejor entre los posibles. No me daba muchas otras opciones por qué:

- ¿Estaba muy bien adoctrinado por la facultad?
- ¿Había tenido una tienda de huevos que formaba parte de una cooperativa que tenía poco de cooperativa?
-¿?

No consigo comprender aún como pueden justificarse valores anti-éticos en el mercado y fuera de él. No comprendo como, aún, son tiempos de Maquiavelo y maquiavelismo. Sigo pensando en un mundo estúpido donde parece que -por ejemplo-:

* Los políticos solo piensan en perpetuarse en el poder, o aledaños, antes que en representar los intereses de la mayoría de ciudadanos. Piensan en sus necesidades en lugar de en representar a alguien o nadie. Hipocresía. Cuando los intereses partidistas , o corporativos, que ustedes defienden hacen más pobres a los ciudadanos...¿Quién paga las consecuencias? ¿Para qué están ustedes ahí? ¿Es esto un nuevo feudalismo?

* ¡Las empresas fuertes se van fuera para reducir costes en mano de obra! ( por ejemplo.). Así "reparten" su riqueza.
...

Espero que pronto lleguen alternativas a esta mierda que tenemos ,y no estoy escribiendo de comunismo. Las tres bes, que dan título a esta entrada de hoy y dentro de un mercado global, pueden ser nuestra perdición social.

¿Antes la personas, o antes el capital?

La estúpida respuesta parece ser evidente. Siento pena. Me da pena mi estúpida especie...Con lo grande que podríamos ser desde nuestra pequeñez.

¡Va!

Por cierto, puede parecer en ocasiones que me quejo de mi país... ¡Ja!

Mis visiones locales son, en múltiples ocasiones, generalizables a la globalidad. No escribo como español, andaluz, o "tirolinense"... si no como un pobre ciudadano del mundo que es pobre y tiene mucho miedo.


¡Va!

10 de noviembre de 2013

El Burro y la Noria

Hace muchos años mi abuelo materno, e incluso mi madre, me contaban esta parábola del Burro y la Noria. Realizo esta entrada de hoy con el propósito de que me ayudéis a identificar a su autor. Me gustaría saber quién escribió este relato, o cosa parecida. Gracias.

A mi burro por vez primera, según cuenta nuestra historia, pusieronle, quiera o no quiera, a dar vueltas a una noria. Ambos ojos le vendaron, para que no se mareara, y un par de palos le pegaron para trotar sin que parara. El burro con ahínco, en una alarde de juicio, le preguntó a un hortelano que pasaba por allí:

-Amigo. ¿Cuántas leguas llevo andadas? Por lo menos cuarenta y cinco.

Y el hortelano dijo:


-Buen amigo, ten por cierto que no has salido de aquí. Que hay gente que en su ceguera se creen tanto y cuanto, y no han dado, siquiera, un paso del verdadero adelanto.

1 de noviembre de 2013

Papa Francisco Crack

En los últimos meses la prensa se ha ido alejando de mí. Sumado a eso que Sol, mi gata atigrada, se ha meado sobre mis diarios atrasados, tengo que reconocer que estoy algo desinformado sobre asuntos públicos. No sé cuanto durará mi nueva situación, pero sigue gustándome leer al Sr. del Pozo cuando publica en el diario El Mundo. El propósito de la entrada de hoy no es alimentar el ego del Sr. del Pozo, o cosa parecida. Que va. Solo pretendo comentar su artículo de opinión del 30 de Octubre de 2013.


Dice el artículo de nombre: Deshielo...


(1) “Francisco se ha atrevido a decir que cada uno percibe la verdad a partir de sí mismo. ""No es necesario creer en Dios, basta con seguir los dictados de la conciencia"" ...


(2) “ Antonio Rovira, agnóstico y conocedor de la geometría sagrada,...dice: 
""Este es un Papa real. Deja a nuestras democracias débiles, convertidas, precisamente, en un holograma""...


(3)” Yo sigo pensando que Francisco es un crack”.


En mi caso, con mi seudónimo de Constantino Carenado, llevaba varias semanas pensando en escribir algo sobre el Papa Católico. Pese a lo que se haya escrito sobre su pasado en Argentina , sea verdad, sea mentira, o sea otra cosa, puede que ahora sea su momento de la verdad. En ocasiones un pasado confuso puede ser un futuro claro. Además, las palabras deben definirse con actos coherentes, y en eso el Papa parece ir bien dirigido. Aunque sus actos sean pequeños e intensamente simbólicos, de momento es evidente que está dejando muy bien a la comunidad Católica e, incluso, Cristiana.

Desde el punto de vista del verbo me alegra mucho leer (1) ""No es necesario creer en Dios, basta con seguir los dictados de la conciencia""...

Esto me recuerda lo que me dijo un día un padre blanco Misionero de África:

  • Lo importante, amigo, es educar bien la conciencia y , después, seguir dicha conciencia.
Ahora le escribo a ese amigo Misionero:

  • Gracias. Me resulta difícil formar bien mi conciencia, pero seguirla no es tan complicado.

Espero que la iglesia Católica, con este Papa Francisco Crack, no esté realizando, simplemente, un lavado de imagen para recuperar adeptos perdidos o mejorar la fe. Creo que el Papa Francisco debe ir más allá de palabras impresionantes mediante un verbo bien pronunciado, y gestos muy simbólicos. Veamos ahora que actos tiene pensados tras su precioso verbo.

¡Suerte y al toro, Señor Papa!