28 de julio de 2013

Niños y futuro.


¡Oh filosofía!
¡Oh pensamiento!

Limitados en los dolores y el sufrimiento ajenos. Muertos, enfermos de hambre, seres infectos. Enfermos diversos. Accidentes.

¡Oh miseria!
Que llamas a la podredumbre del hombre ajeno...
¿Por qué hay pobreza, aún?

¡Oh miseria!
Que dominas a grandes y pequeños.

¡Oh pícaros!
Miserables que sobreviven.
¡Oh pícaros!
Miserables que son ricos.

¡Oh filosofía!
Gracias a ti puedo ver, y entiendo.
Entiendo, siento, y pienso.

¡Oh reflexión!
Interna y perdida en el miedo.

¡Oh, cobarde Constantino!

Filosofía y reflexión serán tu riqueza cuando todo sea proyecto.
Filosofía y reflexión son tu riqueza cuando todo es proyecto.
Y da igual el proyecto, mientras sea constructivo,
mientras cada cual siga su camino si pereza o desidia.

¡Oh Señor Cuándo! ...
Cuando trato a los niños del presente,
Cuando los veo...
Solo quiero que crezcan por dentro en el camino de la filosofía y la reflexión.
¿Será posible alguna vez?

¿Podrá escribirse, o hablarse, de niños libres?
En lugar de niños árabes, niños judíos, niños cristianos, niños hindúes, niños budistas, niños musulmanes, niños ateos, niños animistas, niños del betis, ... niños del sevilla.

¿Podrá un niño ser maestro?
¿Podrá un maestro ser niño?

Habrá que verlo en el sino ajeno y propio. En el destino. En el buen destino del hombre pacífico que respeta, y es respetado en la diversidad del camino. Ese camino que está vivo. Que es rico en experiencias.

27 de julio de 2013

El intratable tiempo



El tiempo se escapa entre las manos, la estupidez reina, la pobreza campa, y aún se producen estúpidas guerras. Somos unos pobres homínidos, unos pobres hombres...
Respecto a la libertad del tiempo... algunos dicen que es como un río que fluye y te arrastra; otros la entienden como una constante física; algunos otros solo piensan en que les arrastra a su final, hacia el final de su tiempo. Pocos entienden que la libertad del tiempo , incluso el tiempo, es la auténtica justicia. Seas bueno. Seas malo. Seas grosero. Seas pesimista. Seas optimista. Seas alegre. Seas grande. Seas pequeño. Seas inteligente. Seas estúpido. Seas lo que seas, el tiempo te mata. Él establece su justicia. Es como un apellido indeseado. Es como un dolor perpetuo. Es como una lucha perdida. Es pesadilla... Por que el tiempo, el puñetero tiempo, te mata si, o sí.

Uno termina, alguien termina, como ceniza, o como comida de gusanos y bacterias. Uno termina en un hedor indistinguible, porqué uno está muerto,está en putrefacción. Si el tiempo es así de cruel. Si el tiempo es como un río, o como una nube en el cielo...

¿Por qué no podemos contemplar el infinito?
¿Por qué no podemos contemplar los eones como si fuésemos dioses?
¿Por qué hay hambre propia o ajena?
¿Por qué hay pobreza física y mental?
¿Por qué tanta necesidad?
¿Por qué perder la vida entre lágrimas?

Todo es tan extraño que ni siquiera el tiempo, ni él, puede saber su futuro.

¿Dejará de fluir a intervalos infinitesimales?
¿Dejará contemplar nuevas generaciones?
¿Cuándo llegará el tiempo de paso?
¿Y el tiempo del tiempo?

Lo dejo por ahora. El tiempo se me va y quiero seguir tecleando otras cosas hasta mi final. Pobre de mí.

¿Cuanto tiempo me queda?
¿Tendré tiempo para contemplar la NO estupidez de mi especie?
¿Podré decir antes de morir?

Todos somos. Todos somos uno. Hemos hecho las cosas bien por una vez. Las personas y seres vivos son los primeros. Después vienen la materia, la energía, y los inventos.


Espero que los inventos futuros, como el dinero, ya no sean absolutos, como son en estos tiempos tontos donde los pobres sufren las consecuencias de los irresponsables, esos llamados listos que , realmente, son unos indeseables, son unos miserables (siquiera muchos de ellos que he llamado lobos en este entorno gris). 

¡Y me da igual que el pobre sea responsable de su situación!
¡No puede justificarse la esclavitud!
¡Existe la palabra dignidad!
Y
¡La pobreza ajena habla sobre el resto de los humanos!
¡Ustedes mismos, sabios de pacotilla!
¡Ustedes sabréis con vuestras justificaciones hindúes!
¡Ustedes sabréis sobre intocables!
¡Hay que estar más allá del bien y del mal!
Y en ese lugar están los otros .
Están los culpables, y los inocentes.

Basta por ahora. Paro...Me detengo. Tengo claro que el poder no distingue. El poder es responsabilidad (...ya lo decía el tío de Spiderman).  

22 de julio de 2013

Ejercicio de Autoestima



Es curioso como la tarea de un orientador puede resultar provechosa para un grupo de parados. Más allá de compartir con él sus propósitos de adaptación al dogma socieconómico del momento, que se caracteriza por su estupidez, antes que por otra cosa, hemos realizado tareas , entre otras tareas, que han aumentado la autoestima de los miembros del grupo de parados que no están parados (mis compañeros y yo). Entre las actividades realizadas para mejorar nuestra autoestima , elemento fundamental para no convertirnos en zombies o enfermos mentales a medio o largo plazo, el orientador realizó el otro día una tarea muy curiosa. Dicha actividad consistió en cortar tantos papelitos como el número de compañeros menos uno (se nota que estoy estudiando programación) , escribir en una de las caras el nombre del compañero, y en la otra cara del papelito una cualidad de dicho compañero. Una cualidad que podía expresarse con una palabra, o una frase. A mí, después de setecientas horas conviviendo en formación, no me ha resultado muy difícil expresar ideas sobre mis compañeros, pero sí me ha resultado curioso lo que han escrito mis compañeros sobre mí. Sinceramente pienso que Constantino Carenado, seudónimo del autor de esta bitácora, no es así. Observen las opiniones de mis compañeros:

- Creativo.
- Creativo, ingenio, capacidad, empatía con los demás.
- Constante. Buen compañero.
- Tras un ideal.
- Imaginativo. Buen orador. Ideas muy claras.
- Aventurero.
- Creatividad.
- Locuacidad.

Solo comparto, en sinceridad, la locuacidad: ...cualidad de locuaz (que habla mucho o demasiado).

¡Es lo único cierto!

Todo lo demás , que agradezco con cariño a mis compañeros de curso, no son cualidades especialmente interesantes.

¿Por qué digo esto?
Por qué:
- La creatividad existe en cada persona, u homínido.
- El ingenio se aprecia en cada persona, u homínido.
- La empatía es fácil de conseguir. Solo hay que mirar ahí afuera.
- Buen compañero puede ser cualquiera que se esfuerce en serlo. Es cuestión de empatía, y todos mis compañeros son buenos compañeros de curso. Evidentemente, a algunos los trato más que a otros.
- Soy un aventurero en entornos controlados, es decir : soy un aventurero de pacotilla.

Pese a la respuestas que expreso en esta entrada de hoy, agradezco a mis compañeros su visión sobre mí. Gracias.  Espero que os compréis gafas nuevas en breve.

Para terminar hoy, y para evitar ambigüedades, expreso que la estupidez del modelo socieconómico en que vivo (invento a fin al cabo antes que un absoluto de algún tipo) carece de muchos valores y está MUY podrido. Un elemento absurdo de este sistema socieconómico en que vivimos es el absoluto del capital, o de los intereses económicos, sobre las vidas de las personas. Es muy triste pensar que para el sistema un parado, o un marginal, es una carga social. Un pobre sin formación es un esclavo moderno. ..Me repugnan los defectos del mundo global en que vivo, aunque muchos países estén peor que el nuestro.

¡Todo es tan estúpido!
¡Qué nos impide ver que lo importante, lo auténticamente importante, son las personas!
¡Qué nos impide ver que hasta los zombies, del presente y del futuro, tienen sus derechos y su dignidad!
¡Qué nos impide entender que los incapaces, por sus errores o defectos , son importantes!
Ocurre, en ocasiones, que un incapaz es capaz de amar más que un capaz. Paradojas de la estupidez social.

15 de julio de 2013

Frente al Bar



La Calle Marques de Pickman es muy curiosa. Pasear por ella supone un ejercicio de contemplación provechoso y fructífero. Es observación afectiva de la diversidad de homínidos. Observar dentro de ella, o sus negocios, también es experiencia singular.
Es posible, hasta probable, que observar implique no pensar, ni centrifugar, ni hundir la autoestima en sentimientos de fracaso. Me da tanto la observación de los otros, al menos a mí, que dicha observación impide la elaboración de esas paranoias que los psicólogos llaman: disonancias cognitivas. No ha lugar a disonancias cuando se observa a los otros con cariño. Son imposibles psicológicos, salvo que un psicólogo diga un día que observar y narrar lo observado es percibir una realidad equívoca o un fantasear enfermizo . Si sucede, habrá que considerar desequilibrados mentales a muchos escritores del pasado, del presente y, a buen seguro, del futuro.

Cuando observo a los otros, los estímulos que percibo son tales que la realidad solo son ellos, y no yo. En base a estos parámetros observacionales, el otro día me crucé con un amigo viudo, que voy a llamar Sombrero Blanco. Él no me vió, pues yo estaba al fondo de la barra de un bar, pero sí se paró frente a él y contempló su familiar nombre:

- Bar Luisa.

Observando el nombre del bar primero bajó la mirada, después la subió... Y quedó mirando el nombre del bar durante segundos eternos. En ese instante todo quedó parado, estático, sin movimiento. El espacio-tiempo quedó dentro de su espuma de Plack. Las metáforas fueron objetos, y los objetos metáforas. La realidad fue fantasía, y la fantasía fue realidad. Todo se invirtió durante el tiempo en que Sombrero Blanco pensó y dijo:

- Amada Luisa, aún te quiero.

Tras sus palabras, dentro de la metáfora de su amor perdido en el tiempo ,retomó su marcha el espacio-tiempo de todos, Sombrero Blanco dió su primer paso de alejamiento del bar, y aún no he vuelto a encontrarme con él. Siempre será mi profesor preferido de Física. Siempre será el padre de dos grandes amigas. Siempre será él, y su gorro marinero. Será ,para mí, Sombrero Blanco, el profesor. Un hombre enamorado que añora compañera, su amor perdido.


14 de julio de 2013

Pensamientos transolímpicos



Es curioso como el pensamiento libre no está de moda, aunque parece que sí está de moda. Es el pensamiento libre el que libera junto a la reflexión necesaria, y no los caminos predeterminados por protocolos y sistemas corolarios al poder humano (de los que hay demasiados ejemplos: consumismo, olimpismo exagerado, liberalismo, religiones, ateísmo,.. y variaciones sobre ellos) . Esto es lo que pienso a fecha de hoy, y seguramente sea lo que piense en el futuro. Si hay algo que han escrito los filósofos en el tiempo de sus letras; ese algo ha sido un cúmulo de pensamientos personales o, en este caso, filosóficos. Un cúmulo de pensamientos libres que surgen de otros pensamientos libres aprendidos e interpretados.

¡Es la filosofía la que libera el hombre!
¡Pero la filosofía sin mitos!

Recuerdo muy bien a un amigo historiador , que voy a llamar Ale y es esposo de una amiga que voy a llamar Con, con el que un día hablamos sobre Schopenhauer y mis dificultades para entender sus escritos (en este caso: El mundo como volitad y representación. Libros III y IV) . Ale, en su franqueza fluctuante entre carcajadas recíprocas, me dijo que todo filósofo expresa sus pensamientos e ideas y que, paradójica-mente, esas ideas pueden ser difícilmente entendibles. Ale dijo literalmente:

- El filósofo expresa, escribe, sus pensamientos.

La reflexión y el entendimiento de las necesidades son los que liberan al hombre y , discúlpenme, los rituales de un tipo u otro tipo son decorados de paso, pero no de llegada.

¿Alguien se ha planteado, de verdad, por qué hay tantas religiones?

¿Es entendible, si dios existe, que solo haya un camino?
(No niego la existencia de dios, pero tampoco la afirmo...solo entiendo de necesidades y dudas).

¿Es la clave de la vida la forma del sendero, o es el sendero?

Hoy, especialmente, gana importancia el título de esta bitácora gris que llamé El Caminante. Creo que es su nombre más oportuno y correcto. Su título fue una buena decisión.

Retomo las frase de un autor que no recuerdo, pero cuya idea sí recuerdo y recordaré mientras viva.

Caminante no hay camino, se hace el camino al andar...

Y con esta frase tengo suficiente para terminar esta estúpida reflexión de hoy. Constantino Carenado es un animal que intenta pensar en libertad y sin dictaduras ideológicas. No intentéis buscar la coherencia, intentad buscar a los otros, a esos que están perdidos en los protocolos. Hay muchos caminos. Buscad el correcto y no dejéis de usar la reflexión, el pensamiento y su filosofía. Leed a los los filósofos sin mitología. La mitología machaca la idea, la perturba, la deforma, la endiosa... Y no se trata de eso, eso es irreflexión con pereza (y esto lo escribe un vago aparente).

Amigos y amigas, buen camino. No olvidéis nunca que podéis ejercitar el libre pensamiento. Suerte.


Posdata 1: El título de esta entrada obedece a una necesidad de estar más allá del pensamiento olímpico,  contra el que no tengo nada pero noto como insuficiente en base a la diversidad de seres humanos que hay (incluyendo 'reptilianos'. ;) ). No ha lugar extrapolar el pensamiento olímpico, y relacionarlo con el darwinismo social. Hacer eso es, sinceramente, estupidez. Y recordad que estas letras las escribe un animal, las escribe un chimpancé 'tecleador'. Les dejo a cada cual su auto-endiosamiento. Ustedes mismos.
Posdata 2: Puede parecer que defiendo la mediocridad pero, sinceramente, ese no es mi propósito  Solo defiendo la libertad más allá de los mitos. Los mitos no sirven para liberar al hombre, si no para frustrarlo en las comparativas. ¿Se puede comparar un árbol a un insecto?

10 de julio de 2013

Altés de Piedra.



Altés se sentía morir. Lo dolores no le abandonaban desde hacia tiempo. Eran como los desodorantes de ciertas marcas del presente (siquiera como dictan los mentirosos anuncios). Pensaba y temía que su hora se acercaba, que venía por él el final, su final. En ocasiones le parecía oírlo bramar como un toro. Temiendo su final, que a todo ser le llega aunque él no quiera, Altés tomó una decisión. Estaría noche y día abrazado a su amada Atenea. Deseaba intensamente terminar abrazado a la diosa del amor. Quizás sería el mejor final posible. Quizás sería su final. Un final abrazado al amor de su compañera. Un final abrazado a Atenea.

Usando el subjuntivo de su verbo existir, decidió comenzar su tarea. Preparó su cama, llamó a su compañera, y quedo abrazado en el tiempo... Actualmente su estatua permanece enterrada y solitaria, pues Atenea se fue de su vera cuando Altés murió. Mantiene una posición pacífica y calmada. Está debajo de una plaza donde están los indignados de Sevilla. Está muy hundido en el subsuelo. Mientras la estatua de Altés tumbado está bajo la plaza de los Indignados, estos se indignan más aún ante noticias como esta. Ante noticias que están más allá de los injustos desahucios.

El presidente del CSIC: " Si no llega dinero, esto es un cataclismo"...agobiado por un déficit que se calcula que llegue este año a los 102 millones... (El País. 10 Julio 2013.Portada).

¿Ha habido miles de millones para los bancos, y no hay cien millones para la ciencia?
¿No es la ciencia la llave del futuro?
¿Qué futuro estimulan los bancos? Ninguno. Absurdo presente e, incluso, estúpido.


Como este presente es absurdo... Si Altés volviese a la vida se quedaría tumbado disfrutando de Atenea para no contemplar un mundo más absurdo que el suyo. Un mundo más absurdo que el de los dioses antiguos. Él seguiría petrificado en el tiempo de los nuevos monstruos. Seguiría siendo, Altés de Piedra.

9 de julio de 2013

Otro Lugar. Otro Tiempo. Igual.


Creo que corría el año 1354. El señor Pantuflas Descubierto se había enamorado perdidamente de una vecina. La quería con locura, visitaba su ventana todos los días, todas las tardes, todas la noches, y cada vez que podía entre esos momentos....Él estaba obsesionado, enamorado, y al revés. Él olía su presencia en la distancia. La olía desde su chata nariz. Y mientras olía, sufría. Todo iba unido en el conjunto de su vida.

Como Descubierto entre descubiertos, nombre de su distinguida saga familiar, no podía ocultar nada. Era transparente, y sería transparente por el siempre de su espacio-tiempo. 

O sea:  Por siempre y jamás (metáfora más conocida).

Su transparencia era la fuerza de su familia y, paralelamente, la debilidad perturbadora de todos sus miembros. Era consciente de su sino y de su corazón perturbado. Estaba enamorado de ella, de sus formas, del vuelo de su pelo, de su caminar, de su dolor, hasta del olor de sus sobacos.La vecina vivía en el barrio desde siempre, y él sabía desde siempre que era una mujer libertina, una mosquita, una buena prostituta. Pese a eso, pese a ello, la quería y la ayudaba todo lo que podía. Estaba enamorado de ella y no se sentía como un paga-vinos. 

El señor Pantuflas Descubierto era un enamorado perpetuo y solo quería aquello que amaba, fuese lo que fuese. Solo amaba aquello que quería, fuese lo que fuese. En este caso amaba a su mosquita y vecina. Amaba sin celo a su querida prostituta. No sentía dolor. Solo necesitaba estar muy cerca de ella. Pantuflas Descubierto era un buen hombre, además de uno más.  No le importaba eso.

3 de julio de 2013

1985. Poesía o reflexión



En 1985 escribía cosas parecidas a esta poesía que suscribo a este párrafo. Estaba en estado más bruto del que expreso aquí, pero la idea del estúpido texto ... permanece vigente. No sé si fue una poesía, o una reflexión, pero, sinceramente, me apetece subir estos sentimientos petrificados en el tiempo del hombre, un hombre animal como yo. Ese hombre que necesita una palabra olvidada. Ese hombre que necesita la solidaridad. Ese hombre que estando en paz, fomenta el debate, la participación de las ideas, la reflexión de los egos, y el sino del tiempo que se va. Espero que el futuro sea mejor que el pasado. Espero que terminen los tiempos de los esclavos. Si sucede la justicia social ... Puede ser todo tan precioso, que me asusto.



Soñador nato en el año
luchador entre comillas
perdedor resignado.

'Compadecedor' de mí mismo,
de mí y de mis fallos.

Hombre claro, turbulento,
en tiempo nublado.

Ideas vagas, desordenadas
con fines sanos.

¡Experto nulo!
¡Aprendiz perpetuo!

Hombre que intenta empezar
por lo vano,por lo propio,
por lo constructivo.
Hombre perdido.

Mecánico y labranza,
presente y futuro,
con hoz tierra y sol.

Vehículos y vínculos,
en mis letras
en mi casa,
en mis queridos:
mundo, familia y amor.



Hasta pronto.

2 de julio de 2013

Discurso del sino ajeno



En ocasiones el color de la intensidad supera las emociones del sino. Todo tiene un sino.
En ocasiones, el olor de los pinos estimula la creación del perturbado. Todo tiene un perturbado.

En ocasiones, solo en ocasiones, el dolor ajeno puede ser olvidado desde la contemplación de la naturaleza y la felicidad. Pese a esa circunstancia temporal y deseada , el dolor ajeno existe y debe seguir importando; si alguna vez ha importado en los siglos de los hombres. Pobres hombres esos que deciden por otros desde su ombligo. Hay tantos. Quieren tanto el poder, que han perdido la perspectiva del bien común. Están en enferma egolatría. Pobres perturbados que ignoran su estúpido sino. Un sino que daña al vecino.

¿Cuál es el algoritmo de la felicidad propia y ajena?

Solo puede ser la generosidad y su empatía.

¿Donde están las personas generosas?

¿Por qué perduran las avariciosas con poder, aún?

¡Qué pasa!


Todo es tan extraño. Todo es tan monótono. Que hasta las musas perturban el espacio tiempo del sino propio y ajeno. Que hasta las buenas personas dudan de su ética, o de su moral. Se sienten hundidas.

¿Cuál es el algoritmo de la felicidad propia y ajena?

Solo puede ser el otro e, incluso, la otra. Esa persona que está cerca, y aquella que está lejos. Sed buenos.