11 de junio de 2013

Torrente Carenado


Con la poca lucidez que prosigue a una tarde posterior a un curso de siete horas de clase, habiendo dormido cinco horas y media por razones noctámbulas, he charlado con una gran mujer que se preocupa mucho por mi futuro con el género femenino. En su franqueza bien intencionada, que amo desde mi esperpéntica anti-estética (de hecho me gustaría ponerla mirando hacia Roma , Estambul, Mocsu, o cualquier otra ciudad distante, pero no me va a dejar en absoluto)  me ha comentado algo que ya sabia yo desde hacía muchos años, desde hacia mucho tiempo. Me ha dicho, con todo su cariño y mejor intención, que doy miedo a las mujeres y que soy un monstruo. Ha sido un comentario de esos que me gustan una barbaridad por su transparencia. Gracias. Resumiendo con una metáfora de cine:

- Me parezco a Torrente.

Está muy claro que Torrente , en toda su anti-estética, es un personaje de ficción que, sinceramente, refleja el inconsciente colectivo de la mayoría de los varones -llamemos-le instinto básico o pensamiento único-. En mi caso puede que me parezca a Torrente ahora, pero antes fui un Pagafantas (otra metáfora del inconsciente colectivo y soportando por algunos 'grandes amigos' de alguna mujer que copula con otro, u otros, menos con el Pagafantas -evidentemente-).

Fijándome en mi perfil actual de Torrente Carenado, todos los hombres sabemos que a la mayoría de las mujeres le gustan los hombres sensibles, buenos amantes, aparentemente inteligentes -incluso buenos cocineros- , con capacidad de diálogo o negociación (entiéndase príncipe azul de Walt Disney)... Yo, en mi conciencia inconsciente, jamás pretendí ser un príncipe azul porque , siendo sincero o transparente, esa delicadeza aparente era un imposible categórico. Debía educar mi delicadeza ,... pero renuncié a esa educación tras mi pregunta favorita:

¿Por qué?

Y esta preciosa pregunta ha teniendo varias y previsibles respuestas en el tiempo:

- Soy un solterón.
- La transparencia me ha servido para fornicar con poca frecuencia, y no tener remordimientos ,o comezones internas, más allá de alguna obsesión modulada en el tiempo.

Fuera parte de esta evidencia empírica, basada en mi transparencia 'monstruosa' , solo puedo decir una cosa a esta gran mujer, que pondría mirando hacia algún planeta lejano -con su consentimiento-:

-Atraer, provocar, engatusar,    demostrar sensibilidad,  ser considerado,  esperar el momento correcto, acariciar,susurrar, sugerir, ser delicado, invitar, cuidar colores, lenguas y palabras, sonreír mirando el tiempo de los ojos, ser algo gracioso, escuchar.. requieren un esfuerzo , e incluso una estrategia, que no estoy dispuesto a poner en práctica. Consumen mucha energía para gastar , después, más energía. Favorece demasiado la entropía existencial y, de paso, son verbos que pueden llevar hacia un mayor fracaso y su resaca.

¡Estoy cansado de tanta apariencia, cuando solo hay necesidad!

Me hacen gracia el montón de tabús que están presentes en pleno siglo XXI. Decir: coñazo, pollazo, vete a tomar por culo, que te den, me cago en tus m..., eres un mariconazo (sin pretender ofender a los homosexuales) no deben desaparecer porque representan un estado mental, muy humano, que debe tener su expresión lingüística en lugares como el mundo literario e, incluso, relacional.
No se trata de ser soez, o mal educado, por sistema. Se trata de entender que la frustración, el mal entendido, la rabia, la carencia afectiva, la soledad, el enfado, etc... necesitan de la malsonancia verbal e, incluso, escrita. Y pocos autores se atreven con la anti-estética porque no vende, o no está de moda, o no está bien vista. Reconozco que usar palabras antiestéticas es muy complicado pues rápidamente llevan a la vulgaridad ; si es que consiguen salir de esa vulgaridad en algún momento del espacio-tiempo de la expresión frustrada.

Como corolario final quiero expresar que me molesta mucho que en el mundo actual esté mejor vista la violencia de las guerras, por su frecuencia en los medios , que las relaciones sexuales con todas sus implicaciones, relaciones y emociones. Queda, sinceramente, mucho camino por recorrer en el mundo de la necesaria sexualidad. Hay mucha mentira, sinceramente, en eso que llaman Amor. En mi caso siempre me he enamorado de mis mejores amigas (rol antiguo de Pagafantas).

Pienso que el matrimonio, heterosexual u homosexual -contra el que no tengo nada en absoluto- , es un invento necesario ,e interesante, que garantiza estabilidad emocional durante un tiempo para la prole (meses, años o 'toa' la vida).
Digo, para salvar ambigüedades, que todo matrimonio , hetero u homo, debería tener derecho a descendencia biológica o adoptada, en tanto en cuanto los roles masculino y femenino estuviesen representados en un entorno de apego, apoyo, y cariño para los pequeños humanos, o infantes. Creo que a eso lo llaman amor incondicional, o solo Amor.

Atentamente, Torrente Carenado. Un hombre que asusta a las mujeres:

¡Grrrrrr! ¡Buuuu! ¡Blublublu! (parezco un gallo)

Pero , aún así, aunque os de asco,...seguís estando muy buenas.

¡Gauuuuu!

I

Esas formas deslizándose entre árboles.
Esas cebras corriendo.
Esas formas cruzándose en la vida
Esas cebras confundiendo.
Esas formas viniendo, y yendo...
Esas formas en libertad.


II

Hacen que las tías,
¡Esos bombones!
Hacen que las tías,
¡Esos bombones!
Estén muy buenas,
Estén muy buenos...

Y están llegando el calor.
Los Tirantes;  Los glúteos.
¡Guauuuu!

Posdata: este texto, como muchos otros,no pretende ofender a nadie. Solo pretende expresar el mundo interior de un hombre del siglo XXI. Un hombre que ama la transparencia. 
Un ejemplo breve: francamente, no me importaría ir en taparrabos al curso del paro. 
¿Me dejarían entrar en la academia?


8 comentarios:

  1. "¡Grrrrrr! ¡Buuuu! ¡Blublublu!"

    Declaraciones de Carenado tras ser enrollado en una alfombra y arrojado desde un puente por un par de lectores del blog.

    ResponderEliminar
  2. "francamente, no me importaría ir en taparrabos al curso del paro.

    ¿Me dejarían entrar en la academia?"


    Sólo en la Loca Academia de Policía

    ResponderEliminar
  3. " que amo desde mi esperpéntica anti-estética"

    En efecto, Carenado es la única persona del planeta que se ha hecho la cirugía antiestética.

    Ha quedao perfectamente.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo13/6/13 0:43

    "La transparencia me ha servido para fornicar con poca frecuencia"


    Ya te dije que a las tías no les gustaban tus pantalones blue oyster con transparencia en el culo.

    ResponderEliminar
  5. Uff que mal estás .... Si necesitas un abrazo aquí tienes mis brazos, pero si te gusta más pasearte con un tanga leopardo, seguro que le dejas boquiabierto a más de uno y seguro te echan los trastos, hasta le haces la competencia a la de los 20 céntimos.

    ResponderEliminar
  6. A la atención de la NSA y demás agencias americanas que nos espían por Internet:

    Carenado ya ha confeccionado un tanga de leopardo albino a juego con la tapicería de su fregoneta. Deténganlo antes de que se lo ponga y salga a la calle.



    ResponderEliminar
  7. Ahora entiendo el banderín el Atlético de Madrid y las cintas del Fary de la fragoneta.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo4/7/13 14:27

    http://es.cars.yahoo.com/blogs/de-0-a-100/investigan-la-posibilidad-usar-aire-l%C3%ADquido-como-alternativa-084113500.html

    ResponderEliminar