27 de mayo de 2013

Musa del Bosque


Quiero publicar que me parece, siento, que tengo una nueva Musa. Ya le he bautizado como: La Musa del Bosque. No es que me haya enamorado de ella, o algo parecido -de momento-, si no que su presencia, o pensar en ella, inspira mis pensamientos más positivos. Observad en este escaparate ,que tiene tanto de escaparate como una pared de hormigón, lo que puede generar una Musa. Una inspiración Carenada que, posiblemente, será tan transitoria como Electra.

La Musa del Bosque no tiene tamaño, ese no es uno de sus parámetros o atributos. Su presencia, o su pensamiento, solicita reflexión y búsqueda de La Felicidad propia y ajena. Ese trofeo que cuesta tanto conseguir.
Es tal su importancia, en estos momentos, que ahora me gustan los sombreros de solapa corta, y color vivo, sobre pelo correctamente teñido. Otro de sus atributos es que habla como el viento sobre las hojas de los pinos. Cuando vocaliza parece que silva y enlaza, paralela, pensamientos filosóficos llenos de preguntas que llevan a otras preguntas.Ella es una pregunta permanente llena de secretos, pues aunque habla mucho, e incluso ríe, no dice mucho de ella o su pasado. Eso no importa. Alguna vez he sentido que no se ama, lo cual es absurdo. Muy absurdo.

¡Una Musa Carenada debe amarse a sí misma!

Aunque tenga un pasado secreto, o turbio, algo que no sé, eso no me importa. Eso no me importará...La Musa del Bosque conoce los árboles por el sonido que provocan los vientos al rozar sus hojas.Si el sonido es contralto, es un Pino. Si es alto, es un Olmo. Si modula como un tenor, sabe que es un Alcornoque. Y si el silbido es bajo, se trata de la Jacarandá y sus semillas helicóptero. 
Cuando toca un tronco, una hoja , o una flor... Habla con los árboles que le cuentan las historias del paisaje y del paisanaje.
Se encentra muy cómoda en el bosque y solo desea, en lo más profundo de su ser, unirse a él . Unirse al busque junto a los Nomos, Elfos, Trolls,e insectos. Ama la naturaleza, y sabe contar sus historias. Cuando te mira, te pregunta algo, intenta transmitir su pensamiento, pero eso, de momento, es un imposible.

Querida Musa del Bosque:

¡Bienvenida al mundo Carenado!




Posdata: ser Musa no supone nada ni implica nada. Todo puede seguir igual, aunque dentro de mí sea distinto. Pase lo que pase, pasará.

3 comentarios:

  1. Musa del bosque27/5/13 19:26

    Diez botes de spray de pimienta y un magnum 44, por favor...

    ResponderEliminar
  2. "...siento, que tengo una nueva Musa. Ya le he bautizado como: La Musa del Bosque".

    Pues yo preferiría tener de musa a Halle Berry que a Vicente del Bosque.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4/6/13 20:29

    Uff ... siempre es bueno sacar lo mejor de uno mismo, aunque sea a través de musas. Animo.

    ResponderEliminar