9 de mayo de 2013

Chio estas viva !


En ocasiones solo puede escribirse el cansancio. Ese cansancio tremebundo con el que tomas conciencia inevitable de todos los músculos de tu cuerpo. Esos cuya existencia desconocías. Ese tipo de cansancio que es consecuencia inevitable del trabajo manual.
Ese que está volviendo tranquilamente a su histórico cauce de subsistencia antes que de vivencia (salvando ciertos oficios muy valorados en la historia estúpida, sobre-valorada, de los homínidos).

Todo es tan extraño y visible, que suena a lo de siempre, que suena a clases antiguas dejando oficios de siempre , o nuevos, en la ruina del pobre...Pero este texto de hoy solo pretende expresar dolor y belleza. Comienzo, por comenzar por algún sitio, por la belleza.
Pronto comenzará el destape del pensamiento simple. Los hombres observaremos las formas ocultas y comenzará nuestro trastorno. Ver a una mujer guapa nos dejará de piedra un segundo. Interrumpirá nuestras alergias al polen, y a lo que no es el polen.
Escuchar una voz femenina será aire fresco un tiempo. Contemplaremos curvas y contornos hasta el desquicio controlado. La libido despertará de nuevo hasta que el verano traiga la saturación de las formas, y el desborde de los tamaños en movimiento.
La libido se alegrará del calor y pensará que 'la calò', después de todo, no es tan mala.Terminado el principio del destape podremos bañarnos en azul, olvidar el amarillo, y recordar otras formas, distintas a las únicas, durante los fantasmas de la noche.
Todo es el cambio bonito, incluso bello, de la naturaleza que llama sin pensamientos, de la llamarada hormonal de primavera. Esa llamarada que a muchas mujeres presenta nuestro aparente simplismo de varón salido.

Y sobre el dolor. ¿Qué puede decir un animal,cómo yo, del dolor?

Que el dolor existe.
Que el dolor ajeno no importa.
Que el dolor propio, es un absoluto inevitable.
Que yo, animal entre animales, deseo que no haya dolor propio ni ajeno pero, sin embargo, existe.

Es una pena que el dolor no sea realmente empático. Si lo fuese muchas personas buscarían sanar el dolor ajeno. Ese dolor ajeno que , a los hechos me remito, no importa, o importa un bledo.

Mientras yo salve mi culo, lo demás no importa. Los demás no importan. 

Así, entre tanta hipocresía y golpe en el pecho, el dolor reina. Todo termina siendo una gota perpetua en que el otro, y no tú, sufre tu dolor, sufre las consecuencias de tu enfermedad. Es todo tan extraño, que solo ciertos paisajes pueden contemplar tranquilamente el dolor.


¿Cuál es el color del dolor?



Posdata: El título de esta entrada significa en Esperanto: ¡ El todo está vivo !

8 comentarios:

  1. ###uff, uff, ufff, ya continuaré que voy al objeto del pensamientos tan liados unidos a...###

    ResponderEliminar
  2. Todos tus problemas físicos que los transfieres a síquicos, son causa de ausencia de movimientos motores, que a la vez son causa de pocos métodos de funcionamiento en tu plantilla clase, ya sabes que en tu test objeto diaAdia debes implementar dichos métodos, o tu base motora tenderá a pedrusco.

    ResponderEliminar
  3. No hay dolor10/5/13 11:47

    "¿Cuál es el color del dolor?"

    El negro.

    ResponderEliminar
  4. "Mientras yo salve mi culo, lo demás no importa. Los demás no importan"


    ¿Y de lo que sale de tu culo quien nos salva?

    ResponderEliminar
  5. Full Monty10/5/13 11:51

    "Pronto comenzará el destape del pensamiento simple"

    Mientras el destape sólo sea de pensamiento...

    ResponderEliminar
  6. "Ese tipo de cansancio que es consecuencia inevitable del trabajo manual"

    ...intenta tocar menos la zambomba

    ResponderEliminar
  7. "Mientras yo salve mi culo, lo demás no importa."

    Declaraciones de Carenado el la última concentración de gays en Chueca

    ResponderEliminar
  8. UNAzamBOMBER10/5/13 18:07

    "La libido despertará de nuevo hasta que el verano traiga la saturación de las formas, y el desborde de los tamaños en movimiento".


    Volverán los sprays de pimienta
    en tus ojos y en tu cara a rociar
    y, otra vez, con gafas oscuras
    al oftalmólogo visitarás...

    ResponderEliminar