18 de marzo de 2013

Ungüentos mentales


El curso de paro, que vamos a ver cuanto dura ante la falta de financiación y/o pagos diversos, junto al proyecto CareAgua, que va con un viento suave de popa, absorben gran parte de ese tiempo que antes usaba para escribir en este entorno y otros (como en el proyecto Manipulador).
Pese a mi menor productividad 'tecleadora', o escritora, es una tarea que no he dejado en absoluto aunque es menos frecuente que antes, y no creo en su abandono, que es mi abandono, pese a mi perpetuo y amado fracaso (amado más bien por lo de: frecuente, usual o acostumbrado).
Es curioso como las mentes se expresan a través de las palabras y las reflexiones compartidas. Eso es lo que tiene estar en una comunidad como la de un grupo clase. Tiene mucho de contraste, opiniones y perspectivas diversas. El instructor, que como he insinuado arriba: no sé cuanto durará (o quizás sí), propuso hace unas semanas la idea de un blog como proyecto compartido de publicación de ideas y habilidades. Él preguntó:

¿Para qué sirve un blog? ¿Y una página web?

Se expresaron varias opiniones, y el docente expresó la suya...Y ello me lleva a reflexionar sobre la razón de mi bitácora.

¿Por qué escribo aquí?
¿Por qué grito con palabras?
¿Para qué me sirve esta bitácora?
¿Por qué,en lugar de escribir bien lo hago tan mal? (perdonadme)
¿Por qué recurro tan frecuentemente a la metáfora de mi animalidad, o 'la animalidad'?

Aunque la idea de esta bitácora me la propuso mi amigo Jaime Cruz, al que tengo en gran estima junto a toda su familia, como un lugar donde dar a conocer mis letras de novel escritor (novel por lo de: novato - evidentemente-). Con el tiempo se ha convertido en el bálsamo de Fierabrás.

¡¿Cómo?!

Si.Si.Si. Este blog es un ungüento mediante el cual mi álter ego, llamado Constantino Carenado, grita en libertad desde sus entrañas más absolutas, desde su rabia sólida y pacífica. Con este ungüento indignado, sano mi rabia interior.

Constantino Carenado es un indignado perpetuo, y surgió del fracaso en varios concursos, como era  y es de esperar. Surgió de mi propia experiencia vital en muchas áreas absurdamente razonables.

Tras estos párrafos terapéuticos, donde el concepto de bitácora se expresa en toda su intensidad, suscribo unas breves reflexiones teóricas e, incluso, anímicas:

a) ¿Elegiría la miseria antes que la supervivencia 'vampírica'?

La elegiría.
La miseria es más cómoda para mi conciencia moral.
Quizás no debería haber formado mi conciencia, me iría mejor.
Siquiera económicamente, en un mundo dominado por hipócritas y sinvergüenzas.

b) Desde este entorno espero que Francisco I , el nuevo Papa, sea hechos antes que palabras...dado que las palabras son siempre bonitas cuando uno es experto en decir lo que los demás quieren escuchar.

Señor Papa, espero que usted sea un cristiano coherente con su fe, aunque eso pueda suponer, teóricamente, un riesgo hacia su integridad física. (¿Qué le pasó a Juan Pablo I?)

Además...Me gusta mucho que la Teología de la Liberación surgiese desde un jesuita rebelde, o izquierdista.

¿Qué la iglesia no debe meterse en política?

Le dejo esta acepción de la RAE, dado que usted entiende muy bien el idioma español:

"12. f. Orientaciones o directrices que rigen la actuación de una persona o entidad en un asunto o campo determinado. "

La iglesia, le guste o no le guste, es un ente político. Semánticamente es inevitable, por mucho que quieran ustedes evitarlo. Aunque, evidentemente, no es un ente democrático. Tampoco se trata de eso.

Espero que la iglesia Católica defienda a los pobres pues, sinceramente, son las victimas de nuestro presente, y llevan siendo víctimas mucho tiempo. Pero que mucho tiempo...

¿Qué se discrimina a los ricos con ese gesto?
No se equivoque...Los ricos se defienden muy bien, mire usted lo que están sufriendo con esta crisis.
El rico debe ser respetado, porque es una persona y tiene sus derechos, pero sus intereses no pueden estar por encima de los intereses de los pobres del mundo.
¡Ojo!
¿Me comprende?

Sea usted un papa católico de hechos, antes que de palabras.

Saluton¡ (Saludos en Esperanto)

Posdata 1: Sr. Papa, si quiere le dejo el bálsamo de Fierabrás para que salve al mundo de la estupidez.

Posdata 2: que nadie piense, como le gusta pensar a mi amigo Ele, que el marginado es responsable de su situación, o es capaz de usar la ética ante la necesidad u oportunidad (normalmente: ni de 'coña'). El marginado es una víctima y, evidentemente, convivir con él no es fácil aunque, evidentemente, debe ser ayudado por razones éticas y/o morales. Con este propósito subiré en breve anécdotas con pedigüeños y pobres 'porculeros' (aunque todos no son así). Concretamente subiré anécdotas con 'el Harkonen', y con 'Javi El Guitarra'. Personas que aprecio pero que aguanto con dificultad y, dada mi sinceridad, expresaré las razones parciales que me han llevado a huir del trato, o sea: mis razones de respeto y distanciamiento.

3 comentarios:

  1. “...un lugar donde dar a conocer mis letras de novel escritor (novel por lo de: novato - evidentemente-)"


    Si, ya me imaginaba que no te habían dado el Nobel de Literatura.



    ResponderEliminar
  2. Anónimo19/3/13 0:04

    "Señor Papa, espero que usted sea un cristiano coherente con su fe, aunque eso pueda suponer, teóricamente, un riesgo hacia su integridad física. (¿Qué le pasó a Juan Pablo I?)"


    Papa Curro I: Pues verás hijo, Juan Pablo I murió asesinado en un complot vaticano para que no destapara asuntos muy escandalosos. Alguien le cambió su misal por un libro de poesías cósmicas y murió de espanto antes de acabar la primera estrofa.

    ResponderEliminar
  3. Accionista de la Aquanardo´s Motor Company20/3/13 11:22

    "junto al proyecto CareAgua, que va con un viento suave de popa"

    Pues cuando vaya como tú, con un fuerte viento de popa, nos forramos.

    ResponderEliminar