14 de febrero de 2013

CareAgua VIII. Electro-válvulas y sus 'mulas'.


La elaboración del prototipo 1 del proyecto CareAgua, tal como en cierta forma me temía, va más lenta de lo que pensaba desde mi optimismo inicial. Un optimismo intencionado que pretendía animar mi propio sino, o siquiera endulzar-lo, sin pretender engañarme a mi mismo. El equilibrio siempre es difícil.

Sabía por experiencia que implementar un concepto requería de quebraderos de cabeza e imprevistos. En el presente proyecto 1 pensaba, en mi inocencia, que las electro-válvulas iban a ser asequibles en precio, pero desgraciadamente no han sido así. Pateándome el sur de Sevilla, y sus técnicos aledaños, he visitado tiendas especializadas en piezas de automóviles y gas.
La electro-válvula más barata, para controlar el circuito de agua de un automóvil, cuesta nada más y nada menos que 130 euros, y la electro-válvula para controlar vapor de agua supone la friolera de 190 euros (electro-válvula en sí) +14 euros (bobina para activación a 24V).
Dados los precios he decidido implementar, en lo posible, mis propias electro-válvulas . ¿Cómo? Pues recordando el chiste de ese hombre, pretendiente a caco, que apunta por la espalda a otro y le dice:
- ¡Oye! ¡Deme todo lo que tengas!
- No tengo nada. ¡Qué la cosa está muy mala! - levantando las manos.
- ¡Deme todo lo que tengas, ahora mismo! - insistiendo con un apretón de su arma sobre la espalda del otro.
- Le digo la verdad. ¡Qué no tengo naaaa!
- Joooo. Si que está mala la cosa...le estoy apuntando con un grifo...

Y eso es lo que voy a utilizar de electro-válvula: Un grifo mono-mando controlado mediante un tornillo sin fin que gira , subiendo y bajando, gracias a unas tuercas, varios ejes, una gomilla, y un motor de juguete.
Es decir: El motor de juguete mueve un tornillo sin fin, o varilla roscada, para que el tornillo desplace la maneta del grifo hacia arriba, o hacia abajo, abriendo o cerrando el paso.
Por cierto, un grifo mono-mando básico cuesta unos 20 euros, un motor de juguete (sacado de un cochecito cualquiera- y te quedas con el mando a distancia-) cuesta unos 6 euros, y lo demás (varillas, matriz, gomillas, etc...) otros 6 euros.
Evidentemente la electro-válvula termina adquiriendo un tamaño considerable, aunque para elaborar el prototipo 1 lo que importa, de momento, es conseguir funcionalidad experimental y un consumo energético suficientemente bajo. Quiero intentar hacer , incluso conseguir, que el 'agua' sea un combustible energética-mente interesante.

¡CareAgua!

Saludos técnicos, y perturbados. Espero no tener que robar apuntando con un grifo... de los que me sobren construyendo mis propias electro-válvulas Carenadas.