8 de enero de 2013

Una Nana para calmarme


Con tantos proyectos originados desde el desempleo ocupado, proyectos como CareAgua 1 (prototipo de motor de agua que estoy montando con recursos mínimos) y como Manipulador (proyecto de libro que ya he comentado alguna vez y que es mucho más barato, económicamente hablando, que CareAgua 1), tengo poco tiempo para teclear en este entorno donde opino menos, aunque grito tanto o más que antes. Digamos que enfoco menos mis discrepancias concretas, o específicas, sobre el estúpido sistema social en que vivo. Sigo pensando que solo interesa el consumo, ...y cuando no podamos consumir seremos como las personas de algunos países africanos que como no pueden pagar , porque no tienen dinero, "sus intereses, o necesidades, no existen". Sigo pensando que el sistema social en que vivo funciona como el culo, y que podría ser peor en breve.
Evidentemente hay mejoras respecto a otros momentos históricos de las civilizaciones de nuestra tierra, y de nuestra España (de hecho pago facturas gracias al subsidio y eso me permite pensar, inventar, escribir y vivir- entre otras tareas-). Momentos históricos donde se vivía peor que ahora pero, sinceramente, hay que mejorar los sistemas sociales antes que fomentar su hundimiento mediante nuevos conceptos que no lo son. Sigue habiendo servilismo y esclavitud, porque se antepone la lealtad a uno mismo, o a nuestros intereses, antes que la lealtad a todos los humanos conocidos y desconocidos. Richard Porty escribió mucho sobre este asunto de la lealtad.

¡Debe dejar de importaros una mierda el sufrimiento ajeno!

Siquiera de facto, o mediante los hechos antes que de palabra, que palabras bonitas hay muchas. Existen palabras bonitas hasta en la declaración de los derechos humanos que, en muchos casos, son papel muy mojado, o de trituradora.

Para calmarme un poquito, en mi indignación perpetua, expreso una Nana que escribí siendo el año 1991 (si esto es una nana, claro).


Canción de cuna
suave y taciturna.
Canción, de cuna.
Desplazas las estrellas
Cuando al sueño llevas.

Tonadilla suave
Sosegada y tierna
Deslizas lo imposible,
Susurrando entre energías
Bajas, y dormidas.

Arrulladora,
canción de cuna.
Cercana a la extinción,
de la conciencia.
Provocas certidumbre,
Cuando todo es dudoso.
Cuando todo es mentira.

¡Provocas sueños!

Dichosa canción de cuna,
suave y taciturna.
¡Tú!
Desplazas las estrellas
Y, lo demás.
Lo demás no importa.


Posdata: he cambiado un poco la poesía, o su intento, y he modificado algún verso para mantener las ideas que tenía en 1991 , actualizarlas un poco, y acercarlas a mis maneras tecleadoras del presente. A mis maneras expresadas, y auto-degradadas, desde mi indignación pacífica.

2 comentarios:

  1. Anónimo8/1/13 22:51

    Carenado empieza el año atacándonos a traición con una nueva "poesía"

    ResponderEliminar
  2. Dado que desde Dos Hermanas no diviso ningún hongo atómico entiendo que no has empezado a probar el aquanardo

    ResponderEliminar