29 de diciembre de 2012

El Comedor de Guirnaldas.


Tanta implementación del prototipo CareAgua , junto a las navidades, me deja muy poco tiempo para teclear alocadamente. Evidentemente no puedo dejar de teclear perturbadamente de vez en cuando y ,en lógica consecuencia, inicio hoy un pequeño relato sobre ruedas de acero. Un relato, a todas vistas, algo navideño.
Todo comienza antes del fin del mundo que no ha llegado, pues era una patraña de Hollywood y algunas sectas aburridas antes que alocadas. Constantino Carenado, o sea yo, va caminando con su Carrito Faldero, artefacto cuya forma y función ya explicaré algún día...
Es de noche, hace frío y camino encogido mientras el Carrito Faldero me sigue con fidelidad. La Avenida de la Constitución está llena de gente, tengo los pies fríos y la cabeza caliente. Las ideas tras las ideas, con sus ideas, circunvalan mi mente de patata cocida. Palabras como: ionizador, alta tensión, o deselectrización de plasma de agua, circulan entre mis pobres neuronas.
- #El agua. La clave es el agua. Careagua# - pienso en mi animalidad ególatra.
Camino delante y el Carrito Faldero rueda detrás como si fuese el R2D2 de la guerra de las galaxias. Camino por la Avenida de la Constitución. Solo tengo el pensamiento y el frío. No percibo, como en otras ocasiones , a la gente. No voy observado porque, sencillamente, ando ensimismado o, a que negarlo, en mi nube. Tengo ganas de llegar a casa. Entre tantas ideas perturbadas por el proyecto CareAgua, uno no puede observar el paisaje ni el paisanaje. Necesito el calor del hogar. Necesito mi cueva compartida con mi comunidad de vecinos. Necesito mi piso con la gata. Esa gata que se mea en las declaraciones del F.M.I. Esa gata, a todas vistas, muy inteligente en el uso de su orín.
Pasado el cruce de la calle Alemanes, y con la catedral a mi izquierda, escucho un Crack, un Catackak, un Chas con su Pum Pum...
- ¿Qué pasa?
Todos los caminantes miramos en la dirección del ruido. El tranvía sevillano lleva encima de sí un montón de guirnaldas del alumbrado navideño. El tranvía pacífico pasa a ser el tranvía guirnalda, o de las guirnaldas. Dos o tres tramos de guirnaldas colgantes, aún apagadas, cubren de manera muy estética el tranvía sevillano que ya está detenido junto a la catedral. Un peatón joven con su móvil se dispone a grabar el incidente. Resulta gracioso ver al tranvía cubierto de luces apagadas, bombillas desprendidas sobre un mono-volumen gigante. El conductor del gusano pacífico ha olvidado bajar el pantógrafo romboidal, para funcionar a baterías, y se ha llevado por delante tres tramos de guirnaldas navideñas colgantes. La policía nacional tarda poco en aparecer para resolver la situación, o controlarla. En la parada del Archivo de Indias aparece un mensaje luminoso, incluso frecuente, que dicta muy educado:

- ULTIMA PARADA: ARCHIVO DE INDIAS. DISCULPEN LAS MOLESTIAS.

No me quedo a observar como retiran el 'mantón de Manila', y guirnaldas apagadas, del tranvía de aquesta eterna Sevilla. Sigo teniendo frío y sonrío ante la anécdota. No ha pasado nada y siento curiosidad por lo que han visto los ocupantes del tranvía, esos que han vivido el incidente guirnalda.
Lo bueno de las guirnaldas es que cuando se les da servicio, entiéndase corriente eléctrica a cierta tensión, se iluminan. Sería bonito ver al tranvía sevillano lleno de guirnaldas luminosas tal cual árbol del navidad horizontal y cilíndrico. Sería bonito, curioso e, incluso, gracioso. Humor ante las anécdotas y sus suaves consecuencias. Catedral, Sevilla y un tranvía con mantón.

9 comentarios:

  1. "Todo comienza antes del fin del mundo que no ha llegado, pues era una patraña de Hollywood"


    Si. Además ya te dije que disfrazarte de abeja Maya y quemar tu colección de revistas porno en honor a Chac Bolay (el dios jaguar), no habría servido para nada.

    ResponderEliminar
  2. "Esa gata que se mea en las declaraciones del F.M.I. Esa gata, a todas vistas, muy inteligente en el uso de su orín"


    Humm...debe ser el mismo felino que le manda a Van Rompuy amenazas de muerte.

    ResponderEliminar
  3. "Pasado el cruce de la calle Alemanes, y con la catedral a mi izquierda, escucho un Crack, un Catackak, un Chas con su Pum Pum..."


    Son los aquanardos que le han puesto al metrocentro, que ya se han escacharrao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O el barón de la birra...

      Eliminar
  4. "El conductor del gusano pacífico..."

    Caballo Loco: Creo que el hombre blanco llamarlo tranvía.

    ResponderEliminar
  5. "No percibo, como en otras ocasiones , a la gente. No voy observado porque, sencillamente, ando ensimismado o, a que negarlo, en mi nube"

    Si vamos, que no le ibas mirando el culo a la tía que iba delante.

    ResponderEliminar
  6. "Lo bueno de las guirnaldas es que cuando se les da servicio, entiéndase corriente eléctrica a cierta tensión, se iluminan"


    Si, es lo que tienen las bombillas.

    ResponderEliminar
  7. Trabajar y juguetear31/12/12 9:43

    "...pues era una patraña de Hollywood y algunas sectas aburridas antes que alocadas"


    Loca tu.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo6/1/13 10:45

    esta historia me ha enganchao...

    ResponderEliminar