1 de junio de 2012

Idea Seis.9:ascensor espacial AL(funcionalidades)


Aunque parezca absurdo todo este proceso por partes relacionado con el proyecto hilandero, no me preocupa transmitir una fantasía que he elaborado entre los descansos de mis relatos, novelas y lecturas. No me importa compartir esta pequeña obsesión absurda que perdurará como mucho durante unas cuatro entradas más. Después llegarán más textos mientras me deje este extraño camino por el que paseo a diario, mientras me deje la vida y sus circunstancias.
Como amante de la ciencia ficción y como técnico, entre otras aficiones, continuaré con esas cuatro entradas hasta llegar a mi orgasmo tecnológico, hasta terminar el desarrollo de la idea del ascensor espacial AL que pretende celebrar el tercer aniversario de este blog. El blog de un parado que escribe, piensa e imagina cuando puede.

¡Viva la imaginación constructiva!

La eficiencia energética y sus implicaciones:

Este ascensor espacial AL pretende eliminar, entre otras cosas, el uso de las primeras fases de todo cohete que se preste, pero no la última fase que sería necesaria para la ubicación correcta del dispositivo de nuestro cliente. 
Este ascensor espacial mixto, por lo de de las numerosas tecnologías implicadas, posibilitaría también la telepresencia espacial de los turistas, o el televiaje espacial con su tele aterrizaje, o tele amerizaje. Digamos que se podrían enviar microsatélites telepresenciales que por su bajo coste de lanzamiento y uso permitirían a los usuarios disfrutar de una visión en 3D, o en 2D,  impresionante y "barata".
Desde los dispositivos dispuestos en órbita, o en caída libre con alas de control de descenso, se abrirían muchas fórmulas tele presenciales posibles.

Un ejemplo:
Imaginaos una caída libre de cuatrocientos kilómetros. Sería una caída libre controlada por la forma y recursos de que disponga el "micro-satélite". Sería mucho más barato que subir al espacio una persona. Sería un producto asequible para muchas personas, para muchos usuarios tele presenciales que en cada lanzamiento desde JAULA constituirían un enjambre de micro-satélites con nombres de propietarios o inquilinos (micro-satélites alquilados) dispuestos a un viaje tele presencial, evidentemente, de caída controlada.

¡Viaje tele espacial asequible y real!
¡Viaja con nosotros! 
¡Viaja con AL!

Además de enviar terceras etapas de satélites convencionales, o segundas si el cohete es de dos etapas -que los hay-, y ofrecer tele viajes económicos se me ocurren otras ideas que dependen de la velocidad final que lleve nuestro objeto al salir desde la plataforma ALIA. Según sea la velocidad posible, y su energía asociada, en el momento de dejar el ascensor, así podremos ampliar ofertas posibles o dejarlas en dos tipologías básicas que repito con otras palabras:

- Elevación de cargas para caída libre controlada.

- Elevación de cofias astronáuticas con una sola etapa química que sería , a buen seguro, la última fase de cualquiera de los cohetes en vigor.

Una eficiencia energética optimista: ¿ Órbitas LEO en un solo lanzamiento del sistema CISTON-JAULA-PISTON? 

Si la velocidad final del objeto al salir de la plataforma ALIA es suficiente para adquirir una órbita LEO, se abren un montón de posibilidades al considerar dicha órbita temporal como un punto de ensamblaje de unidades astronáuticas mayores elevables a muy bajo coste. Esta posibilidad me parece tremenda porque tendríamos la posibilidad de colocar en LEO (órbita de la estación espacial internacional) una gran cantidad de masa para desde ahí, con un menor coste energético que desde tierra, lanzar misiones a otros planetas por un bajo coste en contraste con el coste equivalente de los propulsores químicos desde tierra.
Esta tecnología mixta ayudaría a comenzar a visitar nuestro sistema solar a medio plazo, antes que a largo plazo. Con la crisis que tenemos encima, se abrirían un montón de posibilidades de expansión humana y económica.

Ejemplos optimistas:
La eficiencia energética del ascensor espacial AL permitiría subir a órbita secciones de un vehículo para ir a Marte, Europa, etcétera. Desde órbita LEO se ensamblaría automáticamente gran parte de la nave para viajar a Marte o a más allá de Marte. 
O, porqué no, desde órita LEO enviaríamos las piezas para construir el ascensor espacial MAR, o ascensor espacial MARCIANO, para lanzar desde la superficie de Marte objetos hacia órbitas marcianas y seguir procedimientos semejantes a los ejecutados en nuestro planeta azul. Tenemos un lugar en Marte especialmente interesante para usar el concepto: ascensor espacial MAR; ese lugar el el MONTE OLYMPUS que tiene una altura, respecto a la altura media de Marte que no de la llanura de su base, de 21 Kilómetros.

¡21 Kilómetros!

Solo tendríamos que montar el tubo 3.X ,tan nombrado y renombrado en el proyecto hilandero que constituiría la parte final del ascensor espacial AL, sobre el MONTE OLYMPUS para llevar objetos a órbita marciana. Explicaré mis ideas al respecto en otra entrada. 

La eficiencia económica del proyecto hilandero

Estaría relacionada con la existencia de encargos y/o clientes para que no sucediese como en esos aeropuertos españoles que no tienen viajeros. Es evidente que un proyecto así necesitaría marketing, ilusión, seguridad y clientes. 

Detalle técnico sobre la distribución de electroimanes en el estator del ascensor espacial (entiéndase el subtubo interno B y el tubo 3.X):

Es importante mencionar, para terminar hoy, que he expresado varias veces el concepto espiral, o broca, en la configuración del estator. No es por casualidad...
Tanto en la configuración de los raíles externos como en la de los electroimanes del estator la idea de broca, o espiral, es fundamental , recurrente y muy funcional. Esto tiene su justificación en la lectura de varios libros que explican como funciona un motor de inducción trifásica cuyo objetivo fundamental es conseguir una rotación enérgica en la salida del eje del rotor. Usando ese mismo principio, para conseguir fuerza de ascenso antes que de rotación pura, hay que cambiar la configuración del estator y hacerla en broca o espiral a lo largo de todo el recorrido que pretenda propulsión electromagnética, y/o propulsión neumática-electromagnética, sin usar conceptos como la superconductividad, y sus implicaciones magnéticas, que no contemplo en mi sencilla idea. Una idea batida por señores como Julio Verne... y su fantasía.
Teniendo en cuenta la regla de Fleming de la mano izquierda, donde se expresan ortogonalmente fuerza, inducción y corriente, solo una inducción y una corriente dispuestas en oblicuo pueden generar una cierta fuerza vertical de desplazamiento o, en nuestro caso, elevadora. Nuestro motor es un motor con un estator y dos rotores , CISTON Y PISTON, verticales al suelo y queremos que el sistema "CISTON-JAULA-PISTON "ascienda antes que rote. La única forma que puedo imaginar ahora, en este momento de mi vacío mental de primate, es la forma de una broca, una espiral, o la de un tornillo sin fin. En el diseño final evitaremos la rotación de sistema "CISTON-JAULA-PISTON" al máximo con muchos polos en el estator, para tener menos r.p.m., y tendremos en cuenta que nuestros electroimanes no son superconductores. La rotación que se le imprima en todo el recorrido al sistema "CITON-JAULA-PISTON" deberá ser compensada cerca del final del recorrido mediante una contra-medida, del sistema "CISTON-JAULA-PISTON", que consiga la rotación cero cuando el sistema CISTON-JAULA-PISTON abandone la plataforma ALIA.
Los motores de inducción están diseñados para frecuencias normalizadas de 60 Hertzios y llevan refrigeración por aire. En nuestro caso de un "gigantesco motor con un estator que te cagas" podemos cambiar esa frecuencia si supone mejoras en los últimos kilómetros, o puede que no...
Si está claro que los problemas de calentamiento del estator de un motor convencional no serán los de nuestro artefacto. El CISTON se va a ir encontrando un estator frío y el PISTÓN con un estator caliente, evidentemente su diseño no será idéntico.
En próximas entradas comentaré mis ideas de velocidad máxima posible antes de la tropopausa, los primeros once kilómetros, y después de la tropopausa, el resto del ascensor espacial AL... Puede que la tropopausa sea la última frontera (ya se me fue la pinza)...

Hasta la próxima "paranoia ascensoril".

Nota: Si alguien está interesado en leer otras fases de esta idea gratuita, que no lo creo, aquí dejo estos enlaces y URL'S :

http://www.constantinocarenado.info/2012/04/idea-seis-1-ascensor-espacial-al.html

http://www.constantinocarenado.info/2012/04/idea-62-ascensor-espacial-al.html

http://www.constantinocarenado.info/2012/04/idea-seis3-ascensor-espacial-al.html

http://www.constantinocarenado.info/2012/04/idea-seis4-ascensor-espacial-al.html

http://www.constantinocarenado.info/2012/05/idea-seis5-ascensor-espacial-al.html

http://www.constantinocarenado.info/2012/05/idea-seis6ascensor-espacial-al.html

http://www.constantinocarenado.info/2012/05/idea-seis7-ascensor-espacial.html

http://www.constantinocarenado.info/2012/05/idea-seis8ascensor-espacial.html

http://www.constantinocarenado.info/2012/06/idea-seis9ascensor-espacial.html

http://www.constantinocarenado.info/2012/06/idea-seis10ascensor-espacial.html

http://www.constantinocarenado.info/2012/06/idea-seis11ascensor-espacial.html

http://www.constantinocarenado.info/2012/06/idea-seis12ascensor-espacial.html

http://www.constantinocarenado.info/2012/06/idea-seis13ascensor-espacial.html

http://www.constantinocarenado.info/2012/07/idea-seis14-ascensor-espacial-al.html


Saludos

5 comentarios:

  1. Anónimo1/6/12 20:00

    “¡Viaje tele espacial asequible y real!
    ¡Viaja con nosotros!
    ¡Viaja con AL!"


    ¡¡MONORAIL!!
    ¡¡MONORAIL!!

    ResponderEliminar
  2. En la botonera del ascensor espacial en vez de números podrían ir los nombres de los planetas: Marte, Júpiter, Saturno, Urano....incluso el de Carenado, Raticulín.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2/6/12 11:04

    Creo que no va a isnpirar mucha confianza que estés recolectando las piezas del ascensor de bazares chinos, sexshops, contenedores de lipasam y el almacén del Gordo.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2/6/12 17:44

    Que el supervisor del proyecto sea el cohetero de la hermandad rociera de Gines, tampoco.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2/6/12 21:45

    No se confirma que Carenado haya intentado meter el pistón en la jaula de la ascensorista.

    ResponderEliminar