24 de junio de 2012

El entremés de la perorata Carenada


Ya he mencionado que me considero un indignado y partícipe ideológico de muchas ideas del movimiento 15M. En este entorno hay un montón de enlaces hacia ideas que considero relacionadas con el movimiento. Podeis ver, si os apetece, la sección: Toma La Plaza (situada a la izquierda de esta bitácora electrónica). 
También tengo que mencionar, porque le apetece a mi libertad, que no voy a las asambleas del barrio o de las setas, pero si sigo la web 
Una web donde informan de actos, convocatorias e iniciativas interesantes en que, de momento, no puedo implicarme. 
Parece ser que este año ya ha salido una nueva marcha hacia Madrid desde Cádiz...
...entre otras muchas marchas nacionales que terminarán en Madrid el 21 de Julio del 2012.Tengo buenos y extraños recuerdos del año pasado. A fecha de hoy solo puedo desplazarme andando y sin "frago". Y ya soy demasiado mayor como para dormir en el suelo, pues dormir en la "frago" es mejor que dormir en cualquier pavimento.  ¡Os lo juro!

Este aislamiento físico del movimiento, con el que últimamente solo he coincidido físicamente con vecinos e indignados que tomaban firmas en la oficina de desempleo que tengo asignada, me hace sentirme racionalmente atomizado. Debe ser que he sido atomizado por mis aficciones y ganas de escribir en el vacío. Pese a no participar normalmente en las asambleas , sí voy a algun acto aislado cuando cuadra en mi horario de equilibrista de las oportunidades. Entiéndase como "equilibrista de las oportunidades" al simple hecho de disponer de tramos de lucidez horaria donde escribir en libertad todo lo posible, donde terminar mis proyectos, invenciones e ideas patateras. Clara atomización de mi voluntad social, una voluntad que ya alimenté siendo joven. Una voluntad que está tan frustrada como otras muchas frustraciones que he padecido, padezco y padeceré.  

¿Seré un Homo frustratio?

Aunque esta idea del ascensor espacial pueda parecer una estupidez de un indignado, a mi me sirve para demostrar que ser un indignado puede canalizarse mediante la aportación de lo que te gusta, lo que te hace sentir realizado, lo que te resulta interesate para mejorar la sociedad carcomida, o podrida, en que vivimos (siquiera desde mi percepción). Estas ideas gratis de mi bitácora pueden considerarse mi aportación al movimiento 15M.
Además de defender al débil mediante métodos pacíficos, donde conozco a personas especializadas en frenar los desaucios, existen indignados que aportan cosas extrañas. Ese tipo de indignado soy yo y no se trata, en absoluto, de oportunismo. Se trata de "aportanismo". Se trata de aportar algo en que uno se encuentre en su salsa. Y a mi me gusta escribir, pensar e inventar antes que participar en las asambleas que a fin de cuentas son relaciones humanas y personalismos escuchados más o menos emocionales. Apoyo el movimento asambleario pero las asambleas son demasiado emocionales para mí, y las emociones siempre me han perdido. Tengo la sensación de que solo aportaría mi ira, fuese o no fuese escuchado, y eso no me parece constructivo. Para gritar, de momento, tengo este lugar digital y las manifestaciones ,o "mani".

¡Se trata de aportar algo constructivo al movimiento!
¡Algunos indignados podemos aportar desde la reflexión y desde el subsidio!
¡Podemos aportar ideas y fantasía!
¿Por qué no?

¡INDIGNADOS!
¡eH!¡eH!¡eH!

No hay comentarios:

Publicar un comentario