14 de junio de 2012

Consecuencias del Darwinismo social.


El mes pasado realicé una entrada relativa al darwinismo social tan defendido por ciertos intelectuales del momento, después de leer en prensa las ideas de un asesor de Aznar y de Rajoy. Hoy, ahora, aunque no pase por aquí ni yo mismo, voy a expresar las consecuencias evidentes del darwinismo social tan alabado e idolatrado por ciertos intelectuales y amigos, como un antiguo compañero de un curso del paro que creo haber apodado anteriormente como: TO.

En mi estupidez razonada, que no es más que una paradoja humana, voy a poner múltiples ejemplos que surjen de este pensamiento discriminatorio, ególatra y anti-ético. Voy a poner ejemplos que aclaran, sin lugar a dudas, las consecuencias del dogma del "darwinismo social" . No creo necesario extender mucho la secuencia de ejemplos que escribí el otro día en mi sucio cuadernillo de grafito duro y sucio.

- Caciques.
- Mafiosos.
- Dictadores.
- Políticos corruptos.
- Ladrones de baja, media y alta casta.
- Marketing hipócrita.
- Secuaces borregos, o borregos secuaces. Entiéndase segundones condescendientes.
- Charlatanes...

Y creo que sobran las palabras si enuncio las consecuencias de un sistema que alaba el "darwinismo social". Que alaba al más "fuerte" del grupo:

- Fomento de la hipocresía y la mentira justificadas.
- Alto nivel de frustración en la "tribu".
- Miedo a perder y su fomento "inevitable".
- Pesimismo generalizado pues la mayoría de la población es perdedora. O sea que no tiene "éxito en la vida".
- Mala distribución de la riqueza. El fuerte, ante todo, quiere para él, para sus familiares y para sus secuaces o, evidentemente, segundones.

No creo necesario extender más este documento vomitivo. Saludos indignados tras más de cuarenta años de existencia.

2 comentarios:

  1. ME ENCANTA LA MANERA DE PENSAR DE ESTE TIPO !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.

      Pensemos todos en el bien de todos. Será una buena solución.

      Saludos.

      Eliminar