19 de mayo de 2012

Cero


Este texto lo escribí, más o menos, hace un mes. Hoy es un día correcto para subirlo mientras alergia y resfriado se han mezclado con mi falta de lucidez. Buscad vuestra lucidez que yo ya buscaré la mía. Si la encuentro alguna vez ya os avisaré. Debe haberse mezclado con el absurdo.

Claros y nubes cubren mi mente que no es ningún cielo. Siempre me faltó lucidez mental. Es por eso que chubascos, rayos y relámpagos suenan sin poder localizar su origen, pues en mi mente llueve hasta cuando no hay nubes. Humeno vacío. 
Debe ser que estoy enfermo. Debe ser que enfermedad e intensa libertad son primas hermanas. Debe ser que dispongo de tiempo para pensar e incrementar mis ruidos neuronales. Debe ser que tengo mi cerebro vacío. Húmedo vacío.
Creo, a fecha de hoy, que la mejor representación de mi intelecto, si existe, es el número cero. 
Siento pena por mí, y no sé lo que significa la palabra felicidad. Que la definan otros. Que la definan aquellos que vean más allá de su ombligo (si existen). Espero que sea un posible imposible y que estos asuntos estén mas allá de una frustrada libido.

Saludos resfriados desde este precioso absurdo que es la vida, desde este entorno amarillo. Sed felices de manera auténtica aunque yo ignore lo que eso significa. Cread y construid; ya se hará el camino.

1 comentario:

  1. Anímate hombre, que los chubascos y los truenos no duran siempre (estoy convencido que ni los que nos han tocado ahora), y todo el mundo ha conocido buenas y malas rachas... ¿O ya no te acuerdas de lo bien que te lo pasaste remojandote los piés en lo alto de una cabalgata de locazas?. Hay foto. No me obligues a publicarla...otra vez.

    ResponderEliminar