3 de mayo de 2012

Carcajadas ante el absurdo


Hay noticias tremendamente graciosas y esta mañana, sorprendentemente, he leído una de ellas. Por circunstancias he tenido que ver a mi padre temprano y me ha pasado la prensa gratuita. Nada más dármela me he puesto a reír a carcajadas. Han tardado bastante en marchase las risas descontroladas. Poco después me he despedido de mi padre, me he puesto a leer más detenidamente el titular y he vuelto a partirme de risa.

"Una brigada policial investiga a los principales líderes del 15-M. Vigila sobre todo las redes sociales, en vísperas del primer aniversario de las acampadas de "indignados". "Es un trabajo de previsión", dicen fuentes policiales. La investigación la lleva la Brigada de Información de la Policía Nacional, que tradicionalmente se ocupa de la lucha antiterrorista" (20minutos del 3 de Mayo de 2012.Portada y pag. 6)"

Me he reído más aún cuando he leído repetidamente, porque no me lo creía, "...Policía Nacional, que tradicionalmente se ocupa de la lucha antiterrorista". Sinceramente aún estoy riéndome y he gastado dos paquetes de pañuelos de papel. En mi caso no creo que acampe, ya acampé de joven, pero gritar es necesario ante los continuos recortes. 
¿Qué hay detrás del 15M intereses políticos y sindicales? 
Pues claro...pero 
¿Eso qué importa? 
Las medidas que están tomándose desde el gobierno afectan a derechos adquiridos e históricos que están siendo pisoteados poco a poco, lentamente, igual que cuando se cuecen cabrillas con especias. Lentamente. Después te las comes con un palillo escarbadientes...

Es evidente que hay que gritar y en mi caso solo puedo hacerlo desde este entorno y en las manifestaciones. Solo puedo gritar y reírme a carcajadas de este mundo absurdo en que vivo.

¿Acaso es definido el movimiento 15M por los violentos?
Pues no. En absoluto. 

He escrito por aquí que los ratos que participé de este movimiento solo vi variedad y diversidad de izquierdas porque la derecha indignada, que existe, no aparecía ni por asomo. Paradojas en mi mente. Durante esos ratos nunca observé violencia alguna a pesar de autodeclarame como "friki".

Por cierto. Saludo desde aquí a todos los inspectores, espías, y variaciones que investigan a personalismos de este movimiento. Dad gracias de que tenéis una nómina y, por cierto, yo no soy líder de nada pues vivo con una gata atigrada y ella es la que manda.

Para terminar hoy: es evidente que dentro del movimiento hay gente que tiene su nómina, es lógico. Conocí sindicalistas, comunistas, ocupas, escritores, antropólogos, sociólogos, miembros de asociaciones que recuerdan el movimiento asambleario de los años 70 (donde murieron muchos demócratas antes del primer gobierno del líder de UCD),... etc. y muchos de ellos trabajaban y supongo que trabajan. Hace tiempo que no los veo aunque, en mi caso, sigo indignado. Continuaré indignado mientras sienta injusticias. 
La indignación no es más, para mí, que la ira de los pacíficos -como le gustaba decir a mi amigo el Nórdico, además de : querido amigo, vivimos tiempos de pan y circo-.