28 de abril de 2012

Segundo plato: Un indignado más


Hace muchos años un amigo de supercopy, que estudió Matemáticas, era un gran indignado. Trabajaba de profesor de instituto y estaba ahí para ganarse la vida y tener vacaciones. No le llamaba la atención ser un buen docente. Estaba soltero y follaba poco. Años después me encontré al funcionario de nuevo y era feliz, mucho más feliz, hasta sonreía. Se había casado, iba a tener un niño y decía, sorprendentemente, que le gustaba su profesión. Mi mente simple, como una hamburguesa pobre de pollo, entendió que follaba más y eso le hacía más feliz. 
Esta breve historia que voy a desarrollar viene al caso para conjeturar el problema de la generalización y la estadística con sus probabilidades. Si en mi caso solo mirase mi interés no sufriría tanto desde la comodidad de mi techo pagado, comidas diarias y algo de dinero para salir, antes poco que mucho. Desde mi comodidad estaría algo descontento respecto a mí mismo porque follo poco... Pero, para vuestra desgracia, decidí hace años gritar desde el desempleo, desde la pobreza del subsidio, desde la pobreza que crece, desde la esclavitud mental antes que aparentemente física. Decidí gritar el absurdo con palabras volátiles, con palabras desagradables en un entorno de paz. Decidí gritar más allá de follar o follar; más allá de tener reconocimiento o no; más allá de tener dinero o no. Decidí escribir lo que escribo aquí por tener tiempo para pensar e imaginar. Punto pelota.

Dice una vecina a la que aprecio: la democracia solo me ha traído paz porque con unos partidos políticos, o con los otros, siempre he sido pobre. Eso no ha cambiado en mi vida desde que hay democracia.

Creo, a fecha de hoy, que esta bitácora es una paradoja porque surge a consecuencia del subsidio y a propuesta de mi amigo Jaime Cruz, que, sinceramente, no pensaba que fuese a gritar tanto o tan a menudo. El hecho de ser un aficionado a escribir con subsidio, que ha pagado y paga muchas facturas frecuentes, es el que ha permitido el comienzo y la continuación de esta amarga, antes que dulce, bitácora. 

Han sido: la posibilidad de expresarme libremente y el tiempo disponible, los que han permitido todas las entradas expresadas hasta la fecha. Como paradoja subsidiada y frágil: leo, estudio, escucho, pienso y opino (no siempre en ese orden). Cuando se termine el subsidio este blog irá a menos o desaparecerá-según la manera en que tenga que ganarme la mísera vida-También necesito decir que si alguien me envidia, o ha envidiado, alguna vez es porque es un gilipollas...Tras esta auto-justificación recurrente comienzo:

Es tristemente verdad que los políticos no nos representan. Es verdad que los políticos de los países auténticamente democráticos, de los otros mejor no hablar ni escribir porque peligraría mi cuello peludo, se han convertido en una casta superior en tanto en cuanto :se sirven del poder antes que servir a los representados. Cuestión de chollo o no chollo. Cuestión de necesidad propia antes que ajena y eso, eso, no es representar, eso es una mierda de representación. Cuestión de papel higiénico o no higiénico. Me da igual que Fernando Savater diga en el periódico 20 minutos del Viernes 13 de Abril (pg. 16): 
"...Señalo que la indignación en sí misma no resuelve nada y que lemas como 'no nos representan' son una bobada porque los políticos sí nos representan, nos guste o no, y por eso haremos bien en buscarles repuestos adecuados"

Señor Savater. Es una bobada que usted hable de repuestos adecuados...
¿Qué?
Piensa realmente que la endogamia que hay en los partidos políticos, la necesidad de un buen salario y privilegios como casta, y el servilismo interno , que no es más que lealtad ciega, generarán repuestos adecuados.
¡No me cuente milongas!
Un político honesto no progresaría en ninguna de las estructuras de cualquiera de los partidos políticos existentes a fecha de hoy. 
¿Desde cuando un lobo hambriento ha convivido con un cordero solidario?
Un político honrado y honesto sería un político muerto, profesionalmente muerto (para evitar mal entendidos).

En esta tesitura, que es la que siento y veo, hay una ausencia de representación de facto porque la casta política necesita subsistir y conciliar al capital porque no hay, sobre todo en España, tejido industrial que absorba tantos desempleados o, paralelamente: no hay suficientes nóminas que puedan mantener tanta institución pública (donde la casta política es una parte de ella que parece intocable). Todo el tejido industrial se ha trasladado a países esclavos (China e India). Ha habido durante muchos años una gran des-localización generalizada para buscar la eficiencia TOTAL , más que obsesiva, y ahora, ahora Sr. Savater, lo políticos están sometidos a la dictadura de las empresas financieras: especuladores entre especuladores donde hay grandes capitales y pequeños ahorradores que buscan la MÁXIMA rentabilidad de su dinero. 

El dinero se ha convertido en un absoluto. 
¿No le recuerda nada esta tesitura?
¿No es usted filósofo?
¡Mueva la estructura y no desacredite a los débiles.
¡No sea lobo!

La clase política de nuestro país debería olvidarse de ganarse el pan en política y obsesionarse en representar a los ciudadanos. Obsesionarse en representar a la mayoría del electorado, antes que a unos pocos. Y eso, señor Savater, no va a ocurrir porque la casta política, sencillamente, : NO NOS REPRESENTA NI PUEDE si quiere servirse del poder. 
¡Qué servir ni servir al electorado! ¡Paparruchas!
¡Necesitan servirse del electorado! Que es algo muy distinto.
Es todo tan sutil...Tan estratégico...Tan propagandístico...
Encima usted se dedica a desacreditar a los débiles con su soberbia racional.
¡Paparruchas!

El otro día hablando con mi amigo Elle, indignado de derechas, expresó parca y sinceramente que la clase política se ha convertido en una casta. Si algo tiene Elle, además de su barba y sus palabras justas, es que es amigo del debate y parece que escucha aunque nunca da su brazo a torcer. Eso sería un imposible elle. A fecha de hoy sé que elle si tiene razón en el concepto: casta. Lo que me pregunto desde mi elegida animalidad es el porqué.
¿Qué ha pasado?
¿La política es una forma de representar, o es una forma de ganarse muy bien la vida?
Creo que el sistema democrático Europeo tiene varios errores. Si fuese el sistema operativo de un ordenador, el ordenador estaría bloqueado, o inservible, desde hace tiempo.
¡Señores políticos!
¿Para qué estáis ahí?
De que sirve aparecer en los libros de historia si vuestro trabajo es penoso, si solo sois marketing y propaganda. 
¡No nos representáis! Siquiera a la mayoría de los españoles. Es una verdad contrastable después de treinta años. La mayoría de los españoles son papeletas en una urna. Comparto con Isidoro Navarro, antropólogo sevillano, que sois parte del sistema económico, o del sistema, y no podéis hacer vuestro trabajo temporal y representativo. Quizás estéis atados de pies y manos en un mundo lleno de mentiras. Deberíamos ir desnudos o con tanga, sobre todo algunas mujeres. Hufff. Ya me perdí.

Posdata: ha fecha de hoy, pese al desprestigio mediático de este movimiento y su diversidad, continúo simpatizando con el movimiento 15M . Espero que no me encarcelen por eso. Glubbb.