11 de enero de 2012

El poder del funcionariado


En ocasiones es mejor no pensar en absoluto porque pensar da dolor de cabeza, da disgustos. Hay que dar gracias, como dicen los sacerdotes en el púlpito, a la falta de reflexión generalizada. En la ignorancia las personas son más felices.

- Gracias...

Porque ,si lo pensamos bien, descubrimos que hay dos pegatinas que todos llevamos en la frente, parafraseando a un excompañero de trabajo.Una dice: señor. Otra expresa: siervo (arriba y abajo es otra alternativa). Y acompañando a estas dos pegatinas solo hay humo; humo vacío, blanco y brillante. Hay tantas personas inteligentes vendiendo humo que el humo es precioso. Es tan bonito como los conceptos de príncipe y princesa. Puro y concentrado humo para tapar nuevas formas del siervo y su señor. 
¡Requesón!
Como la dualidad perpetua, entiéndase siervo versus señor, está cubierta por un precioso humo, los despropósitos de los señores los pagan sus siervos. 

- Por supuesto, por supuesto.

Los siervos, evidentemente, siguen siendo los que sufren más. Debe ser que se lo merecen por su ignorancia, vagueza y poca capacidad. Seguro.

¿A dónde quiero llegar con esta parafernalia irónicamente clasista?

Pues solo gritar que diversas plataformas cívicas constituidas, por ejemplo, por los envidiados funcionarios que circulan por Hytasa...

¡Se dediquen a denunciar a los políticos corruptos!

A esos que se llevan el dinero ajeno y calentito, un dinero que no es suyo. A esos que roban.

¿Serán capaces, los funcionarios de las instituciones, de trabajar y denunciar facturas falsas o infladas?

Deberían. Deberían. Parece que está ocurriendo.Lo parece. Lo parece...

Animo desde aquí a que todas las plataformas ciudadanas busquen justicia con tijeras, que denuncien a esos "personajillos" que han estado robando a los contribuyentes (grupo "étnico" pagador de impuestos en que no me encuentro en estos momentos).

 ¡Usad la filosofía de Assage !  (http://wikileaks.org)

 ¡Denunciad el fraude!

Muchos funcionarios tenéis ese poder aunque el gestor político de vuestro departamento sea vuestro "amigo". Con la que tenemos encima sirve de muy poco una lealtad ampliada de Richard Rorty. Una lealtad que justifica la "justicia" como una lealtad ampliada hacia el delincuente que se aprecia.

 ¿Es justo defender los intereses de un ladrón al que aprecias, o con el que has compartido orgías?

 ¡ No le deis la razón a Richard Rorty!

 ¡Superad sus conjeturas pragmáticas si podéis!

 Posdata 1: seguramente no ocurra nada porque hay miedo a perder apoyo. Hay miedo a ser considerado un chivato.

 Posdata 2: el abuso de poder es condición homínida y no de partido político. Con las elecciones autonómicas tan próximas no deben mezclarse los asuntos con el electoralismo. Olvidese de mi voto, querido Sr.Arenas.

 Posdata 3: Creo que me he enamorado de la Jueza Alaya. Me ha ocurrido como con la Estatua de la Libertad. 

 -Te deseo, te quiero. Guapa señoría. Señoría guapa. Morenaza.

 Aún estando enamorado de usted le ruego que no frene denuncias, o sospechas, enfocadas hacia los políticos conservadores. 

 ¡Sea justa más allá de su ideología política!
 ¡Sea auténticamente oportuna!

 Le prometo que usaré la lengua para hacerla feliz. Atentamente suyo: Constantino, chimpancé "tecleador".

Posdata 4: No sé lo que es ir contracorriente. Solamente escribo y pienso, pero no al revés. Ese es realmente mi problema.  Es la mayor libertad que puedo ofrecerme. Placer puro, placer en libertad, ego animal.

Posdata 5: Dijo elmundo:

""  En los últimos años, el antifilósofo sorprendió a sus críticos cuando comenzó a intervenir cada vez más en política. Así, en 1997 llamó a las universidades en un ensayo a regresar a una política izquierdista "que en lo esencial se ocupa de impedir que los ricos desvalijen al resto de la población".  ""

Y curiosamente ha ocurrido y está ocurriendo. Absurdez antropocéntrica anticipada.