28 de diciembre de 2011

¿Por qué estoy continuamente Indignado?


Por este entorno pasan prácticamente amigos, conocidos y familiares. Muchos de ellos, de cuando en cuando, opinan sobre su contenido. Recientemente mi amigo Is me ha preguntado que porqué soy tan negativo. Esta entrada puede que responda, otra vez, a este tipo de pregunta reiterativa ,e incluso constante, que muchos os planteáis, o me planteáis, con frecuencia.

Pienso que mi especie necesita reflexionar y solo se me ocurre el grito como alternativa en una botella de bytes. Básicamente, escribiendo mal en todos los sentidos posibles, no me gusta que me sodomicen por "sistema". No me gusta que sodomicen a otros sin desearlo. No me gusta que todo esto ocurra desde que tengo uso de razón, desde que tengo quince años.

Mientras sienta que este mundo es un absurdo aparentemente interesante. 
¡Gritaré!
Mientras sienta que hay que indignarse.
¡Gritaré!
Mientras sienta que pocas personas pueden auto realizarse.
¡Gritaré!
Mientras sienta que hay dolor ajeno que no se soluciona.
¡Gritaré y gritaré!
Mientras sienta que hay padecimiento propio y ajeno.
¡Me quedaré mudo de tanto gritar!
Mientras eso sea así...

¡Gritaré la estupidez como estúpido!

Otra cosa es como convivo con mis amigos y familiares con los que procuro omitir los temas que aquí surgen. Con mis familiares y amigos procuro hablar de cosas positivas, aunque lo consiga pocas veces. Comemos y bebemos juntos, charlamos de algunas bellezas , sobre todo si van con pantalón de licra o corto, reímos por chorradas y compartimos nuestro presente con el máximo humor posible, incluso con humor de troll.

Para resumirte, amigo Is, soy y seré una especie de "Mosca Cojonera". He tomado la decisión de usar mi tecleo animal en eso. Siquiera en este entorno amarillo color de micción concentrada. Sencillamente asqueroso. Y como entorno de color asqueroso lo rodeo de palabras adecuadas. 

Parafraseando a gente solidaria:

¡Ya está bien del dolor ajeno!
¡Basta!

Mientras haya dolor ajeno, gritaré, gritaré y gritaré hasta quedarme afónico.Aún así, querido Is, de vez en cuando subiré relatos cortos como los que puedes encontrar en las secciones:

RELATOS en esta bitácora.

O

RELATOS sobre ruedas de acero.


E Incluso...


Ideas GRATIS.


Todas estas secciones son visibles a la izquierda de la bitácora dándole a la "ruletita".

Por cierto Is. Es evidente que esta bitácora, entiéndase blog, no continuará si google, u otro ente superior, me censura; si fallezco misteriosamente; o si me canso de escribir, que lo dudo, pero todo es posible en el camino de la absurda existencia;...

Un saludo desde aquí, querido Is. Cuidate mucho y no dejes de pensar críticamente.

Posdata 1 a/a IS : Puedes encontrar historias de Constantino Carenado, mi seudónimo de fracasado, en esta URL: http://www.sevillametro.com
Busca la sección: Historias del Metrocentro.

Posdata 2: Algunos pensareis que estoy tan indignado porque follo poco, o porque tengo problemas afectivos. Sinceramente quiero mucho a mi mástil y busco alternativas a su libido hormonal e intachable. Naturaleza.

Posdata 3: Algunos de mi amigos son auténticos Trolls incendiarios, pero no me importa porque su guasa compensa mis carcajadas, pese a pensar en ocasiones: 
¿Qué sucedería su fuese al revés?
¿Podrían ser mis amigos tan payasos como yo?
¿Serían capaces de reírse de sí mismos?
¿Serían capaces de aguantar una guasa del mismo calibre?
A algunos los considero incapaces de reírse de sí mismos o con ellos...
Sobre otros pienso que si los hubiese conocido siendo adolescente, los habría ignorado con toda franqueza y rencor...
Tiemblo....hjadoqeanvoaoqpra 
Pero a fecha de hoy reconozco que su guasa me incendia en ocasiones, y que ha mejorado mucho mi indignación calculada con carcajadas. Aprecio a esos cabrones. Debe ser el síndrome de Estocolmo.

12 comentarios:

  1. "Algunos pensareis que estoy tan indignado porque follo poco, o porque tengo problemas afectivos"

    Para nada.

    ResponderEliminar
  2. "Sobre otros pienso que si los hubiese conocido siendo adolescente, los habría ignorado con toda franqueza y rencor..."

    Nosotros también hubiéramos salido corriendo como si recitaras poesía cósmica.

    ResponderEliminar
  3. "Sinceramente quiero mucho a mi mástil y busco alternativas a su libido hormonal e intachable"

    Las alternativas: 1) Mano derecha 2) Mano izquierda 3) A dos manos

    ResponderEliminar
  4. “…no me gusta que me sodomicen por sistema".

    Siii… ya sabemos que sólo te gusta si surge después de una cena a la luz de las vela si alguien te hace sentirte especial.

    ResponderEliminar
  5. Acería americana28/12/11 19:19

    “…charlamos de algunas bellezas , sobre todo si van con pantalón de licra o corto”

    ¡Dioss!...y yo que pensaba que el poster de Freddie Mercury que tenías en tu taquilla era porque te gustaba Queen.

    ResponderEliminar
  6. “Mientras sienta que este mundo es un absurdo aparentemente interesante.
    ¡Gritaré!
    Mientras sienta que hay que indignarse.
    ¡Gritaré!
    Mientras sienta que pocas personas pueden auto realizarse.
    ¡Gritaré!
    Mientras sienta que hay dolor ajeno que no se soluciona.
    ¡Gritaré y gritaré!”

    MIENTRAS SIENTA QUE ME PILLO LA MINGA CON LA CREMALLERA
    “GRITARE”

    ResponderEliminar
  7. Que parezca un accidente28/12/11 19:22

    “Por cierto Is. Es evidente que esta bitácora, entiéndase blog, no continuará sii fallezco misteriosamente…”

    Si Carenado, ándate con ojo. Se de buena tinta que los de la RAE, hartos de tus faltas de ortografía, han contratado a alguien para eliminarte.

    ResponderEliminar
  8. “Algunos pensareis que estoy tan indignado porque follo poco, o porque tengo problemas afectivos”

    …que cosas.

    ResponderEliminar
  9. “Aprecio a esos cabrones. Debe ser el síndrome de Estocolmo”.

    YO DIRÍA MÁS BIEN QUE SE TRATA DEL SÍNDROME DE KODAK:
    Un matrimonio sueco, ambos rubios y de ojos azules, con sus respectivos padres rubios y de ojos azules y sus respectivos ocho abuelos rubios y de ojos azules, tienen un niño de piel negra, pelo rizado y con los ojos negros como escarabajos.

    El padre, mosqueado, se hace la prueba de paternidad y el médico les confirma que el hijo es legítimo. Ante las reclamaciones del padre, que no lo podía entender, el doctor les explica:

    - Bien, ¡estamos ante un evidente caso de síndrome de Kodak!
    Vagina grande, pene pequeño, entra la luz y se vela el niño.

    ResponderEliminar
  10. Esta muy claro que sois unos cabrones. Realmente no me importa que lo seáis pero, si leéis otras bitácoras, observareis que comentarios como los vuestros no son habituales, frecuentes o comunes...

    ¿Por qué?
    Porque evidentemente sois unos cabrones y nadie puede cambiar eso.

    Es tan evidente que os pongo un cebo, como el de sodomizar,... y caéis contundente-mente.
    Me la suda. Continuaré escribiendo lo que me salga de la entrepierna y sus testículos.Que os den.

    Un abrazo de troll moderado a troll.

    Posdata: muchas de las cosas que habéis escrito estos tres años... yo, desde luego, nunca lo habría escrito. Pese a estas sinceras palabras, que no son nuevas, que son franqueza pura, continuo apreciando vuestra extraña e ingeniosa amistad. Hasta os quiero pese a vuestra actitud sistemática y sistémica, pese a vuestra actitud parásita.

    Me juzgáis continuamente y en ocasiones os falta empatía.

    Por cierto...
    Que tengáis una buena entrada de año.

    ResponderEliminar
  11. Menos mal que "no te importa". Es guasa, Carenado, guasa. Espreo que tu entrada de año nuevo sea mejor que la salida del viejo.

    ResponderEliminar
  12. No te enfades eme.Expreso lo que siento y los textos, y comentarios, "son intensas vivencias y verbo escrito al viento" (copio y pego del enunciado principal de esta bitácora amarilla)...

    No te enfades pues la guasa no siempre me sienta bien. Es como las puntillitas (pregúntale a "LL" o a "L")


    Te deseo sinceramente una buena entrada de año querido papi y, como sabes, no voy a borrar nada pues me gusta que conste todo en este entorno transparentemente cian.

    Gracias por tu guasa pero a veces se me atraganta. Es cuestión de sabor, antes que de cocina o cocinero.

    Un abrazo

    ResponderEliminar