15 de diciembre de 2011

Dos meses después


Soy un indignado. Creo que nací así. Posiblemente si no me hubiesen dado la oportunidad de pensar con libertad, pese a mis limitaciones animales, sería más sumiso, e inteligente, pero como no es el caso, que yo sepa, continúo gritando. Ya ha pasado el 20N. Está a punto de entrar el nuevo presidente del gobierno con ganas de negociar y dialogar... Como elemento de reflexión en esta entrada de hoy solo se me ocurre la idea de otro; en este caso la idea de un indignado de la manifestación del 15 de Octubre del 2011; o de la manifestación del movimiento "15M"  del "15 O".

DEMOSLE A LOS POLÍTICOS
EL SALARIO MÍNIMO...
Y VERAS QUE RÁPIDO
CAMBIAN LAS COSAS EN EL PAÍS.

Es un buen resumen de mi indignación "chimpancipesca". Hoy sé que, salvo que viva en una burbuja de aislamiento, seré un indignado hasta mi muerte. Así lo creo y lo siento lea quien lea esto, a sabiendas de que muchos de los que pasáis por aquí sois amigos y conocidos.

Un saludo indignado de Constantino Carenado, vuestro animal amigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario