15 de septiembre de 2011

Lágrimas perdidas

Este texto no pretende ofender a aquellos que están tomando algún tipo de medida reivindicativa y pacífica, como Sampedro y su texto anterior. Este texto solo pretende golpear la entrepierna de aquel que se lo merezca, o aquella que se lo merezca. Solo los actos, y sus consecuencias, definen a las personas que solo ven su ombligo apestoso. Ya estoy cansado del circo mediático. Ya estoy cansado de que no me representen, de que no nos representen (más allá de que el "movimiento 15 M" haya salido de la "máquina socialista" ,o no lo haya hecho).


Las lágrimas surgen solas sin saber la razón. Están tan presentes como antes de los Neandertales, como antes de los Australopitecos, como antes del "Eslabón Perdido". Desde hace millones de años hemos llorado por algo y nunca hemos sabido, realmente, el porqué. Creemos, en nuestra ceguera, que la luz es nuestra, que la razón es nuestra, que esto, o aquello, es nuestro. Nos empeñamos , constantemente, en llevar la llama olímpica de la razón: la razón es nuestra, el poder es nuestro, el dinero es nuestro e, incluso, MIO.
Es demasiado evidente que no sabemos localizar nuestro faro, verdad Anna, porque es posible que no haya más faro que el que está por encima de nuestra naturaleza animal.

¿Y eso qué es?

Es estar , por ejemplo, con los pobres del mundo y ayudarles de una p. vez. No ayudéis a sus gobernantes, ayudad al pueblo hambriento. ¡No uséis intermediarios!

¿Qué es estar por encima de nuestra naturaleza animal?

Es estar más allá del voluntariado que limpia nuestra conciencia y ayuda el prójimo local y puntualmente. Es algo posible pero que parece no interesar: estar más allá del bien y del mal es superar nuestra conciencia tribal en un entorno de paz y respeto evidente.

¿Es tan difícil estar más allá del bien y del mal?
¿Sabeís lo que significa esta pregunta en un peludo cervecero?

Parece que es difícil comprender que ya esta bien de realizar una concatenación de actos estúpidos que favorecen que "todo cambie para que nada cambie".

¡Basta!

¿Sabéis que dicen los alemanes, plagados de cerveza, cuando están relajados?

Algunos dicen que esta vida es una puta. Y ,visto lo visto, es posible que hasta tengan razón.

¡Hagamos que la vida no sea una puta!

Por mi parte no dejaré de gritar desde mi alma, si existe, acosada por el dolor propio y ajeno, afectada por el ansia perpetua, dolida por la rabia, y gobernada por el aburrimiento, que la sociedad podría funcionar mucho mejor. Espero que la esperanza en un mundo mejor alimente mi cerebro de patata cocida para expresar lo mismo de todas las maneras posibles, junto a los que amen el cántico de la paz que es : manifestarse y gritar. Espero y deseo, más allá del bien y del mal de las moralidades injustas, que haya justicia, justicia social y ética. Cuando una máquina no funciona bien pues, sencillamente, se repara o cambia.

¿Dónde están los ingenieros sociales amantes de la justicia social?

¡No os escucho!

¡Ehhh!

¿Dónde estáis?
¿Podéis gestionar el cambio sin endogamia?
¿"Escupiréis" hacia arriba si es necesario? ...
¿Quizás debería haber dicho: esputaríais?
Vale...

¿Esputaríais hacia arriba si fuese necesario?
...
No escucho nada. Espero que sea porque me estoy quedando sordo.

¡Eh!


¿Dónde están los periodistas auténticos que denuncian a los sinvergüenzas, ladrones y asesinos?

¿Dónde están los jueces auténticos? ¿Y los abogados?

No escucho nada. Espero que sea porque me estoy quedando sordo.

Recientemente he escuchado que con la crisis los inmigrantes son un problema en España. Son un problema porque compiten con los nacionales por el empleo normal y precario...

¿Seguro que la culpa de la crisis es de los inmigrantes?
¿No estaréis culpando al inocente?
¿No es más fácil culpar al débil que al fuerte?
¿Conocéis la palabra cobardía?
¿Y la palabra abusón?

Yo siempre fui un cobarde y un cagón. Sé lo que escribo con poca inteligencia, pero me da igual. Las palabras y las ideas deben circular para demostrar la estupidez generalizada. Disculpen mi vello atrevimiento, es cuestión de pelo en el cuerpo y teclas diarreicas.