3 de agosto de 2011

Don Quijotes de la Marcha III

La miseria se acerca tal cual caballo raudo, la veo venir. Su trote es tan intenso que me vuelve el estomago al revés. Es tal el trote de la  miseria que me da la vuelta sin darme cuenta. De repente me encentro con las entrañas por fuera y no me reconozco en el espejo. ¿Quién es eso? Y de eso se trata…Se trata de que somos eso, y no ese.

Para terminar esta breve entrada de hoy expresar que he escuchado cierto rumor sobre el hecho, reconocido, de que la miseria  incrementa la envida y el celo a unos niveles tales, que la propia situación debe catapultar al pobre miserable hacia la salida de su situación.

Evidentemente es un argumento muy anglosajón, o cuentista, o simplista. Hay otra parte de Europa y su tradición  filosófica, e incluso ética, que debería decir algo, que debería gritar más y seguir gritando, pero eso no es posible porque hay personas más importantes que otras. Siempre ha sido así.  Incluso hay personas que solo son eso, solo son consumidores o, sinceramente, son nada, son, en el mundo de las Bases de Datos, “Null”,  son un valor Nulo. Nulo y “Null”.

Incluso he oído que la envida y el celo son de mayor grado en las personas que tienen menos cosas (entiéndase propiedades dinero o poder). Debe ser por eso que , como chimpancé tecleador, NO aspiro a ser un humano actual que tiene miedo, mucho miedo, a escupir hacia arriba. Pobre chimpancé, pobre de mí. Pobre miserable peludo que teclea solitario. Pobre mentiroso con pelo y sin pelo.Pobre pobre.

Como participé en la caminata Indignada Sur (Don Quijotes de la Marcha), subo un video muy tierno porque coincidió, sin premeditación propia,  con unas campanadas preciosas en la plaza del ayuntamiento de Ciudad Real. 

Posdata: Envidia y celo no tienen que ver con el poder adquisitivo, solo tienen que ver con nuestra naturaleza. ¿Acaso el mundo de la publicidad no utiliza a la señora envidia continuamente? Muchas veces nos movemos, simplemente, por   la envidia hacia el otro o la otra. Es así y no tiene que ver exclusivamente con los pobres miserables porque miserables, miserables, hay muchos.No quiero contar.

¿ Dejaremos de ser cosas u objetos alguna vez? 
Parece que la respuesta es NO, la respuesta es "Null".

5 comentarios:

  1. Envidioso compulsivo4/8/11 14:25

    Yo por ejemplo envidio a los alemanes por el % de interés de su Deuda Soberana

    ResponderEliminar
  2. Sancho Panza4/8/11 22:23

    Milord, acaba de llegar su pantalón de cuero con la cremallera atrás del tinte.

    ResponderEliminar
  3. Don Quijote de la Mancha III: la rebelión de las máquinas5/8/11 21:58

    ¿Milord?...son castellanos, no ingleses. Además, los pantalones de cuero de Carenado no tienen cremallera trasera, tienen velcro.

    ResponderEliminar
  4. Lo standard es ser poor6/8/11 12:33

    Sigue la conjunción planetaria: Rebajan el rating de Estados Unidos por vez primera desde hace 70 años. Carenado, no asomes el careto por Sol que te lo parten.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6/8/11 23:13

    Por Supersol que tampoco lo asome, que ya se han enterado quien es el que mete los dedos en los yogures.

    ResponderEliminar