8 de abril de 2011

El carro "Trufkaska"


Hace años, cuando trabajé en Moguer recogiendo fruta ,disfruté de unas circunstancias especiales. Disfruté de la diversidad cultural ,incluso multicultural, y del dolor de espalda; el dolor de la "posición de alcayata". 
¡Que tiempos aquellos!
Como la espalda me dolía mucho busqué una solución improvisada e , incluso, chapucera. Con unos rulos como rodamientos y un bote de "la turmi" como rueda , añadí al carro de recogida una rueda trasera y plana para no tener que elevar el carro al desplazarlo entre los lineos. Para solo tener que empujarlo desde el comienzo hasta el final del lineo.
Uno de los momentos más dolorosos era ese en que estando en posición inclinada , que he llamado "posición alcayata", tenia que levantar el carro, apoyado sobre una rueda delantera y dos trípodes traseros, para desplazarlo hasta la siguiente mata de fruta sobre su rueda delantera.
¡Qué redundante dolor!
Para intentar salvar ese momento doloroso se me ocurrió lo de añadir la rueda trasera y plana al carro de recogida ;que de tener una rueda delantera pasaba a tener una delantera y otra trasera -experimento o experiencia que fundamenta este texto-. La experiencia fue satisfactoria hasta que la rueda improvisada, y trasera, cogió algo de barro y se salió de su sitio ;pero.. mientras duró la nueva rueda,la espalda me dolió mucho menos y cogí la fruta con más alegría, con más eficiencia.
¡Debió ser mi mundo emocional!
Abandoné la idea tras la experiencia y conservo "la rueda experimental" en mi estudio, taller u hogar dentro de mi hogar.La conservo en una estantería cercana a mi posición actual de estúpido escribiente.

Me quedé con las ganas de probar nuevos materiales, y duraderos, para mejorar la ergonomía del carro de recogida de fresas. Pero eso solo fue un proyecto más entre mis eternos proyectos. Esos que animan mi día a día. Esos que animan muchos de mis minutos de existencia. Esos que alimentan mi ilusión insatisfecha. Mi ilusión de chimpancé. 
Bendita animalidad la mía. Bendita animalidad que genera su propio sentido mediante sus proyectos e ilusiones. Bendito animal charlatán.

8 comentarios:

  1. En realidad, lo que hizo Carnardo fue intentar recoger las fresas con el cuatro latas. En el vídeo podemos ver el estado ruinoso en que quedó la huerta después de la incursión motorizada,... por no mencionar lo del atropello accidental del perro del guarda.

    ResponderEliminar
  2. a/a "Trufkaska"

    ¿Dónde estará el cuatro latas?

    Lo añoro.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Por detrás ni un pelo de gamba9/4/11 15:33

    "Uno de los momentos más dolorosos era ese en que estando en posición inclinada , que he llamado "posición alcayata"..."

    No sigas, no sigas. Nos lo imaginamos.

    ResponderEliminar
  4. Le cabe la caja de gambas y la de langostinos9/4/11 18:52

    "¡Qué redundante dolor!"

    A quien se le ocurre ponerse en "posición alcayata" delante de un burro en medio del campo.

    ResponderEliminar
  5. Yo ya sabía que Carnardo prefería la vía anal a la vía violenta, lo que no sabía era el motivo. Ahora ya lo sé.

    ResponderEliminar
  6. Carnardo cariño,...no hagas caso y se tu misma.

    ResponderEliminar
  7. "Me quedé con las ganas de probar nuevos materiales, y duraderos, para mejorar la ergonomía del carro de recogida de fresas...Esos que animan muchos de mis minutos de existencia".


    CREO QUE HE ENCONTRADO UN MODELO QUE CUADRA CON SU FILOSOFÍA Y MODO DE VIDA.

    ResponderEliminar
  8. Glu glu gl...14/4/11 16:10

    ZP en China "España es un poderoso transatlántico".

    En efecto: el Titanic.

    ResponderEliminar