2 de marzo de 2011

Lo siento; de nuevo una poesía Carenada.

Conforme el infortunio se acerca el malestar aumenta.
Engaño y destrucción.
Soberbia y ego.

Curiosos acontecimientos,
Curiosos hechos.
Curiosos avatares del futuro incierto,
Del dolor incierto.

Conforme el infortunio “inexplicable” nos ocupa
el malestar aumenta y nos posee.
¡No hay corazón!
el corazón ha muerto.
¡No hay solidaridad!
solo hay ego.

Desde el mundo árabe veo esperanza,
si hay democracia.
Desde el mundo español veo esperanza,
si superamos algo básico:
Si superamos el ego y la envidia...

Como eso es imposible
,porque muchos hombres de fe no han podido
pese a su esperanza,...
Como la esperanza se ha marchado por la puerta de la “razón”.
La razón del éxito y de la falsa superioridad
nos llevan hacia el vacío de la absurda cumbre.

Somos unos pobres bípedos.
Todos cagamos, todos vivimos, algunos pasan hambre y otros mueren
antes de su momento.
Sufrimiento.

Follar o no follar,
es parte de la cuestión.
Parte es cuestión de placer,
Es cuestión de ego.

Placer o no placer.
Ego o no ego.
Aspirando a ser Dioses,
cuando somos animales.

Abusar o no abusar,
también es parte de la cuestión.
Eso se llama dominio.

JAJAJA
Me río a carcajadas y me duele el ombligo.

Debe ser nuestro origen quien tiene la culpa
de tanto potencial perdido.
De tanto potencial desaprovechado
en nuestros rituales tribales
del pasado y del presente...

Auguro como chimpancé:

El pasado será igual que el futuro.
Un futuro de:
Éxito versus fracaso.
Al puro instinto, y estilo darwinista.

Pobres homínidos.
Pobres animales que lo saben
Y que no lo saben;
Que no saben que son animales;
animales con los otros.
Nuestro comportamiento lo dicta con nuestros hechos.

Lo dictaba ayer y lo dicta hoy.
Dominar o no dominar;
es la auténtica cuestión.

JAJAJA
Me río a carcajadas y me duele el ombligo.
Pobre chimpancé.

1 comentario: