30 de noviembre de 2010

Necesito la esperanza.



La vida se va y no sé porqué.
La vida se marcha, a veces.
Cada respiración, cada latido
Se la lleva lentamente.

La vida se marcha sola.
Ella, no pregunta.
La vida se va y no sé porqué
Y ocurre constantemente.

Por más que suceda el ciclo,
Continúo sin comprender.
Y cuando no comprendo…
Rezo.

Y cuando no puedo hacer algo,
Rezo también.

La vida se va; y no sé porqué.
Es un dolor que me supera;
y no me deja respirar.

¿Dónde esta la esperanza?

2 comentarios:

  1. "La vida se marcha, a veces."

    La vida se marcha siempre, a no ser que seas Conner McLeod o la Duquesa de Alba.

    Pero no te preocupes Carenado, aunque tengas más años que la hipoteca del Partenón, todavía te quedan muchas novelas que escribir (¡Dioss!).

    ResponderEliminar