1 de julio de 2010

El Diario de Medusa

Buenas Noches. Hoy quiero ser breve. Solamente deseo comunicar que ya está disponible un nuevo blog donde publicaré el diario de Medusa. En dicho blog respetaré su intimidad mediante seudónimos.

Quién no entienda la palabra “Medusa” en este blog puede conocerla visitando las etiquetas “Medusa” y leyendo los artículos relacionados con la palabra “Medusa”.

Reconozco que para algunos supone un exceso ético , o sea una decisión sin ética, que afecta a la vida de una persona que ya no trato y a la que le deseo lo mejor (aunque no lo parezca).
El objetivo de este nuevo blog, que comento aquí, es dar a conocer las vivencias de una mujer depresiva.

En este momento histórico, de tanto paro, la depresión va en aumento. Como testigo de mi tiempo (otros dirían de nuestro tiempo) utilizo el Diario de Medusa para presentaros una mujer llena de conflictos que solo busca su felicidad en el día a día. Una mujer que cuando sale de la depresión se "despendola" a costa de los cuernos de su esposo (entre otros excesos).
Esta historia no es nueva en absoluto. Se ha repetido miles, incluso millones, de veces en la historia de nuestra especie. Esta historia, narrada por la propia Medusa con mi colaboración económica, es un documento digno de ser conocido.

Aquí tenéis el enlace:

http://eldiariodemedusa.blogspot.com/

Posdata: saludo a mi amigo M que no compartía esta iniciativa. Lo siento por mí, desde ti, pero en los tiempos que vivimos es importante escribir sobre hipocresía cercana. Sobre hipocresía cercana y sus consecuencias psíquicas.

Gracias por tus consejos M; pero soy un Don Quijote que ha perdido el miedo a los molinos de viento.