30 de julio de 2010

El canario se marcha


Pepe, el canario, se está muriendo. Sé que es un simple pájaro pero, observad, como cantaba.

Ya no puede cantar con su ritmo, su cadencia ni su infancia.

Se ha quedado tuerto y cojo.

Pasa el tiempo sobre una pata mientras la otra le duele.

Se queja con las alas abiertas hacia el fondo , porque no sabe gritar.

Pepe sufre con sus alas de dolor, con sus alas abiertas al dolor; hacia el dolor anterior al final.

Sus dedos están llenos de arrugas y de yagas. Están torcidos.

Pepe se está marchando y dejará de cantar.

Pepe; un simple canario. Un animal.


Un día de estos estará en el fondo de su jaula.

Pepe se habrá ido. Habrá volado hacia afuera.

Pepe, pepe el pájaro.

Pepe, pepe el canario amarillo.

Que cantaba hacia el sol

Que cantaba como otros.

Pero , en mi caso,

En mi caso…

Solo escuché su canto.


Y ya escucho poco.