18 de abril de 2010

Un Quinto

Aunque no lleguen todos los artículos que quisiera a este espacio amarillo; desde hace semanas ulula en mi mente un porcentaje de proporcionalidad. Ronda en mi mente el concepto: veinte por ciento o 20 %. Y sobre el veinte por ciento voy ha escribir hoy mal que os pese. Como dice un compañero del curso de ofimática:

- Lo siento. Yo soy así.

Expresión que se acerca mucho a la que uso cuando hablo de mi mismo.

En este momento perdido de un porcentaje de mi vida, que no se cuanto durará, expreso los diferentes “quintos” que son significativos para mí. Cada uno, a su manera, significa algo en mi cerebro de 400 gramos (el peso estimado del cerebro de un chimpancé).

El primer quito:

“El Gobierno suprimirá un 20 % de los altos cargos”…Habrá que preguntarle ha dicho gobierno cuales son esos altos cargos y respecto a que concepto se aplica el porcentaje. Que las matemáticas son herramientas y como herramientas constituyen un útil que puede pelar una patata o destrozarla a cachitos.

¿Altos cargos del gobierno central?

¿Altos cargos de los asesores del gobierno central?

¿Altos cargos de cualquier miembro computable que pertenezca o asesore al gobierno central?

Me gusta lo del veinte por ciento pero, sinceramente…

¿Cuál es la porción de tarta sobre la que se va ha aplicar , realmente, el porcentaje?

El segundo quinto:

“El paro ronda el 20% de la población potencialmente laboral”. Tengo la sensación de que, incluyendo a los que estamos en formación, somos más de un quinto (-un quinto equivale a un 20%-). En mi caso me alegro bastante de recibir mi prestación por desempleo. Ayuda un montón ha que escriba, y haya escrito, estas estupideces -que hay muchas- y otras ocultas en alguna máquina de mi saturado taller. Las estupideces que podéis contemplar en este blog patatero son gracias al desempleo, si quiera muchas de ellas. Un entorno posible gracias al tiempo disponible. Gracias al tiempo que mis derechos , como antiguo trabajador, me han dado. Gracias a mi familia que me ha dejado a mi aire bastante tiempo abandonando su miedo por mi futuro y por mí.

Agradezco desde aquí que el estado, y mis derechos adquiridos, se haga cargo de hombres como yo. Gracias. En estas condiciones es difícil morirse de hambre y es más fácil realizar proyectos como Rosa.et (publicado después de quedarme en paro) , Ellas y Noé (terminado y registrado cuando me quedé en paro) o Esperpento (realizado mientras estaba en paro…)

Más fácil desde la mente de un cobarde. Ese cobarde soy yo. Ese cobarde que se considera un chimpancé que escribe para compadecerse de sí mismo y hablar con libertad.

Existe un quinto de la población que esta parada. De ese quinto, teórico, conozco a unos pocos que eran:

-soldadores.

-tolderos.

-administrativos/as.

-carretilleros.

-gestores.

-futbolistas

-psicopedagogos

-informáticos (titulados de alguna manera).

Personas con potencial que no pueden ejercer el derecho al trabajo que tienen establecido según la constitución , y según su cultura de “utilidad social” (muchos queremos sentirnos útiles ante nosotros mismos y ante los demás)

Desde este blog tengo muy claro que mis compañeros quieren trabajar pero no tienen donde hacerlo dignamente. Algunos han trabajado para pequeños empresarios y han caído con la crisis.

Muchos de ellos trabajaban subcontratados exclusivamente para corporaciones importantes que, sencillamente, dejaron de pagar cuando llegó el vencimiento de sus pagarés. Pequeñas empresas que cayeron cuando las grandes dejaron de darle su “leche materna”. Es chungo y demasiado frecuente, para muchas epymes, tener pocos pagadores que “le den su teta”. El pagador deja de pagar, porque no puede o quiere, y el pequeño cae como un cachorro no alimentado. El pequeño muere…La epyme muere al no ser alimentada. Es un cachorro frágil. Siento decir esto por lo que pueden suponer estas palabras para mi futuro laboral. Tengo miedo. Tengo miedo de escribir en libertad y expresar mis pensamientos chimpancipescos y manipulados por mi anarquía. Tengo miedo a perder más aún. Pavor. Pese a mi pavor escribo como un topo ciego. No veo nada mientras cabo mi agujero. Profundo y bonito agujero en la tierra, en el suelo.

El tercer quinto:

Este veinte por ciento es el más importante para mi ética, que no para mi ego, y se apoya en el porcentaje de la población mundial que está pasando hambre según los datos de que dispongo.

Si tomo la cifra de mil veinte millones (1.020.000.000) de pobres y la relaciono con 6.759.339.000 de humanos habitando el planeta. A cual de ellos más preciado y, a su vez, más ignorado. Más preciado por las personas que lo quieren, y más ignorado por las que no lo conocen- realidad patatera o perogrullada que se olvida permanentemente; por eso somos estúpidos como especie desde mi perspectiva “chimpancipesca”- .

Con los dos números indicados arriba obtengo un porcentaje de “hambre en el mundo” que ronda el 15.09 % de la población mundial en el año 2009 (origen de los datos).

Estos datos los he cogido prestados de estas direcciones( eligiendo el año 2009 como punto de análisis patatero):

http://www.fao.org/news/story/es/item/20568/icode/

http://es.wikipedia.org/wiki/Lista_de_países_por_población

Pero este porcentaje, que no me creo, coincide con una crisis , que si me creo, que se está dedicando a “poner las cosas en su sitio” ; o sea en el quinto antiguo. Una crisis que nos llevará, seguramente, a un incremento de la pobreza. Estoy seguro.

Observen, a continuación, cifras de hambre a finales del siglo pasado y a principios del presente, y bonito, siglo XXI:

ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/009/a0750s/a0750s06.pdf

En este documento la población con hambre en el mundo durante el trienio 1990/1992 rondaba el 20 % (¡Mi amigo el quinto!) y en el trienio 2001/2003 rondaba el 17 % de la población mundial.

Se han necesitado diecisiete años para que el hambre en el mundo bajase desde un 20 % de la población mundial, hasta un 15% por ciento de la población mundial.

¡Diecisiete años!

Y el asunto no está resulto. Me temo que el asunto no está resuelto y no va ha estar resuelto para volver a su quinto natural. Reafirmo mi argumento:

¡Somos tontos como especie!

Me encuentro mejor siendo un chimpancé y observando desde mi caverna el devenir de las estupideces.

¡Sois tontos como especie!

¿Sabéis el potencial creativo que suponen 6.759.339.000 personas?

No tenéis ni idea.

¿Sabéis el potencial creativo que suponen 1.020.000.000 personas?

No tenéis ni idea.

Va siendo hora de valorar las cosas en su justa medida. Esta es la medida:

¡Todos somos importantes!

Pero continuamos saltándonos los derechos humanos y pisoteándolos. Somos unos hipócritas como especie animal. Preferiría pertenecer a la especie de los cetáceos azules comedores de crill. Sería un “balleno” vacío que teclea ante el caos de los homínidos.

“Por definición, el concepto de derechos humanos es universal (para todos los seres humanos) e igualitario, así como incompatible con los sistemas basados en la superioridad de una casta, raza, pueblo, grupo o clase social determinados.3 Según la concepción iusnaturalista tradicional, son además atemporales e independientes de los contextos sociales e históricos.4 (Wikipedia)

Evidentemente esta expresión de “todos somos importantes” no es nada nuevo ni nada revolucionario. Es , sencillamente, más de lo que debería ser y no es. Por esta idea participé como cristiano dentro de la iglesia y por esta idea incumplida , y casi olvidada en la práctica, me salí de la iglesia encontrándome en mi cueva de agnosticismo y escepticismo. Sin fe estoy mejor. Me siento más libre aunque tengo más miedos. Uno de ellos es el miedo a la muerte que siempre llega.


El cuarto quinto:

En base a los datos disponibles en la red. Concretamente apoyándome en los datos de la tabla http://es.wikipedia.org/wiki/Lista_de_países_por_población puedo expresar que en el mundo la población china ronda un quinto del total de la población mundial.

¡Un quinto de la población mundial la constituyen nuestros amigos de China!

Me hace gracia que una de las protagonistas de Ellas y Noé , a la que aprecio un montón, sea de origen , precisamente, chino (Elena Rama –Shangai-).

Tengo amigos ,y conocidos, de diferentes orígenes raciales. La raza me importa un rábano y solo me atraen las personas sinceras con una mente interesante (a veces incluso caótica como la de Medusa). Solo me importan las experiencias que podamos compartir y el afecto que podamos darnos o recibir recíprocamente. Con eso tengo bastante y los problemas vienen solos. También soy un amante de la verdad y del idealismo; me parezco mucho a Don Quijote de la Mancha (esta percepción sobre mí tengo que agradecérsela a Oro Azul -personaje de Esperpento-).

Lo de arriba aparece para dejar claro que no tengo nada contra China ni contra los Chinos, por si a algún estúpido se le ocurre esa estúpida reflexión –V.L.R.-.

Si un tercio de la población es China y China está creciendo e incorporándose, a su manera, al mercado global internacional.

Si muchos de los chinos son sometidos a la censura para evitar dañar el estatus-quo actual de su nación (una nación sometida a una dictadura política). En el momento en que China sea mentalmente libre , si quiera políticamente, nos sorprenderá más aún como sus religiones (especialmente el budismo que está muy bien visto).

No he leído ataques dialécticos contra el budismo en ningún medio , incluso “el lama viajero” parece un hombre humilde y sencillo. Me recuerda a muchos de mis amigos Padres Blancos Misioneros de África.

Las dictaduras políticas e ideológicas frenan la creatividad , la libertad y atentan contra los derechos humanos establecidos, conjuntamente por muchas naciones, en el año 1948.

¡1948!

Desde este "chimpancipesco" blog pido que el pueblo Chino se libere de su mentalidad feudal de servidumbre de una manera pacífica. Liberación únicamente sometida al debate y a la discusión verbal o escrita de todas las ideas disponibles o existentes.

Librarse de esa mentalidad no es fácil. Yo mismo, como chimpancé tecleador, tengo miedo a los señores. Si alguno mueve la mano, alguna vez, seré aplastado como una cucaracha. Evidentemente porque estoy “abajo”. Un buen sitio de observación del absurdo.

¿Por qué es un buen sitio de observación del absurdo?

Porque “el arriba” es una irrealidad básicamente parásita mientras los 6.759.339.000 de personas no tengan sus necesidades cubiertas. Y cuando digo necesidades me refiero a que puedan comer, beber y adquirir conocimiento de su mundo y sus congéneres (también lo llaman aprender o conocer). De fornicar y de divertirnos se encargan la naturaleza y las costumbres; en eso no hay que intervenir si no respetar lo que ya tenemos. Si la naturaleza no fuese tan poderosa no estaríamos aquí. Si la naturaleza no fuese tan increíble, muchas generaciones posteriores a cualquier posguerra no habrían llegado. Pero la naturaleza, como me gusta decir, empuja.

La verdad es que seguiré siendo un chimpancé que quiere ir desnudo en verano. Bueno, si quiera, con un taparrabos que disimule mi puntual erección.

El quinto quinto:

Para concluir esta parrafada de hoy es necesario transcribir las palabras de otro autor que desconozco. Se trata de un trabalenguas que aprendí siendo niño y que viene al caso:

“Juan Quinto una vez en Pinto, contó de cuentos un ciento, y un chico dijo contento:

Cuanto cuento cuenta Quinto”.

Por cierto Pinto es un pueblo de Madrid en que vivió un tiempo la primera mujer que me gustó. Se llamaba ,y se llama , Adoración y , evidentemente, pasó de mí. Había otro “hombre” llamado Paco. De esto hace treinta años. Si quiera le vi las braguitas con su falda al aire y la cogí de la mano unos segundos.

Dori no fue mi musa porque yo no sabía escribir y ,evidentemente, había leído muy poco. De momento he mejorado algo con los años. Me gusta pensar eso auque mis palabras escritas sean caóticas o mal sonantes.

Un beso desde este blog para una mujer que es madre desde hace muchos años. Fue un placer Dori. Fue un placer adolescente el conocerte. Fuiste la primera vecina de la que me enamoré.Te deseé y te quise desde el silencio.

Atentamente Constantino Carenado. Un fracasado que está más allá del significado del éxito. Un fracasado que solo quiere vivir y compartir con los próximos y , evidentemente, las próximas. Un fracasado que olvidará su propia definición y su antagónico semántico. Que olvidará la palabra fracaso y la palabra éxito. No serán necesarias bajo ninguna coyuntura; simplemente escribiré hasta donde pueda y mientras me dejen. Letras y palabras hacia el vacío del viento. Adiós y adioses frecuentes. Holas.

6 comentarios:

  1. Fraccionario19/4/10 15:45

    Te ha faltado habalr del quinto pino y de Ale, que vive en Montequinto.

    ResponderEliminar
  2. Altos cargos a los que se les da otro altisimo cargo,sin embargo austed se le recorta y se le manda al paro.Porque no esta en la orbita politica de enchufanet,la banda ancha de las comunidades autonomas para altos cargos destituidos.

    ResponderEliminar
  3. Metanse a Misioneros de Africa Padre Blanco.Hay plazas disponibles y trabajo fijo de por vida.

    ResponderEliminar
  4. Organicense y convoquen una manifestacion.Rebelense contra el paro.

    ResponderEliminar
  5. Escandalizated20/4/10 14:57

    "Había otro “hombre” llamado Paco. De esto hace treinta años. Si quiera le vi las braguitas con su falda al aire y la cogí de la mano unos segundos. "

    Oh my...

    ResponderEliminar
  6. De la chueca a la meca20/4/10 22:53

    De lo cual entiendo que el "hombre" ahora será "hombra" (homenaje a Bibiana) y se llamará Paca.

    ResponderEliminar