8 de abril de 2010

Medusa

He decidido subir una foto de la auténtica Medusa que, pese a mi distanciamiento, sigue cruzándose en mi camino por la inevitable vecindad.

No me explico como sigue buscando sus flores blancas entre capullos. Aún me escuece que sea mentirosa e hipócrita con las personas a las que quiere. Me duele que sea una manipuladora que despliega sus alas sin ética. Me patea la entrepierna. Lo siento.

Por una parte me alegra haber roto con ella y, por otra, me entristece no poder fornicar más.

La vida es complicada y siempre se pierden cosas sin querer o queriendo. Siempre se pierden cosas en el camino.

Me gustaría estar nuevamente dentro de ella pero es imposible. Es extraño. Es raro. Es.

Para estar dentro de ella siempre hay otros. Desde hace tiempo ella tiene donde elegir y sabe hacerlo. Siento dolor con su goce. Se llama envidia y no celo. El celo se me pasó.

Constantino Carenado con una nueva urticaria pasajera.

Posdata: una curiosidad expresiva...La llamé Medusa porque me conquistó con la mirada. Me dejó de piedra muchas veces. Durante un tiempo infinito se empeño en que la mirase , más que mucho, directamente a los ojos. Inevitablemente me prendió en su caos. Su caos fue mi caos durante demasiado tiempo. Ahora el caos es suyo y de los que están cerca de ella. Pasado frontal terminado. Gracias por estar aquí ,y por dejarme ir dolorido. Pasado.

2 comentarios:

  1. Polla de Carenado9/4/10 16:11

    Cuidadin con las infecciones que me duelen.Elige bien el coño en que me metes.

    ResponderEliminar